Tag Archive Pesaj

PorMax Stroh Kaufman

Kasherizacion o Limpiando para Pesaj

KASHERIZACION O LIMPIANDO PARA PESAJ

En muy pronto tiempo llegara la fiesta de La pascua judía más conocida como Pesaj, y nuestros sabios nos han enseñado que tenemos que hacer muchas preparaciones para la celebración: hay que hacer un proceso de limpieza muy especial y particular, en toda la casa, para que entren los productos que van a ser utilizados: a este proceso lo vamos a llamar “kasherizacion” y es el poder transformar, todo lo que no es apto, en kasher, de acuerdo con la halaja.

La Torá (Bamidbar / Números 31:23) nos habla de un requerimiento, que es uno de los principios de la kasherizacion de los utensilios adquiridos, sea que provengan de un no Judío, o que se presume que se han utilizado con artículos no kosher (o que han absorbido sabor no kosher).

Allí nos dice: toda cosa que aguanta el fuego, la haréis pasar por el fuego y así quedará pura, con tal de que sea purificada con las aguas de purificación; y toda cosa que no se use en el fuego, la haréis pasar por agua.

Kol davar asher yavo vaesh taaviru vaesh vetaher aj bemei nida yitjata bejol asher lo yavó baesh taaviru bamáim.

Hay cuatro métodos básicos de kasherización a los cuales vamos a hacer una rápida revisión. El método prescrito depende del utensilio y de cómo se utiliza.

Hay que recordar, antes de todo, que, cualquier jametz que haya quedado en posesión de un judío durante Pesaj no debe ser usado, comido, comprado o vendido aun después de Pesaj

Tambien hay que recordar que la kasherización puede ser variable dependiente del origen del judío especialmente con algunos productos alimenticios que se conocen con el nombre hebreo de kitniot. La idea de prohibir este tipo de alimentos, es de origen Ashkenazi y data de alrededor del siglo 13 de la Era Comun, porque loa sefardíes y los  Judios Mizrahim, en su mayoría provenientes del norte de África y el Medio Oriente, por lo general, comen las legumbres y el arroz durante la Pascua.

Los procesos de Kasherizacion son:

Libún (quema)

Los utensilios que utilizados directamente en el fuego (por ejemplo, la rejilla de la parrilla de la barbacoa o grill) deben ser kasherizados colocándolos en el fuego. Este proceso tiene el efecto de quemar cualquier gusto que haya sido absorbido por estos elementos. Para calificar como un libún completo, de metal se debe calentar hasta que brille intensamente (rojo vivo). Un ciclo de autolimpieza del horno (a una temperatura aproximada de450ª C / 850 ° F) también se califica como libún. No hay necesidad de esperar 24 horas antes de libún, aunque a menudo se aconseja. No hay necesidad de fregar el utensilio antes de realizar Libún, ya que el fuego se quemará cualquier residuo, pero está recomendada una limpieza previa.

 

HAGALÁ (ebullición)

Cualquier tipo de utensilios que hayan sido utilizados para cocinar líquidos no kosher, pueden kasherizados con hagalá (en agua hirviendo). Para preparar el utensilio para hagalá, el utensilio debe, primero, limpiarse a fondo. Solamente los utensilios que pueden ser lavados limpios deben kasherizados. Los elementos que tienen grietas estrechas, grietas o rasguños profundos u otras áreas que no se pueden limpiar, no pueden ser kasherizados para la Pascua. Los siguientes, son ejemplos de elementos que no se pueden kasherizar para la Pascua: macetas con cuello, botellas de cuello estrecho, filtros, coladores, cuchillos (u otros utensilios) licuadoras, procesadores de alimentos donde la comida podría quedar atrapada entre la hoja y el mango. Después de la limpieza, los utensilios y luego se debe dejar en reposo durante 24 horas. Para kasherizar, cada una y todas las partes del utensilio deben estar en contacto con el agua hirviendo. Este proceso se puede hacer en partes. Por ejemplo, una cuchara grande se puede sumergir en una olla de agua hirviendo durante 10 segundos, darle la vuelta y luego de ello, dejar el resto sumergido. El implemento que debe ser utilizado para kasherizar mediante la ebullición, debe ser una olla que haya sido limpiada del jametz, y que no haya sido utilizada durante las últimas 24 horas. Una vez se retira el utensilio del agua hirviendo, debe enjuagarse en agua fría, para completar el proceso.

 

IRUY KLI RISHON (Agua hirviendo VERTIDA)

Si un utensilio ha sido puesto en contacto con el líquido caliente, sobre el cual ha sido vertido dicho líquido, esto es conocido como iruy, y por ello se considera que puede kasherizado de la misma manera. Si el utensilio se puso en contacto con los sólidos calientes de un elemento con o jametz, entonces uno debe kasherizar vertiendo agua hirviendo a través de lo que se conoce en hebreo como ében melubénet (piedra caliente), esto es, vertiendo agua sobre la piedra y permitiendo que el agua gotee sobre la superficie. Un ejemplo para esto sucede cuando, la pasta caliente cae en un lavabo o pileta: se deben calentar unas piedras sobre la estufa (si se logra que se tornen brillantes mejor), movilizarlas por todo el rededor de la superficie de la pileta mientras que el agua hirviendo es vertida sobre ellos. De esta manera, el agua permanecerá en ebullición en la superficie del lavabo. Las piedras pueden necesitar ser recalentadas varias veces, ya que se enfrían rápidamente. En todos los demás aspectos, el proceso es idéntico al hagalá.

Libún KAL (Quema rápida)

En ciertos casos, el Libun kal es el método que puede considerarse como único y suficiente. Esto se puede lograr mediante el calentamiento de algún utensilio, en un horno a una temperatura de 280ºC / 550 ° F durante una hora. Este método de kasherización, puede ser utilizado en lugar de la hagalá. Se utiliza también cuando la necesidad de libún es sólo una rigurosidad añadida.

