Tag Archive Pirkei Avot

PorMax Stroh Kaufman

El Estrés

El Estrés

 

Estoy estresado!!!

Es una queja que oímos de muchos y también por parte nuestra, fácilmente lo pensamos y lo expresamos

 

Qué es el Estrés?

Quizás pueda tomar varias horas tratar de explicar todo lo que el Estrés significa y lleva consigo, pero en pocas palabras, El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional, que puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno alterado, frustrado, furioso o nervioso.

Desde el punto de vista de duración o de exposición, el estrés puede ser agudo, episódico o crónico.

Según donde afecte, puede ser físico o emocional

En su relación con los eventos, puede ser Rutinario o Traumático

Según la respuesta que genera, puede ser llamado riesgoso o peligroso

 

Por lo general, las manifestaciones del Estrés, son llanto, ira, enfado, angustia, desesperación,

 

Habla la Torá del Estrés?

No; no habla directamente del Estrés pero nos muestra las diferentes formas en que se presenta o lo expresamos, a través de las experiencias de cada uno de los personajes; por ejemplo las múltiples sensaciones de angustia que vivió David HaMelej y las refleja en algunos de sus Salmos / Tehilim

 

En el diario , es importante el Estrés,  porque, como hemos revisado en artículos previos, cada persona fue creado por El Eterno, con un propósito para su vida…Vamos a decir, por ejemplo, que alguien quiere estudiar para cumplir un sueño de ser profesional, entonces, allí el Estrés que ese ideal genera un impulso, una necesidad para lograr lo que queremos.

 

Que hay que cumplir con una meta o un propósito no esperado ni planificado en un trabajo o empresa?

Esa situación también suele ser importante en la vida cotidiana, porque, en referencia a ello, es la que saca ganadores y perdedores. Ganadores, los que afrontaron y superaron el reto;

Perdedores, quienes como mínimo, no alcanzaron los logros o no tuvieron el entusiasmo para buscar soluciones

 

Entre otros aspectos, esas posiciones hacen parte de los mecanismos para la Autosuperación personal

 

Entonces

Para no extendernos demasiado… debemos tener presente que,

El estrés de la vida contemporánea es inevitable.

Aquí entra en juego una serie de conceptos que nos  hacen recapacitar y pensar:

¿Hay alguna forma de evitarlo o controlarlo?

Lo primero, es que estratifiquemos la situación de estrés y lo clasifiquemos, según el grado de prioridad.

Hay muchas formas de hacerlo: sin embargo, una simple y sencilla es verlo así:

1.- No tiene solución, ni a corto ni a largo plazo… Entonces de qué me preocupo? ¿Por qué me estreso?

2.- Tiene solución pero es a largo plazo… Entonces, démole tiempo al tiempo y vamos trabajando en ello

3.- Tiene solución,a corto plazo, pero no es “de vida o muerte” …. También, ¿Cuál es la causa de mi ansiedad?

4.- Tiene solución pero ahora si es de vida o muerte…. Ahí está la respuesta… tiene solución; entonces, ¿Por qué me estreso?

 

Otra opción?

Si lo anterior no nos permitió lograrlo y seguimos con el Estrés, pues entonces, ¡vámos donde un terapeuta!

Este nos dará indicaciones como “Tomarnos un respiro” diciéndonos, por ejemplo, relájese (Yoga, Meditación – Hitbodedut en el caso judío – etc), haga ejercicio, vaya al campo a escuchar el silencio (En Ética de los Padres – Pirké Avot está escrito: “Todos mis días no he encontrado nada mejor que el silencio”).hasta acompáñeme en un determinado número de sesiones dirigidas

 

Pero podemos proponer un esquema que puede ayudar mucho, desde la perspectiva judía, y ello se llama BITAJÓN, que puede ser traducido como seguridad, confianza.

 

BITAJON

Y vamos a hablar de dos tipos de Bitajon: la material y la espiritual

 

La primera de ellas, es la que necesitamos para poder soñar Y CREER que somos capaces y merecedores de llegar y lograr unos objetivos.

