Tag Archive Redención

PorMax Stroh Kaufman

Yajatz o Yachatz

Yajatz o Yachatz

Todos sabemos que, en la noche del Seder, uno de los primeros pasos de esta ceremonia, consiste en romper la matzá que se encuentra en el medio de las otras. Este símbolo, es el que llamamos Yajatz – yachatz.

De lo que dividimos, solemos guardar la mitad, usualmente el trozo más grande, y la ocultamos para que ella se constituya en el afikoman, que por tradición. los niños la esconden y los adultos la tienen que buscar, e incluso pedir y pagar una recompensa por ella, y  luego se come al final del Seder.

 

Aunque sabemos que los 15 pasos del seder fueron instituidos por Moisés Cordovero, hay literatura que nos informa cómo, algunos Rishonim, partían la matzá de encima, aduciendo que uno debe romper la matzá superior según la regla de ein ma’aviren al ha-mitzvot – no pasar por alto una mitzvá preparada.

 

La costumbre es envolver el afikoman en un tipo de tela para recordar que a los judíos les tocó salir de Egipto con los alimentos empacados, muchos de ellos sin siquiera terminar su cocción y empacarlos en sacos, para llevarlos sobre sus hombros.

 

Todo el resto del Seder y las bendiciones se llevan a cabo con esta matzá, que está partida.

 

La explicación tradicional del Yajatz – Yachatz es, que este pan nos recuerda el dolor y la pobreza de nuestros antepasados bajo la opresión egipcia.

La situación fue dura y complicada y ellos tuvieron que racionar cuidadosamente su comida.

Nuestros antepasados tuvieron que dividir sus comidas, comer un poco ahora y guardar el resto para más adelante.

La matzá rota nos recuerda la pobreza y el hambre en esos tiempos difíciles.

 

Hemos aprendido que las tres matzot representan a los Cohanim, a los Levitas y a Israel

También encontramos explicaciones que las tres matzot representan a los tres patriarcas (1)..

 

Tenemos otras explicaciones:

Un rabino contemporáneo llamado David Gowin sugirió, en base a enseñanzas del también Rabino Yoel Teitelbaum, la razón para el yajatz (yachatz) “-” es que, como todavía estamos en el exilio tenemos que romper la Matzá del medio por culpa de los “Rashoim” – “gente malvada”

Estos, los Rashoim,  deben estar separados, hasta el momento en el que hayan hecho la teshuvá perfecta, o “Tikun” , con la que llegara la Geulá Shelemá, es decir la redención perfecta del pueblo de Israel.

 

Otra explicación de la costumbre de partir la matzá (del medio) es porque la matzá rota es un recordatorio de que El Eterno dividió el mar.

Del mismo modo, el mar no se dividió por igual en dos partes, por lo que dividimos la matzá en dos partes desiguales.

 

También nos enseñan nuestros rabinos que el Yajatz (yachatz) es un recordatorio de que la décima plaga, la cual ocurrió en medio de la noche.

Por lo tanto, rompemos la matzá media en dos piezas desiguales porque Moisés dijo; “Así dijo el Señor: Alrededor de la medianoche saldré entre los egipcios …” (Shemot / Éxodo 11: 4)

Moisés dijo kejatzot, lo que quiere decir “alrededor de la medianoche”, y no exactamente a la medianoche, ya que solo HaShem es capaz de conocer el momento exacto de un evento.

La matzá rota es entonces, un recordatorio de las limitaciones humanas y la grandeza del Todopoderoso…

Una cuarta razón por la cual se realiza el yajatz (yachatz) es porque a pesar que al pueblo de Israel le fue “prometida” una esclavitud por 400 años…  

Sólo lo fueron por 210 años (más de la mitad del número mencionado); Por ello, la matzá se divide dos piezas: una más grande que la otra.

La pieza más grande queda escondida como un símbolo de la mayoría de los años en que los israelitas fueron esclavizados, y la pieza más pequeña se coloca de nuevo en el plato como un símbolo de la libertad de Israel.