NO TODOS LOS MATERIALES PUEDEN ser kasherizados. La cerámica, la cerámica vitrificada que en algunos lugares se conoce como China, ollas de esmalte recubierto, entre otros, no puede ser casherizados. Es la costumbre de askenazíes no kasherizar los utensilios de vidrio. Algunos poskim no permiten kasherizar elementos plásticos ni otros materiales sintéticos para la Pascua, sin embargo, la opinión de los rabinos de la Orthodox Union, es que pueden ser kasherizados, si es necesario. Como regla general, los materiales, como el metal, la madera, la piedra, el caucho natural y la tela pueden ser kasherizados; sin embargo, si se cuenta con un rabino local, es mejor preguntarle su opinión al respecto.

Pesaj es una fiesta de libertad: material y espiritual, es por ello que damos una recomendación muy personal: Utilice este proceso de la limpieza,  como un mecanismo también para una limpieza espiritual. Piense o imagine que, mientras frota la nevera o limpia un cajón, está liberando su mente de la suciedad y el exceso, de las malas tendencias, la mezquindad, la ira, los celos, etc. Póngase a equilibrar el hecho que dejar esos rincones, que estaban sucios y que usted no lo creía, y como se puede sentir usted cuando ha vaciado todos esos rincones de su mente, también, tan llenos de basura. Deje que esa limpieza le inspire a llenar su mente con sabiduría, y su horario con buenas obras. Si usted no es una persona tan espiritual, haga el ejercicio mental y piense que usted es un esclavo, en Egipto, y lo maravilloso que sería ver la redención que el Todopoderoso le puede brindar al liberarlo.

Y desde el punto de vista de salud, para usted y su familia, tenga en cuenta los siguientes aspectos:

1.- Nunca mezcle productos de limpieza diferentes entre sí (blanqueadores especialmente ácidos con las alcalinos).

2.- Nunca guarde los productos químicos en botellas de refrescos u otros recipientes de almacenamiento que sean familiares para los niños. Y nunca deje un balde de agua cerca de los niños más pequeños quienes se pueden ahogar en unos pocos centímetros de agua.

3.- Los limpiadores de hornos, detergentes, jabones en polvo y líquidos, y otros materiales de limpieza suelen ser tóxicos.

4.- Recuerde que todos somos responsables por la salud y el bienestar de nuestro ambiente, por lo tanto, los frascos de los detergentes deben ser adecuadamente desechados, para su optimo reciclaje y para evitar los daños al ecosistema con los residuos que quedan acumulados.

Elaborado por 321judaismo.com

Puede ser distribuido libremente por cualquier medio físico y electrónico pero recuerde citar la fuente.

03 de Abril de 2014 – 03 de Nisan de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Pesaj y la libertad personal

Pesaj  y la libertad individual

Enseñanza del Rabino jasídico M. M. Schneerson

24 de Marzo de 2013 – 13 de Nisan de 5773

 

Pesaj, como festividad, nos está recordando que en cada uno de nosotros hay un Egipto (Mitzraim), un faraón, un Moisés (Moshé), y una  Libertad en la Tierra Prometida.

Y en cada momento de nuestras vidas, tener esto, nos representa una oportunidad para vivir otro éxodo, otra experiencia.

Egipto (Mitzraim) es un lugar que te encadena, te aprisiona  a lo que eres, lo que te limita y te impide el crecimiento personal y espiritual y te impide también el cambio.

Más aún, el faraón está representado por esa pequeña (o gran) voz interior que se burla de la táctica que tienes o que utilizas para escapar, diciendo:

“¿Cómo podrías tu, intentar ser hoy algo que no estabas, y ni eras capaz  de hacerlo ayer? (Pregunta el faraón).

¿No eres acaso lo suficientemente bueno tal como eres?

¿Acaso es que no sabes o no te has percatado de quién eres? ” (Insiste preguntando nuevamente el Faraón)

La respuesta que nos damos, a nosotros mismos, en este diálogo, es:

Moisés (Moshé) es el libertador; entonces, es el equivalente a una fuerza infinita,  fuerza que está muy adentro de nosotros; una unidad impetuosa y todopoderosa que nos permite salir, con esa gran luz, de característica ilimitadas e indescriptibles, que nos llena, y nos sobreabunda, lo que equivale a decir que es todo lo que necesitamos.

Jag Pesaj Sameaj – En conclusión, esperamos que esta fiesta sea finalmente aquella fiesta de la redención y de la libertad individual y de cada uno de los miembros del Pueblo de Israel.

Amén

Recopilado, traducido y adaptado para enseñanza el 03 de abril de 2015, 14 de Nisan de 5775

 

PorMax Stroh Kaufman

Lag BaOmer 5772

Preguntas y respuestas sobre Sefirat HaOmer

Continuamos con nuestra serie a través de preguntas y respuestas para que nos ayuden a entender este proceso, que es y cómo se debe hacer, de acuerdo con la halajá judía.

 

1. ¿Donde encontramos la indicación de hacer la cuenta del Omer?

Está escrito en la Torá (Vayikrá:  23:15-16)

“Y contaréis siete semanas completas desde el día que trajisteis el Omer de la ofrenda alzada”. “Al cumplirse cincuenta días, ó sea al día siguiente del plazo de siete semanas, ofreceréis una nueva oblación al Eterno”.

Por lo tanto, es una Mitzv de la Torá contar el Omer a partir de la noche del 16 de Nisán durante siete semanas.

2. ¿Alguien más apoya el establecimiento de la cuenta?

Según la mayoría de las opiniones incluyendo al Shulján Aruj, el Sefirat HaOmer es una Mitzvá establecida por los Jajamim en recuerdo de la época en que el Bet Hamikdash estaba en pie.