 

La segunda, es la que nos la da nuestra relación con El Eterno.

Este tipo de Bitajón es el que implica el reconocimiento que el Todopoderoso es Bueno, y que el mundo entero es una expresión de Su Bondad.

“El Todopoderoso me ama y solo quiere mi bien”.

Tengo que creerlo, tener fe que es así

Es exactamente como tratamos a nuestros hijos. Les animamos y les creamos un sentimiento de confianza en ellos y en nosotros

Entonces, Comencemos con el proceso; Cómo resumiría cualquier coach o entrenador empresarial,

  • Empieza por el principio (Ponte en contacto con Hashem):
  • Elabora una lista (Estas son “mis quejas, mis metas, lo que me estresa, etc),
  • Arma el plan de acción (para cuando quieres verlo)
  • Entrena en cada uno de los puntos (dedica un tiempo a la oración y el estudio de la Torá),
  • Vigila las fortalezas (Encárgale todo a Él )
  • Y trabaja en las debilidades (Haz mitzvot) para que ellas también hagan parte de tu fortaleza, en un proceso lento y paulatino,(Déjalo actuar)
  • Haz revisiones constantes en las que puedas identificar como lo estoy haciendo.
  • Mira el lado positivo de las cosas (Gam zu le tová)

 

Conclusión

Esto es de nunca acabar; sin embargo, con esta Bitajón, pronto te estarás dando cuenta que estás ganando la batalla del Estrés.

Acompañado del mejor “coach” – HaShem

Te puedes imaginar ¿Qué tan grande será la recompensa …?

Tanto espiritual, como corporal.

09 de Noviembre de 2017 20 de Jeshvan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Teshuvá en Tiempos Modernos

Teshuvá en tiempos modernos: ¿Es realmente importante?

Acerca de la Teshuvá, todos hemos hablado o leído en alguna ocasión, y lo mínimo que podemos decir de ella es, que implica arrepentimiento o retorno: es un camino que cada ser humano escoge para mejorar sus acciones y entrar en contacto íntimo con El Creador.

&spbn

&spbn
La Teshuvá, dicen los estudiosos, es para todos, sin distinción: para el rashá, para el beinoní, sobre quien está escrito:

“mi pecado está frente a mí siempre” e incluso para el tzadik, como está escrito: “no hay justo sobre la tierra que haga el bien y no peque” y porque cada uno de ellos es capaz de encontrar justificaciones varias para su comportamiento, pensando que, en verdad, está haciendo lo correcto.

Comparemos la Teshuvá con algo que muy seguramente nos ha sucedido a todos, en algún momento, gracias a la tecnología…

Todos tenemos algún dispositivo electrónico al cual “se le borró la memoria” (puede ser el listado telefónico, canciones, documentos, fotos, etcétera, sobre las cuales nunca creamos un respaldo físico)…

¡Qué angustia, ira, confusión, hemos llegado a sentir en ese momento!

¿Cuánto tiempo duró esta sensación? ¿Minutos? ¿Horas? ¿Días? ¿Semanas? Depende de lo que “hemos perdido”

¿Cuánto tiempo nos demoramos en recuperar lo perdido? La misma respuesta, puesto que todo depende de “lo que hemos perdido”

¿Qué tal si miramos la Teshuvá como un “borrón y cuentas nuevas” que nos permite hacer nuestro Creador?

¿Que al Todopoderoso, HaKadosh Baruj Hu “se le borre totalmente el archivo de nuestras acciones”?

Este, entonces es el momento en el cual, Él, se apiada de nosotros, y no nos castiga en lo que tiene que ver con nuestras acciones pasadas.

Y nosotros tenemos el tiempo y el momento necesario para “rellenar” el dispositivo electrónico de nuestras vidas, de nuevas memorias, nuevas canciones, nuevas fotos, nuevos números, etcétera…

Nuestro actuar, nuestro proceder y nuestra forma de pensar, va a permitir que esto suceda: esto es gracias a la Teshuvá, sea que la realicemos por temor, o por placer, porque vamos a trabajar sobre nosotros mismos para que no cometamos nuevamente, aquellas acciones que nos alejan del Todopoderoso y nos lleva, nuevamente, a la transgresión.