 

Quizás la quinta razón es más espiritual: Los seres humanos somos “incompletos” si no contamos con la fuerza y el apoyo que El Eterno, El Todopoderoso nos da, en todo momento; por lo general, teniendo en cuenta la “libertad de elección” que tenemos, a muchos les gusta estar así y, en el momento de la llegada del Mashíaj, será la reunificación del pueblo de Israel, con su creador

 

Que sea el Seder de Pesaj un momento muy especial, y nos ayude a liberarnos de nuestra propia esclavitud.

Jag Pesaj kasher ve sameaj

Le Shaná habaá beYerushaláim Habnuyá

 

321judaismo.com

29 de Marzo de 2018 – 13 de Nisan de 5778

 

 

  • (1) Explicar el porqué la matzá de los Levitas o la de Itzjak resulta dividida la trataremos en una lección aparte… próximamente

 

 

PorMax Stroh Kaufman

Tocar el Shofar

10 razones para tocar el shofar

Esta lista fue recopilada en siglo 10 de la Era Común, por el Sabio y Rabino Saadia Gaon.

1. Tocar el Shofar es hacer sonar la trompeta que anuncia la coronación de un rey.

Es por eso que se utiliza en Rosh Hashaná, el cumpleaños del universo.

En ese momento aceptamos el liderazgo de Hashem.

Nuestras oraciones y las ráfagas del sonido del shofar son parte de la ceremonia de coronación en la que Congregación de Israel corona a Hashem como Su Soberano.

2. Tocar el Shofar nos invita a examinar nuestras acciones y volver a Hashem, que siempre nos acepta siempre que seamos sinceros.

Es por eso que hacemos sonar el Shofar, especialmente en Rosh Hashaná, que es el primero de los diez días de arrepentimiento o Aséret Yemíi Teshuvá.

3. Tocar el Shofar nos invita a recordar que Su Sonido se escuchó cuando la Torá fue dada en el Monte Sinaí, por ello, nos enseña que debemos estudiar y a recapacitar sobre la palabra de Hashem.

4. Tocar el Shofar nos recuerda el sonido de la voz de los Profetas (Neviím), cuyas voces sonaron para llamar a la gente a hacer justicia y misericordia y a seguir por los caminos santos de HaShem.

5. Tocar el shofar nos trae a la  memoria los sonidos de un llanto amargo, el cual nos recuerda la destrucción del Santo Templo (Beit HaMikdash), y por lo tanto nos llama a trabajar y rezar para la Redención (Gueulá).

6. El Shofar,  porque es un cuerno de carnero, nos recuerda la Akedát Itzjak o Sacrificio de Itzjak, cuando Hashem proveyó un carnero para que fuera sacrificado en su lugar.

Es por ello que estamos llamados a ser tan fieles a Hashem como lo fue Abraham, y ser inspirados por su ejemplo de sacrificio y el amor a HaKadosh Baruj Hu.

7. Tocar el Shofar y escuchar su sonido, nos llama a ser humildes: su poderoso y explosivo sonido, nos recuerda el poderío de Hashem y el hecho de que Hashem está en todas partes, en todo momento.

8. En el Día del Juicio, un shofar se tocará para anunciar El Reinado de Hashem:

El Shofar suena entonces, para recordarnos que  debemos prepararnos para el minucioso examen de todos nuestros actos, evaluados por Hashem.

9. El Shofar anuncia el regreso jubiloso a la libertad y la paz cuando todos regresemos a Jerusalém, en el tiempo del Mashíaj, por lo tanto, nos recuerda que debemos ser firmes en nuestra esperanza y nuestra fe en el poder salvador de Hashem.

10. El shofar se tocará en los tiempos mesiánicos en anunciando la redención de todo el mundo, y el momento cuando todas las naciones reconocerán que Hashem es Uno.

 

27 de agosto de 2013 – 21 de Elul de 5773