Tag Archive Pirkei Avot

PorMax Stroh Kaufman

Teshuvá en Tiempos Modernos

Teshuvá en tiempos modernos: ¿Es realmente importante?

Acerca de la Teshuvá, todos hemos hablado o leído en alguna ocasión, y lo mínimo que podemos decir de ella es, que implica arrepentimiento o retorno: es un camino que cada ser humano escoge para mejorar sus acciones y entrar en contacto íntimo con El Creador.

La Teshuvá, dicen los estudiosos, es para todos, sin distinción: para el rashá, para el beinoní, sobre quien está escrito: “mi pecado está frente a mí siempre” e incluso para el tzadik, como está escrito: “no hay justo sobre la tierra que haga el bien y no peque” y porque cada uno de ellos es capaz de encontrar justificaciones varias para su comportamiento, pensando que, en verdad, está haciendo lo correcto.

Comparemos la Teshuvá con algo que muy seguramente nos ha sucedido a todos, en algún momento, gracias a la tecnología: Todos tenemos algún dispositivo electrónico al cual “se le borró la memoria” (puede ser el listado telefónico, canciones, documentos, fotos, etcétera, sobre las cuales nunca creamos un respaldo físico)… ¡Qué angustia, ira, confusión, hemos llegado a sentir en ese momento!

¿Cuánto tiempo duró esta sensación? ¿Minutos? ¿Horas? ¿Días? ¿Semanas? Depende de lo que “hemos perdido”

¿Cuánto tiempo nos demoramos en recuperar lo perdido? La misma respuesta, puesto que todo depende de “lo que hemos perdido”

¿Qué tal si miramos la Teshuvá como un “borrón y cuentas nuevas” que nos permite hacer nuestro Creador?

¿Que al Todopoderoso, HaKadosh Baruj Hu “se le borre totalmente el archivo de nuestras acciones”?

Este, entonces es el momento en el cual, Él, se apiada de nosotros, y no nos castiga en lo que tiene que ver con nuestras acciones pasadas.

Y nosotros tenemos el tiempo y el momento necesario para “rellenar” el dispositivo electrónico de nuestras vidas, de nuevas memorias, nuevas canciones, nuevas fotos, nuevos números, etcétera: Nuestro actuar, nuestro proceder y nuestra forma de pensar, va a permitir que esto suceda: esto es gracias a la Teshuvá, sea que la realicemos por temor, o por placer, porque vamos a trabajar sobre nosotros mismos para que no cometamos nuevamente, aquellas acciones que nos alejan del Todopoderoso y nos lleva, nuevamente, a la transgresión.

Y es el pensamiento de los cabalistas que, cuando cometemos una Averá (transgresión), una energía negativa aparece y cubre, no sólo al individuo sino a toda la humanidad, incluso a todo el universo. Esta energía negativa creará a mediano y largo plazo, caos, que se manifestará como guerras, hambre, y desastres, como está descrito en el Pirkei Avot. “Una Mitzvá conduce a otra Mitzvá, una transgresión conduce a otra transgresión”.

el Rabino Najman de Bratzlav dijo: “El gran poder de la Teshuvá es el que puede transformar la transgresión de una persona a méritos.”

Aprovechemos entonces y utilicemos el “error tecnológico” por el que todos hemos pasado alguna vez y hagamos el ejercicio que nos permita que, el dispositivo electrónico de nuestras vidas, borre su memoria, con relativa frecuencia, y así logremos acercarnos, cada día más, a Nuestro Creador.

 

02 de Febrero de 2014 –  03 de Adar de 5774

PorMax Stroh Kaufman

El Camino Correcto

El camino correcto

Para reflexionar.

¿Cuál es el camino correcto por el que uno debe optar para su propio bienestar? Aquel que es honorable para quien la adopta y que le conduce hacia la admiración de los demás (Pirke Avot / Ética de los Padres 2:1).

A primera vista, esta afirmación es bastante molesta. ¿Por qué? Porque lo que son los caminos del bien y del mal, no pueden ni deben estar sujetos a la opinión pública. Igualmente, lo que está relacionado con “La admiración de los demás “: esto no debería tener cabida en la determinación de la moralidad.

La declaración a la que hacemos referencia, en este momento, no tiene nada que ver con lo que es correcto y lo qué es incorrecto: por el contrario, lo que se está discutiendo el modo de conducta en el ámbito de lo que es correcto.

El Midrash relata que Rabí Shimón ben Shataj (1) compró una mula de un árabe, y cuando sus alumnos descubrieron una preciosa joya en la montura, y lo felicitaron por su buena fortuna. Rabí Shimón les respondió: ” Yo compré una mula, no una piedra preciosa. ” Buscó al árabe y le devolvió la joya a él. El árabe dijo: ” Bendito sea el Dios de Rabí Shimón ben Shataj. ”

En nuestros tiempos, en pasados días, un rabino de la ciudad de New Haven, en Connecticut, Noah Muroff, encontró en un escritorio que había adquirido, por la suma de 200 dólares, a través de una compra en el internet, un sobre con casi 100.000 dólares, escondidos en su interior: él y su esposa llamaron al dueño original del mueble y le devolvieron el dinero que había escondido allí, algún tiempo atrás; con las siguientes palabras se expresó:

“No puedo agradecerles lo suficiente por su honestidad e integridad. No creo que haya demasiadas personas en este mundo que hayan hecho lo que ustedes hicieron por llamarme. Me gusta pensar que todavía hay gente buena en este mundo loco en que vivimos Seguramente ustedes son unos de ellos”.

El comportamiento correcto, por el camino correcto, desde el punto de vista ético y moral, provoca admiración y sirve como un ejemplo para los demás.

Por lo tanto Hoy….. Trataré de comportarme de una manera que va más allá del bien y del mal, y convertir mi “derecho ” en una ” verdadera razón”

 

(1) Erudito, Nasi del Sanedrín durante los reinados de Alejandro Janneo (103-76 AEC) y su sucesor, la reina Alexandra Salomé

Tomado del libro “Autocontrol” del Rabino Plinsky Editorial ArtScroll

09 de diciembre de 2013 – 06 de Tevet de 5774