Y es el pensamiento de los cabalistas que, cuando cometemos una Averá (transgresión), una energía negativa aparece y cubre, no sólo al individuo sino a toda la humanidad, incluso a todo el universo.

Esta energía negativa creará a mediano y largo plazo, caos, que se manifestará como guerras, hambre, y desastres, como está descrito en el Pirkei Avot. “Una Mitzvá conduce a otra Mitzvá, una transgresión conduce a otra transgresión”.

el Rabino Najman de Bratzlav dijo: “El gran poder de la Teshuvá es el que puede transformar la transgresión de una persona a méritos.”

Aprovechemos entonces y utilicemos el “error tecnológico” por el que todos hemos pasado alguna vez y hagamos el ejercicio que nos permita que, el dispositivo electrónico de nuestras vidas, borre su memoria, con relativa frecuencia, y así logremos acercarnos, cada día más, a Nuestro Creador.

 

02 de Febrero de 2014 –  03 de Adar de 5774

PorMax Stroh Kaufman

El Camino Correcto

El camino correcto

Para reflexionar.

¿Cuál es el camino correcto por el que uno debe optar para su propio bienestar? Aquel que es honorable para quien la adopta y que le conduce hacia la admiración de los demás (Pirke Avot / Ética de los Padres 2:1).

A primera vista, esta afirmación es bastante molesta. ¿Por qué? Porque lo que son los caminos del bien y del mal, no pueden ni deben estar sujetos a la opinión pública. Igualmente, lo que está relacionado con “La admiración de los demás “: esto no debería tener cabida en la determinación de la moralidad.

La declaración a la que hacemos referencia, en este momento, no tiene nada que ver con lo que es correcto y lo qué es incorrecto: por el contrario, lo que se está discutiendo el modo de conducta en el ámbito de lo que es correcto.

El Midrash relata que Rabí Shimón ben Shataj (1) compró una mula de un árabe, y cuando sus alumnos descubrieron una preciosa joya en la montura, y lo felicitaron por su buena fortuna. Rabí Shimón les respondió: ” Yo compré una mula, no una piedra preciosa. ” Buscó al árabe y le devolvió la joya a él. El árabe dijo: ” Bendito sea el Dios de Rabí Shimón ben Shataj. ”

En nuestros tiempos, en pasados días, un rabino de la ciudad de New Haven, en Connecticut, Noah Muroff, encontró en un escritorio que había adquirido, por la suma de 200 dólares, a través de una compra en el internet, un sobre con casi 100.000 dólares, escondidos en su interior: él y su esposa llamaron al dueño original del mueble y le devolvieron el dinero que había escondido allí, algún tiempo atrás; con las siguientes palabras se expresó:

“No puedo agradecerles lo suficiente por su honestidad e integridad. No creo que haya demasiadas personas en este mundo que hayan hecho lo que ustedes hicieron por llamarme. Me gusta pensar que todavía hay gente buena en este mundo loco en que vivimos Seguramente ustedes son unos de ellos”.

El comportamiento correcto, por el camino correcto, desde el punto de vista ético y moral, provoca admiración y sirve como un ejemplo para los demás.

Por lo tanto Hoy….. Trataré de comportarme de una manera que va más allá del bien y del mal, y convertir mi “derecho ” en una ” verdadera razón”

 

(1) Erudito, Nasi del Sanedrín durante los reinados de Alejandro Janneo (103-76 AEC) y su sucesor, la reina Alexandra Salomé

Tomado del libro “Autocontrol” del Rabino Plinsky Editorial ArtScroll

09 de diciembre de 2013 – 06 de Tevet de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Aprender judaismo y Estudiar Tora

¿Como estudiar Tora?

¿Por qué debemos aprender judaísmo?

¿Por qué debemos estudiar la Torá?

Contaba un rabino: Un día llegó un hombre y me dijo:

-Rabí, soy un ignorante. No conozco ni siquiera los cinco libros de Moshé.