3. ¿Es la cuenta del Omer una Mitzvá?

El sólo hecho de que lo encontremos en la Torá, como “una orden”, para la mayoría de los criterios, esto ya es una mitzvá; sin embargo, existe una diferencia de criterio entre los Jajamim acerca de si los cuarenta y nueve (49) días que componen la Sefirá son una Mitzvá completa que se divide en cuarenta y nueve (49) días ó si cada noche que se cuenta el Omer es una Mitzvá individual.

Hay varias diferencias en la Halajá a partir de dos opiniones.

La primera dice que, si se considera que la Mitzvá de Sefirat HaOmer es una unidad, quien se haya olvidado en contar en una de las noches y se percató de ello a la noche siguiente, no podrá seguir cumpliendo con la Mitzvá ya que le falta una parte que no puede reponer.

Pero si contar cada noche es una Mitzvá individual, podrá seguir contando aún si se olvidó de hacerlo en una ó más noches.

Sin embargo, la opinión de muchos es que, aquel que no contó una noche (en caso que no haya contado durante el día), ese año no podrá seguir contando el Omer recitando la Berajá.

4. ¿Qué pasa si yo asisto todos los días a la sinagoga para escuchar la cuenta del Omer? ¿Sigue siendo una mitzvá?

Nos enseñan nuestros sabios que la Mitzvá consiste en que cada uno cuente personalmente el día del Omer. Pero aquel que escuchó del Jazán la Berajá y la Sefirá, debe tener en cuenta dos cosas: la primera, que el Jazán lo incluya a él en su Berajá y la segunda, que él mismo se incluya en la Berajá del Jazán; de estas dos formas, cumple con la Mitzvá.

5. No sé leer hebreo, ¿puedo solamente hacer la cuenta mentalmente?

Nos enseñan nuestros sabios que se debe verbalizar la Sefirá.  Pensarla ni escribirla, hacen que se cumpla con la Mitzvá.

 

6. ¿Hay otra indicación general acerca de la mitzvá de la Cuenta del Omer?

Nuestros sabios nos enseñan que, por mérito de esta Mitzvá, Abraham Abinu pudo recibir para sí y su descendencia la Tierra de Israel.

Además, en el Zohar también está escrita la importancia de esta Mitzvá.

Por lo tanto, más que cualquier día del año, durante las noches en que se cuenta el Omer es fundamental recitar la Tefilá de Arvit con Minián para no olvidar esta preciada Mitzvá.

7. Como toda mitzvá, ¿quiénes están exentos de cumplir con ella?

Las mujeres están exentas de la Mitzvá de Sefirat HaOmer. Esto se debe a que tiene un tiempo fijo para cumplirse y la regla general es que las mujeres no están obligadas a realizar las Mitzvot Asé (de acción) que poseen un tiempo estipulado para cumplirse.

Pero si desean contar el Omer lo pueden hacer siempre y cuando no digan la Berajá.

Y aún según la tradición Ashkenazí que las mujeres recitan las Berajot incluso por las Mitzvot afectadas por el tiempo, al ser que muchos son los sabios que opinan que no se debe recitar la Berajá es preferible, no recitar la Berajá por la Mitzvá del Omer.

8. ¿Alguien más?

Un joven que cumplió el Bar Mitzvá en los días de Sefirat HaOmer no podrá llevar la cuenta desde el día de su Bar Mitzvá recitando la Berajá, ya que antes de aquel día estaba exento de la Sefirá; por lo tanto a partir de allí deberá contar el Omer sin recitar la Berajá.

Es preferible que escuche la Berajá del Jazán y conteste Amén y luego él cuente el Omer.

9. ¿Quién más lo tiene prohibido o restringido?

Un converso, que se convirtió dentro de los días de Sefirat HaOmer , ese año no podrá contar los días restantes del Omer con Berajá, aún si se convirtió el segundo (2º) día de la Sefirá, e incluso si contó el Omer antes de convertirse.

10. ¿Y qué pasa con alguien que está de luto?

Una persona que está de luto por el fallecimiento de un ser querido también tiene que cumplir con la Mitzvá de contar el Omer .

Pero el Onén (la persona que se encuentra de luto debido a que falleció un ser querido que todavía no está enterrado) no debe contar el Omer; si no que debe esperar hasta que entierren al ser querido y luego contar el Omer.

Sin embargo, en estos tiempos donde la Jebrá Kadishá se ocupa de todo el proceso del entierro, el Onén podrá contar el Omer a la noche, sin Berajá, aún antes del entierro.

11. ¿En qué momento se debe realizar la cuenta del Omer?

El momento de realizar la Sefirat HaOmer es todas las noches a partir del 16 de Nisán (es decir, la noche en que finaliza el primer día de Pésaj) durante siete semanas, hasta la noche del 5 de Siván inclusive, que es víspera de Shavuot.

Es preferible cumplir con la Mitzvá de Sefirat HaOmer a penas salen las estrellas.

Y aún los que en Motzaei Shabat acostumbran a esperar setenta y dos (72) minutos a partir de la puesta del sol para finalizar el Shabat (siguiendo la opinión de Rabenu Tam), con respecto a Sefirat HaOmer no deben esperar ese tiempo.

Si la persona no contó el Omer al salir las estrellas, puede hacerlo durante toda la noche hasta el alba.

12. El horario parece ser muy estricto ¿Y si lo hago antes, pasa algo?

Si no contó el Omer hasta antes del alba, no deberá recitar la Berajá ese día después del alba. Lo que podrá hacer es contar el Omer sin recitar la Berajá, y en las noches subsiguientes sí recitará la Berajá por la Sefirá.

13.  ¿Y qué pasa cuando uno está en la sinagoga?

