Tag Archive Sargón I de Acad

PorRabimordechai

El espionaje

El espionaje

El espionaje en el judaísmo: Una corta revisión…

Tanto la parasha como la haftará, con el nombre de Schlaj, nos hablan de eventos de espionaje; (Moisés / Moshé y Josué / Yehoshúa)

El TaNaJ, también nos trae el relato de Sansón (Shimshon) y Dalila, otro episodio de espionaje, en el cual Dalila, recibe el encargo de los filisteos de averiguar el secreto de la fuerza de Sansón a cambio de un pago en monedas de plata.

David, el rey de Judá (Yehuda) y de Israel, también utilizó el espionaje para reprimir la sublevación de su hijo Absalón (Avshalom).

Los escritos relacionados con los libros del Nuevo Testamento, no se escapan de las “acciones de espionaje:” Jesús es sometido a vigilancia por espías, fariseos y herodianos, enviados por los sacerdotes para «sorprenderle en alguna palabra», tal como ocurrió en el pasaje del tributo al César, con el fin de poder acusarlo y arrestarlo, al igual que Pablo también confirma la existencia de falsos hermanos dentro de los primeros cristianos, cuya única misión era espiar las actividades de los seguidores de Cristo.

Hoy en día también es muy común escuchar de “teléfonos intervenidos o chuzados” y que nuestros registros en las redes sociales están “siendo observadas” por alguien o algo… (Descrito desde hace algún tiempo en el libro de George Owell como “El Gran Hermano”)

El espionaje ¿Tiene o ha tenido alguna utilidad?

Todos sabemos que el espionaje es una herramienta que ha sido muy usada, desde tiempos muy remotos, para conseguir o robar conocimiento/información, y que requiere de: personas; actividades o técnicas de recopilación, almacenamiento procesamiento y distribución de datos y, recursos.

Las personas que se dedican a esta actividad, son llamados espías.

Quienes dirigen las actividades de los espías, hoy en día son las entidades gubernamentales, bajo el “nombre de agencias”

Sin embargo, son las sociedades quienes establecen reglas con las que se definen situaciones y comportamientos que pueden ser considerados apropiados, correctos o “prohibidos” y fijan las reglas por las cuales se van a regir aquellos que realicen las “actividades de investigación”; dictan también las normas para permitir su “práctica y su legalidad” y para determinar a quienes se les confiará su información.

En la historia, encontramos relatos sobre espionaje: en Mesopotamia en el 3er milenio A.E.C., cuando Sargón I de Acad, en mitología sumeria, creó un imperio que abarcaba desde las costas de Siria hasta el sur del actual Irán, se sirvió de espías que lo informaban puntualmente, a modo de exploradores, de las características de las tierras que se disponía a conquistar…

También en el poema épico de Ninurta, alrededor del 2.200 A.C…

Otro relato es la epopeya griega La Ilíada, la cual narra cómo en la guerra de Troya ambos contendientes mandaron emisarios para que se infiltraran entre los troyanos y aqueos con el fin de conseguir información sobre los futuros planes de ataque.

Escipión el Africano,Isabel I de Inglaterra, los Reyes Católicos de España y Federico el Grande de Prusia, Virginia de Castiglione, Elsbeth Schragmüller, Maximiliano Robespierre, Giusseppe Mazzini, Mata Hari, Markus Wolf y Jonathan Jay Pollard, son sólo una pequeña recopilación de nombres, de quienes han utilizado el espionaje para el beneficio propio y de otros.

El Espionaje también ha sido tipificado en las películas: Los más conocidos, quizás, son James Bond, el equipo de Misión Imposible, Nikita, Hombres de Negro y Jason Bourne, entre otros.

¿Que si es útil el espionaje? Depende de para quién y por qué.

El espionaje ha sido criticado, en muchas naciones, por los excesos cometidos en dichos actos; depende de donde se espía, y si hay de por medio, una orden judicial; depende de las justificaciones que se les de a la “utilidad” del espionaje, depende de quien asume las responsabilidades y muchos aspectos más.

¿El judaísmo admitiría el espionaje?

Pregunta de mucho debate, quizás interminable, y al final, como en nuestras épocas, también sería relativa la admisión de este acto porque implica MANIPULACIÓN, SOBORNO, COACCIÓN, CHANTAJE, ESPECULACIÓN, INTRIGA, PROVOCACIÓN, etc, que están, de alguna manera tipificados como NO HACER BIEN AL PRÓJIMO…

De todas maneras sabemos que TODOS nosotros, desde épocas anteriores a los egipcios, griegos y romanos, hasta hoy, hemos sido espiados, EN TODAS NUESTRAS ACTUACIONES, y seguiremos siendo espiados: los métodos han cambiado con los avances tecnológicos, y la finalidad, seguirá siendo desconocida por la mayoría y aprovechada por unos pocos.

04 de julio de 2016 – 28 de Sivan de 5776

Dr. Max Stroh K.