-¿Y por qué no los has estudiado?

-Porque nuestro Padre en los Cielos no me ha dado suficiente inteligencia ni discernimiento.

-¿Cuál es tu ocupación?

-Soy pescador.

-¿Quién te enseñó a tejer redes y prepararlas para la pesca?

-El cielo me dio suficiente inteligencia para eso.

-Si El Eterno te ha dado suficiente inteligencia para saber pescar, también te la ha dado para estudiar la Torá, de la que escribió: “No es demasiado difícil ni está demasiado lejos… la palabra está muy cerca de ti” (Devarim 30:11 y 14).

El pescador empezó a suspirar y a ponerse triste. Le dijo:

-No te aflijas. Otras personas han opinado lo mismo que tú: pero sus ocupaciones demuestran que sus argumentos no tienen validez. Nunca es tarde para comenzar a estudiar.

Séder Eliáhu Zutá  14

Revisemos algunas frases célebres relacionadas con la sabiduría, el estudio de la Torá, adquirir sus conocimientos, sus ventajas y sus aplicaciones, no sólo por las palabras de la Torá y de sus estudiosos, sino del público en general.

 

Revisemos 36 citas:

1.- Grande es el saber, porque lleva al hacer. (Talmud, tratado de Kidushín 40b).

2.- Hay dos maneras de difundir la luz… ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja. (Lin Yutang)

3.- Acostumbraba a decir Ben Bag-Bag: Dale vuelta una y otra vez (la Torá), vuelve sus páginas, porque todo se halla en ella. Estúdiala y envejece sobre ella y no te muevas de ella, porque no encontrarás regla de vida mejor que ella. (Pirkéi Avot 8:25)

4.- No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer. (Johann Wolfgang Goethe).

5.- Rabí Janiná decía:

-¿Por qué las palabras de la Ley son comparadas con el agua? (Yeshayáhu 55:1) Porque así como el agua evita los lugares altos y tiende a los lugares bajos, así las palabras de la Ley van solamente a los humildes de espíritu.

-Y, ¿por qué las palabras de la Ley son comparadas con el agua, el vino y a la miel? Porque esas sustancias se guardan en vasijas humildes y no en metales finos. Y así mismo las palabras de la Torá se cumplen sólo en un espíritu humilde. (Talmud Tratado Taanit 7a).

6.- Cada día sabemos más y entendemos menos. (Albert Einstein)

7.- Las palabras serenas de los sabios son escuchadas (Eclesiastés 9:17)

8.-La sabiduría no es otra cosa que la medida del espíritu, es decir, la que nivela al espíritu para que no se extralimite ni se estreche. (San Agustín)

9.- Un ignorante no puede ser un piadoso -porque quien no sabe, no puede hacer (Mishná, tratado de Avot 2:5).

10.- La sabiduría se preocupa de ser lenta en sus discursos y diligente en sus acciones. (Confucio)

11.- El principio de la sabiduría es el temor de Adonai (Proverbios / Mishlé 1:7)

12.- La prueba más clara de la sabiduría es una alegría continua. (Michel Eyquem de Montaigne)

13.- Sé perseverante en el estudio de la Torá; aprende a contestarle a un hereje; sabe para quién trabajas y quién es el Señor de tus obras, que te retribuirá por tus acciones. (Pirkéi Avot  2:19)

14.- El sabio no enseña con palabras, sino con actos. (Lao-tsé).

15.- Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas, y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella. (Proverbios / Mishlé 8: 11)

16. Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana, y al entendimiento llama parienta”. (Proverbios / Mishlé 7: 4)

17.- Sabiduría es conocer y transformar. (Paulo Coelho).

18.- Nadie entiende la Torá hasta que tropieza con ella. (Talmud tratado Guitín 43ª)

19.- Cuando el sabio señala la luna, el tonto se fija en el dedo. (Anónimo)

20.- Disminuye tus afanes en los negocios y afánate en la Torá modesto ante los hombres, mas si dejas la Torá serán muchas las holganzas. Si te esfuerzas en la Torágrande será tu recompensa. (Pirkéi Avot  4:12)

21.- La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla. (Jean Jacques Rousseau).