Si en el Bet Hakneset se terminó de recitar la Tefilá de Arvit luego de la puesta del sol pero antes de la salida de las estrellas, probablemente la gente no se quede hasta la salida de las estrellas y podría ocurrir que algunos se olviden de recitar el Omer esa noche.

En este caso se podrá contar el Omer recitando la Berajá a penas tenga lugar la puesta del sol.

Pero de ninguna manera se podrá hacerlo antes de la puesta del sol, aún si en vísperas de Shabat se recitó Arvit antes de la puesta del sol.

Si por equivocación contó el Omer antes de la puesta del sol, aún faltando pocos minutos para la misma, no cumplió con la Mitzvá y debe volver a contar el Omer a la noche recitando la Berajá.

14. Estando en la sinagoga, ¿existe un orden especial para la cuenta del Omer?

Se debe seguir el siguiente orden: primero recitar la Tefilá de Arvit y luego contar el Omer; ya que la Tefilá de Arvit es una Mitzvá más frecuente y la regla general es que siempre se antepone la Mitzvá frecuente a la que no lo es. Además, en la Tefilá de Arvit se recita el Shemá, que es una Mitzvá de la Torá.

15. ¿Se requiere de un Minyán para la Cuenta del Omer?

Es importante que se haga en una sinagoga y por consiguiente que haya un minyan, donde cada uno haga su cuenta individual, pero esbueno que la persona que recita Arvit sin Minián coloque alguna señal para acordarse de contar el Omer luego de la Tefilá de Arvit.

16. ¿Qué se hace en Motzaé Shabat?

En Motzae Shabat se debe recitar Sefirat HaOmer antes de decir la Havdalá. Así también, al finalizar el séptimo día de Pésaj se debe anteponer Sefirat HaOmer a la Havdalá.

A pesar de que según la regla mencionada en el punto anterior se debería recitar la Havdalá. antes de la Sefirá (ya que es una Mitzvá semanal), se dice primero la Sefirá con el motivo de atrasar lo máximo posible la finalización del Shabat.

17. ¿Hay otra oración que se diga después de la Cuenta del Omer?

Se acostumbra recitar Sefirat HaOmer antes de Birkat Halebaná (la bendición a la luna), excepto que esté nublado y se tema no poder recitar Birkat Halebaná luego de Sefirat HaOmer

18. ¿Se puede comer antes de la Cuenta del Omer?

Está prohibido comer ó dormir media (1/2) hora antes del momento en que se debe contar el Omer(media (1/2) hora antes de la salida de las estrellas). Además, es bueno no comer ni dormir media (1/2) hora antes de la puesta del sol.

19. ¿Qué está prohibido comer?

La prohibición de comer antes de Sefirat HaOmer es únicamente cuando se come más de cincuenta y seis (56) gramos de pan, masitas, galletitas, tortas, etc.

Pero se pueden ingerir frutas y verduras antes de la Sefirá, aún en una medida mayor a los cincuenta y seis gramos. Así mismo, se pueden comer carnes, aves, pescados u otros alimentos y tomar café, té, leche y cualquier otra bebida antes de laSefirá.

También se podrán comer pan, masitas, galletitas, tortas, etc., siempre y cuando la cantidad sea menor a los cincuenta y seis gramos.

20. ¿Puedo comer si le encargué a otra persona que haga la Cuenta del Omer por mí?

Si le pidió a otra persona que le recuerde contar elOmer, tiene permitido comer aún más de cincuenta y seis (56) gramos de pan antes de la Sefirá. Pero aún así, la conducta óptima sería no ingerir ningún alimento antes de contar el Omer.

21. ¿Y si comencé a comer mucho antes del tiempo recomendado para iniciar la cuenta del Omer, qué pasa?

Si empezó a comer antes de la media hora del momento de la Sefirá, al llegar el momento de laSefirá podrá continuar con su comida ya que comenzó en un momento permitido y deberá contar el Omerluego de finalizar la comida.

Pero si comenzó en un momento prohibido (es decir, dentro de la media hora antes de la salida de las estrellas) deberá interrumpir su comida, contar el Omer y luego continuar.

De todas maneras, hay quienes permiten que finalice su comida y luego cuente el Omer.

22. ¿Puedo trabajar antes de iniciar la Cuenta del Omer?

No se debe iniciar ningún trabajo dentro de la media (1/2) hora antes del tiempo de la Sefirá, así como no se puede comenzar una comida. Hay quienes acostumbran a no trabajar en todas las noches que se recita Sefirat HaOmer.

23. ¿Cómo nos enseñaron que debemos hacer la cuenta del Omer?

El Omer se debe contar de pie, y esto lo aprendieron nuestros sabios del versículo de la Torá que narra la Mitzvá.

No está permitido apoyarse en el momento de la Sefirá en una mesa u otro elemento que si fuera removido la persona se caería.

24. ¿Hay algún problema si lo hago sentado?

Si contó el Omer sentado, aunque no es lo que corresponde, se considera que cumplió con la Mitzvá. Un hombre anciano ó enfermo al que le cuesta estar parado, podrá contar el Omer sentado.

 

25. ¿Pueden variar las costumbres de cuándo se realiza la Cuenta del Omer durante los rezos en las sinagogas?

La costumbre en Ierushaláim es contar el Omer luego de finalizar Aléinu Leshabéaj en Arvit; y así también acostumbran la mayoría de las comunidades Sefaradim.

Pero gran parte de las comunidades Ashkenazim cuentan el Omer luego de Kadish Titkabal, antes de Aléinu Leshaéeaj. Cada lugar debe seguir su costumbre.

26. ¿Hay alguna bendición antes de iniciara la cuenta del Omer?

Antes de contar el Omer se debe recitar la Berajá” Baruj Atá… Asher Kideshanu Vemitzvotav ve Tzivánu al Sefirat HaOmer“.

27. ¿Y si no hice ninguna bendición previa?

Si contó el Omer sin recitar la Berajá previa, cumplió con la Mitzvá; pero ya no podrá decir la Berajá esa misma noche ya que la Mitzvá se da por cumplida.

28. ¿En cualquier lugar puedo hacer la cuenta del Omer?

Aquel que se encuentra en un lugar que no está limpio (por ejemplo un baño) no debe contar el Omer allí.

Pero si por alguna circunstancia él sabe que va a permanecer toda la noche en ese lugar, que cuente el Omer sin recitar la Berajá.

29. Por ser el primer día, ¿Puedo hacer la bendición del Shejeiánu?

No se dice la Berajá de Shejeianu sobre la Mitzvá de Sefirat HaOmer.

30. ¿Obligatoriamente tengo que saber qué día voy a contar?

Antes de recitar la Berajá debe saber qué día va a contar esa noche.

Pero de todos modos, si en el momento de la Berajá no sabía qué día iba a contar, ó si por equivocación, en el momento de la Berajá pensó que era otro día y al finalizar su Berajá se dio cuenta de cuál era el día exacto, que lo cuente sin repetir la Berajá.

31. ¿Existe alguna condición de silencio entre las bendiciones y la Cuenta del Omer?

No se puede hablar entre la Berajá y la cuenta del Omer. Y si habló de un tema que no tiene que ver con la Sefirá, debe volver a recitar la Berajá. Pero si se demoró en silencio entre la Berajá y la Sefirá, no deberá volver a recitar la Berajá.

32. ¿Cómo se cuenta el Omer?

El primer (1º) día se dice “Haiom Ejad La Omer” (Hoy es el primer día del Omer).

Y así sucesivamente hasta llegar al séptimo (7º) día, en el que dice “Haiom Shivá Iamim LaOmer SheHem Shavúa Ejad” (Hoy es siete del Omer, que es una semana).

Es decir, se cuentan los días y las semanas.

33. ¿Puedo hacer la cuenta del Omer en cualquier idioma?

La persona puede contar el Omer en cualquier idioma, siempre y cuando lo entienda.

Hay quienes dicen que si cuenta el Omer en hebreo tiene que entender lo que está diciendo, y otros opinan que si cuenta el Omer en hebreo aunque no comprenda lo que dice, cumplió con la Mitzvá.

Pero la Halajá es que si contó el Omer en hebreo y no comprendió lo que dijo, deberá contarlo en un idioma que entienda, sin recitar la Berajá.

34. ¿Puedo hacer la cuenta en voz alta?

Con el objetivo de que la gente sepa qué día debe contar, se acostumbra que el Jazán diga la Berajá y la Sefirá en voz alta y luego el público las repita.

Si se está ante la presencia de un Rabino ó un hombre estudioso de la Torá, se acostumbra a invitarlo a recitar la Berajá en lugar del Jazán.

35. ¿Qué debo contestarle al jazán después de la berajá?

Cuando el Jazán dice la Berajá, el público contesta “Baruj Hu UBaruj Shemó”.

Esto se debe a que la gente no piensa en incluirse en la misma, sino que la recitará después.

Por otro lado, cuando uno escuchaBerajot por parte de otra persona con la intención de incluirse, no debe decir “Baruj Hu UBaruj Shemó”.

36. ¿Y qué contesto después de la cuenta del Omer?

Luego de contar el Omer se acostumbra decir: “Harajamán Hu Iajazir Abodat Beit Hamikdash Limkomá Bimerá Beiamenu”. Y luego se dice “Lamnatzéaj Binguinót Mizmor Shir … Y Ana Bejoaj”.


37. ¿Qué sucede si llevo la cuenta equivocadamente?

Si se olvidó de contar el Omer a la noche y se percató de ello al día siguiente a la mañana, deberá contar el Omer sin recitar la Berajá (en el día) y a partir de la noche siguiente puede continuar contando el Omer con Berajá.

38. Y si la cuenta está mal hecha, ¿Puedo seguir haciendo la bendición?

La persona que se equivocó y contó mal un día, y se dio cuenta de su error al día siguiente, deberá contar el Omer durante el día sin Berajá y en las noches siguientes podrá continuar contando con Berajá.

Así también la persona que duda si a la noche mencionó el número correcto del día y contó correctamente durante el día, podrá continuar contando el Omer con Berajá durante las próximas noches.
Pero si la persona se equivocó en la cuenta de los días, contando un día diferente, y se percató de su error en la noche posterior, no podrá decir el Omer con Berajá y deberá continuar contando las noches restantes sin Berajá.

39. ¿Puedo hacer la cuenta del Omer en otro momento del día, con tal de que no pierda la cuenta?

Hay quienes acostumbran a contar el Omer todas las mañanas en el Beit Haknéset después de Tefilat Shajarit, ya que si alguna persona no contó el Omer a la noche, lo podrá hacer durante el día (pero sin recitar la Berajá, ya que esta sólo se dice por la noche).

Aquella persona podrá continuar diciendo el Omer con Berajá las noches siguientes.
Esta es una costumbre (minhag) que se estableció en las comunidades Sefaradí y se debe continuar respetándola.

40. ¿Existen algunas condiciones en las que me equivoque y pueda corregir la Cuenta del Omer?