22.- Rabán Yojanan ben Zacái solía decir: Si has aprendido mucho de la Torá, no te enorgullezcas por ello: para eso fuiste creado. (Pirkéi Avot  2:9)

23.- La sabiduría es como una flecha. La mente serena es el arco que la dispara. (Dalai Lama).

24.- Es posible comparar la Torá con un tonel lleno de miel, si le echas agua en su interior se deteriora. Igual tu corazón, si junto con la Torá le dejas penetrar cosas mundanas, ésta se viciará. (Midrash Tehilim al Salmo  119:41)

25.- Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad. (Proverbio Árabe).

26.- Hay seis cosas que El Eterno odia y siete que detesta: Ojos altaneros, lengua embustera, manos que derraman sangre inocente, un corazón que trama planes perversos, pies que corren a cometer maldades, un testigo mentiroso y una persona que siembra discordia entre hermanos.

 

27.- Para desembarcar en la isla de la sabiduría hay que navegar en un océano de aflicciones. (Sócrates).

28.- Rabí Yoséi decía: Aquél que honra la Toráes a su vez más honrado por los hombres; más aquél que deshonra la Torá, es a sí mismo deshonrado por los hombres. (Pirkéi Avot 4:8)

29.- Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento espiritual. (Proverbio Chino)

30.-  “Y multiplíquense como los peces sobre la tierra” (Bereshit  48:16).

Así como los peces que viven en el mar, cuando cae una gota de agua del cielo la reciben con sed como una persona que no ha probado el gusto del agua en su vida, así los hijos de Israel viven en las aguas de la Torá; y cuando ellos escuchan algo nuevo de la Torá, lo reciben con sed como una persona que no ha escuchado una palabra de ella en toda su vida. (Talmud Tratado Bereshit Rabá  97:3)

31.- Para cambiar es necesario saber; para saber hay que aprender; y para aprender hay que hacer grandes sacrificios. (Samuel Aun Weor)

32.- Del mismo modo en que una persona se viste para presentarse ante el público, la Torá se “reviste” con diferentes “ropajes” para que los hombres puedan acercarse a ella gradualmente, haciéndola parte de sus vidas. (Rabino Jaim Zukerwar)

33.- Piensa como piensan los sabios, mas habla como habla la gente sencilla. (Aristóteles)

34.- La Sabiduría es luminosa y nunca pierde su brillo: se deja contemplar fácilmente por los que la aman y encontrar por los que la buscan.

Ella se anticipa a darse a conocer a los que la desean.

El que madruga para buscarla no se fatigará, porque la encontrará sentada a su puerta. Meditar en ella es la perfección de la prudencia, y el que se desvela por su causa pronto quedará libre de inquietudes.

La Sabiduría busca por todas partes a los que son dignos de ella, se les aparece con benevolencia en los caminos y les sale al encuentro en todos sus pensamientos.

El comienzo de la Sabiduría es el verdadero deseo de instruirse, querer instruirse, es amarla; amarla, es cumplir sus leyes, observar sus leyes, es garantía de incorruptibilidad y la incorruptibilidad hace estar cerca de Adonai.

35.- Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría. (Proverbio Árabe).

36.- Donde vayas, yo iré. Donde mores, yo moraré. Su pueblo es mi pueblo y su Elohim es mi Elohim. (Ruth 1:16)

 

Y una “ñapa” o regalo extra

Guarda, hijo, los mandamientos de tu padre y no desprecies las enseñanzas de tu madre; lleva las palabras de ambos atadas siempre a tu cuello y grabadas sobre tu corazón, que ellas te guiarán cuando camines, te cuidarán cuando duermas y dialogarán contigo cuando despiertes.

Que los mandamientos son lámparas, las enseñanzas son luces, y el atender correcciones encarrila la vida. (Mishlé / Proverbios 6:16-23)

 

 

 

Recopilado y publicado por 321judaismo.com

11 de Tamuz de 5772 –  01 de Julio de 2012