  • El que se olvidó y no contó el Omer a la noche y se dio cuenta de ello al día siguiente luego de la puesta del sol pero antes de la salida de las estrellas, deberá contar inmediatamente el Omer de la noche anterior sin decir la Berajá; y luego de la salida de las estrellas contará el Omer perteneciente a esa noche recitando la Berajá. Es bueno que en este caso, en las noches restantes, ponga un especial hincapié en contar elOmer únicamente luego de la salida de las estrellas.
  • Si no contó el Omer el día jueves a la noche y se dio cuenta de ello el viernes a la tarde antes de la puesta del sol, pero luego de haber recibido sobre sí el Shabat y recitado la Tefilá de Arvit aún siendo de día, podrá contar el Omer de la noche anterior en ese momento, sin recitar la Berajá, y luego de la salida de las estrellas contará el Omer correspondiente a esa noche.En lo mencionado en los puntos anteriores no hay diferencia si la persona no contó el Omer por olvido, por un percance ó a propósito. De todas maneras, si cuenta el Omer al día siguiente durante el día sin Berajá, podrá continuar contando las noches siguientes con Berajá. Pero si se acordó a la noche siguiente, ya desde esa noche no podrá contar más el Omer con Berajá.
  • Si en el momento de recitar la Berajá no sabía exactamente qué día de la Sefirá era, ó si pensó que era otro día y al finalizar la Berajá se percató de su error, que cuente correctamente el Omer en ese momento sin repetir la Berajá.
    Sin embargo, si ya contó el día equivocadamente y luego se dio cuenta, si fue inmediatamente dentro del tiempo que lleva decir “Shalom Aleja Rabí”, deberá mencionar el día correcto sin recitar la Berajá previamente. Y si se dio cuenta después de este tiempo, deberá repetir la Berajá y mencionar el día exacto.
  • Si una noche duda acerca de si contó la noche anterior, ó no está seguro de haber mencionado el día correcto la noche anterior (y durante el día no contó el Omer), podrá continuar contando el Omer con Berajá.
  •  Aquel que a la noche está seguro de no haber contado la noche anterior, pero duda si contó durante el día ó no; o en caso de estar seguro de que contó durante el día pero no sabe si contó el número exacto, podrá continuar contando el Omer con Berajá todas las noches.
  • Si a altas horas de la noche le surgió la duda de si contó al principio de esa noche con Berajá ó no, deberá contar el Omer sin recitar la Berajá; y en las noches siguientes podrá seguir contando el Omer con Berajá.
  • Si contó correctamente los días del Omer pero se equivocó en la cuenta de las semanas, por ejemplo si dijo “hoy es cuarenta del Omer, que son cinco semanas y seis días”, en vez de decir “cinco semanas y cinco días”; ó dijo “hoy es veinticinco del Omer, que son cinco semanas y cuatro días”, en vez de decir que son “tres semanas y cuatro días”, cumplió con la Mitzvá. Pero si se percató de su error en esa misma noche, que vuelva a contar el Omer correctamente sin recitar la Berajá.
  • Así también, si se percató al día siguiente, que vuelva a contar el Omer sin Berajá mencionando correctamente los días y las semanas.
  • Si contó correctamente los días pero se equivocó al finalizar una semana, por ejemplo a los siete días de la Sefirá dijo “siete días, que son una semana y un día”, ó a los catorce días dijo “que son una semana y seis días”, en vez de decir “dos semanas”, hay una diferencia de criterio entre los sabios acerca de si cumplió con la Mitzvá ó no. Si se percató de su error en esa misma noche, deberá contar el Omer correctamente sin recitar la Berajá. Así mismo, si se dio cuenta al día siguiente, deberá contar el Omer sin Berajá. Y aún habiéndose dado cuenta de esto a la noche siguiente, podrá contar el Omer en los días restantes con Berajá.
  • Si contó correctamente las semanas pero se equivocó en la cuenta de los días, por ejemplo si en el día octavo dijo “hoy es nueve de Omer, que son una semana y un día”; ó si en el día veinte de Omer dijo “hoy es veintiuno del Omer, que son dos semanas y seis días”, también la Mitzvá se da por cumplida. De todas maneras, si se percató del error esa misma noche, deberá contar el Omer correctamente sin recitar la Berajá. Así también, si se acordó de ello durante el transcurso del día siguiente, deberá contar el Omer sin recitar la Berajá. En caso de haberse dado cuenta de la equivocación a la noche siguiente, podrá continuar contando el Omer con Berajá.
  • Si se equivocó al fin de una semana y contó correctamente las semanas pero no los días, por ejemplo el día séptimo dijo “hoy es seis días del Omer, que es unasemana”, ó en el día catorce dijo “Hoy es trece de Omer, que son dos semanas”, también en esto hay una diferencia de criterios entre los Jajamim. Por lo tanto, si se dio cuenta esa misma noche, que cuente el día exacto sin recitar la Berajá. Así mismo, si se percató al día siguiente, que cuente el número correcto sin recitar laBerajá. En caso de haberse dado cuenta de la equivocación a la noche siguiente, podrá continuar contando el Omer con Berajá.
  • En todo lo indicado en los últimos puntos no hay diferencia si se equivocó en la cuenta de los días ó de las semanas, ó si dijo nada más los días ó nada más las semanas, ya que mencionó una parte correctamente. Y lo que mencionó equivocadamente, se considera como si no lo hubiera dicho.
  • El que a la noche no está seguro de qué día tiene que contar el Omer, por ejemplo si no sabe si es el treinta (30) ó treinta y uno (31), y no tiene manera de averiguarlo, deberá mencionar ambas opciones, treinta (30) y treinta y uno (31) pero sin decir la Berajá.
  • En todos los casos mencionados anteriormente que la persona no podrá seguir contando con Berajá (por ejemplo si salteó una noche y se acordó a la noche siguiente, ó un niño que hizo Bar Mitzvá en los días de la Sefirá), es bueno que escuche la Berajá dicha por otra persona y piense en incluirse en la misma, le pida a aquella persona que piense también por él y luego de decir Amén en la conclusión de la Berajá, que cuente él mismo el Omer.

Articulo terminado de redactar el 05 de mayo de 2012 – 13 de IYar del 5772

321judaismo.com  PERMITE LA LIBRE DISTRIBUCIÓN DE ESTE ARTÍCULO, POR CUALQUIER MEDIO FÍSICO Y/O ELECTRÓNICO, BAJO LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1.- NO DEBE SER UTILIZADO CON FINES LUCRATIVOS

2.- NO DEBE SER DESTRUIDO SI SE DAÑA EL MATERIAL, SINO ENETRRADO

3.- NO DEBE MODIFICARSE SU CONTENIDO PUESTO QUE LLEVA PALABRA QUE MERECE EL DEBIDO RESPETO POR SALIR DE LA FUENTE DEL TANAJ Y SUS LIBROS COMPLENTARIOS.

4.- EN CUALQUIER DISTRIBUCION QUE SE LE REALICE, SE DEBE CITAR SU FUENTE.

 

PorMax Stroh Kaufman

Sefirat HaOmer dia diez

Sefirát HaOmer

Hoy es diez días, que son una semana y tres días del Omer.                     

Tiféret ShebeGevurá                    

 

BARÚJ ATÁ ADONÁI, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, ASHÉR KIDESHÁNU BEMITZVOTÁV, VETZIVÁNU AL SEFIRÁT HAÓMER.

Bendito eres Tú, Adonai, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos, y nos ha ordenado lo concerniente a la cuenta del Omer.

Comience desde aquí si está contando durante el día, o si no ha contado todos los días desde el comienzo de la cuenta de este año:

Hoy es diez días, que son una semana y tres días del Omer.

Que el Misericordioso restaure el Beit HaMikdash a su sitio, rápidamente nuestros días; Amén, séla.

Para el director del coro; un canto con música instrumental; un Salmo.

El Eterno tenga gracia con nosotros y nos bendiga, que haga resplandecer Su semblante sobre nosotros para siempre; para que sea conocido Tu camino en la tierra,

Tu salvación entre todas las naciones. Las naciones Te alabarán, Adonai, todas las naciones Te alabarán.

Las naciones Se alegrarán y cantarán jubilosamente, pues Tú juzgarás a los pueblos con justicia y guiarás a las naciones de la tierra para siempre.

Los pueblos Te alabarán, Señor; todos los pueblos Te alabarán, pues la tierra habrá rendido su fruto, y El Eterno, nuestro Señor, nos bendecirá. Adonai nos bendecirá; y todos, desde los más remotos rincones de la tierra, Le temerán.

Te imploramos, con el gran poder de Tu diestra, que liberes al cautivo.

Acepta la plegaria de Tu pueblo; fortalécenos, purifícanos, reverenciado.

Poderoso, Te imploramos, guarda como la niña del ojo a aquéllos que procuran Tu Unicidad. Bendícelos, purifícalos; concédeles por siempre Tu misericordiosa rectitud. Poderoso, Santo, en Tu abundante bondad, guía a Tu congregación.

Único y Soberbio, vuélvete hacia Tu pueblo que recuerda Tu santidad. Acepta nuestra súplica y escucha nuestro clamor, Tú que conoces los pensamientos secretos.

Bendito sea el nombre de la gloria de Su reino por siempre jamás.

Amo del universo,

Tú nos has ordenado por medio de Moshé, Tu servidor, contar Sefirat HaOmer, a fin de purificarnos de nuestra iniquidad e impureza. Tal como has escrito en tu Torá: “Contaréis para vosotros desde el día siguiente al día de descanso, desde el día en que traéis el Omer como ofrenda mecida; [la cuenta será] siete semanas completas.

Hasta el día posterior a la séptima semana contaréis cincuenta días”, a fin de que las almas de Tu pueblo Israel sean purificadas de impureza.

Por consiguiente, sea Tu voluntad, Adonai nuestro y de nuestros padres, que en mérito del Sefirat HaOmer que conté hoy Tiferet ShebeGevurá, sea rectificado el daño que he causado en la sefira, y que yo sea purificado y santificado con la santidad suprema.

Que de este modo se conceda abundante generosidad sobre todos los mundos. Que rectifique nuestro néfesh, rúaj y neshamá de toda bajeza y defecto, y que nos purifique y santifique con Tú suprema santidad.

Amén, séla.

 

 

  Material de 321judaismo.com – Publicado 16 de Abril de 2012 — 24 de Nisan de 5772

PorMax Stroh Kaufman

Sefirat HaOmer dia nueve

SEFIRAT HAOMER

En la noche,  especificamente al anochecer, debimos haber realizado la cuenta del Omer, en su día noveno.

 

Cómo se hace?

Empezamos diciendo, aunque se nos haya olvidado contar los días anteriores,

Hoy es nueve días, que son una semana y dos días del Omer.

Gueburá ShebeGueburá           

                  

BARÚJ ATÁ ADONÁI, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, ASHÉR KIDESHÁNU BEMITZVOTÁV, VETZIVÁNU AL SEFIRÁT HAÓMER.

Bendito eres Tú, Adonai, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos, y nos ha ordenado lo concerniente a la cuenta del Omer.

 

Comience desde aquí si está contando durante el día, o si no ha contado todos los días desde el comienzo de la cuenta de este año:                                          

Que el Misericordioso restaure el Beit HaMikdash a su sitio, rápidamente nuestros días; Amén, séla.

 

Para el director del coro; un canto con música instrumental; un Salmo.

El Todopoderoso tenga gracia con nosotros y nos bendiga, que haga resplandecer Su semblante sobre nosotros para siempre; para que sea conocido Tu camino en la tierra, Tu salvación entre todas las naciones.

Entonces, Las naciones Te alabarán, Señor, todas las naciones Te alabarán.

Las naciones Se alegrarán y cantarán jubilosamente, pues Tú juzgarás a los pueblos con justicia y guiarás a las naciones de la tierra para siempre.

Los pueblos Te alabarán, Adonai; todos los pueblos Te alabarán, pues la tierra habrá rendido su fruto, y Adonai, nuestro Señor, nos bendecirá.

El Santo Bendito sea Su Nombre, nos bendecirá; y todos, desde los más remotos rincones de la tierra, Le temerán.

Te imploramos, con el gran poder de Tu diestra, que liberes al cautivo. Acepta la plegaria de Tu pueblo; fortalécenos, purifícanos, reverenciado.

Poderoso, Te imploramos, guarda como la niña del ojo a aquéllos que procuran Tu Unicidad.

Bendícelos, purifícalos; concédeles por siempre Tu misericordiosa rectitud. Poderoso, Santo, en Tu abundante bondad, guía a Tu congregación.

Único y Soberbio, vuélvete hacia Tu pueblo que recuerda Tu santidad.

Acepta nuestra súplica y escucha nuestro clamor, Tú que conoces los pensamientos secretos.

Bendito sea el nombre de la gloria de Su reino por siempre jamás.

Amo del universo, Tú nos has ordenado por medio de Moshé, Tu servidor, contar Sefirat HaOmer, a fin de purificarnos de nuestra iniquidad e impureza.

Tal como has escrito en tu Torá: “Contaréis para vosotros desde el día siguiente al día de descanso, desde el día en que traéis el Omer como ofrenda mecida; [la cuenta será] siete semanas completas.

Hasta el día posterior a la séptima semana contaréis cincuenta días”, a fin de que las almas de Tu pueblo Israel sean purificadas de impureza.

Por consiguiente, sea Tu voluntad, Adonai nuestro y de nuestros padres, que en mérito del Sefirat HaOmer que conté hoy Guevurá ShebeGuevurá, sea rectificado el daño que he causado en la sefira, y que yo sea purificado y santificado con la santidad suprema.

Que de este modo se conceda abundante generosidad sobre todos los mundos.

Que rectifique nuestro néfesh, rúaj y neshamá de toda bajeza y defecto, y que nos purifique y santifique con Tú suprema santidad.

Amén, séla.

 

321judaismo.com – Publicado 15 deAbril de 2012 — 23 de Nisan de 5772

PorMax Stroh Kaufman

Sefirat HaOmer Dia ocho – Entre Pesaj y Shavuot

Sefirat HaOmer

Hoy es ocho días de la Sefirat HaOmer, que son una semana y un día del Omer.                         

Jésed ShebeGevurá                      

 

BARÚJ ATÁ ADONÁI, ELOHÉINU MÉLEJ HAOLÁM, ASHÉR KIDESHÁNU BEMITZVOTÁV, VETZIVÁNU AL SEFIRÁT HAÓMER.

Bendito eres Tú, Adonai, Rey del universo, que nos ha santificado con Sus mandamientos, y nos ha ordenado lo concerniente a la cuenta del Omer.

Comience desde aquí si está contando durante el día, o si no ha contado todos los días desde el comienzo de la cuenta de este año:

Hoy es ocho días que son una semana y un día del Omer.

Que el Misericordioso restaure el Beit HaMikdash a su sitio, rápidamente nuestros días; Amén, séla.

Para el director del coro; un canto con música instrumental; un Salmo.

Adonai tenga gracia con nosotros y nos bendiga, que haga resplandecer Su semblante sobre nosotros para siempre; para que sea conocido Tu camino en la tierra, Tu salvación entre todas las naciones. Las naciones Te alabarán,Señor, todas las naciones Te alabarán.

Las naciones Se alegrarán y cantarán jubilosamente, pues Tú juzgarás a los pueblos con justicia y guiarás a las naciones de la tierra para siempre.

Los pueblos Te alabarán, Señor; todos los pueblos Te alabarán, pues la tierra habrá rendido su fruto, y Adonai, nuestro Señor, nos bendecirá.

El Eterno nos bendecirá; y todos, desde los más remotos rincones de la tierra, Le temerán.

Te imploramos, con el gran poder de Tu diestra, que liberes al cautivo.

Acepta la plegaria de Tu pueblo; fortalécenos, purifícanos, reverenciado.

Poderoso, Te imploramos, guarda como la niña del ojo a aquéllos que procuran Tu Unicidad.

Bendícelos, purifícalos; concédeles por siempre Tu misericordiosa rectitud. Poderoso, Santo, en Tu abundante bondad, guía a Tu congregación. Único y Soberbio, vuélvete hacia Tu pueblo que recuerda Tu santidad.

Acepta nuestra súplica y escucha nuestro clamor, Tú que conoces los pensamientos secretos.

Bendito sea el nombre de la gloria de Su reino por siempre jamás.

Amo del universo, Tú nos has ordenado por medio de Moshé, Tu servidor, contar Sefirat HaOmer, a fin de purificarnos de nuestra iniquidad e impureza.

Tal como has escrito en tu Torá: “Contaréis para vosotros desde el día siguiente al día de descanso, desde el día en que traéis el Omer como ofrenda mecida; [la cuenta será] siete semanas completas. Hasta el día posterior a la séptima semana contaréis cincuenta días”, a fin de que las almas de Tu pueblo Israel sean purificadas de impureza.

Por consiguiente, sea Tu voluntad, Adonai nuestro y de nuestros padres, que en mérito del Sefirat HaOmer que conté hoy Jesed ShebeGevura, sea rectificado el daño que he causado en la sefira, y que yo sea purificado y santificado con la santidad suprema.

Que de este modo se conceda abundante generosidad sobre todos los mundos. Que rectifique nuestro néfesh, rúaj y neshamá de toda bajeza y defecto, y que nos purifique y santifique con Tú suprema santidad.

Amén, séla.

 

 

321judaismo.com – Publicado 14 deAbril de 2012 — 22 de Nisan de 5772