Tag Archive Shloshet Yamei Hagbala

PorMax Stroh Kaufman

El último día de Omer

El último día del Omer.

 

Tenemos la información de la Torá que nos dice:

“Ustedes contarán por ustedes mismos, desde el día después del día de descanso, desde el día en que traigan el Omer de la agitación, siete semanas, estarán completos.

Hasta el día después de la séptima semana contarás, cincuenta días. . . “(Vaikrá 23: 15-16)

Resulta que los últimos 3 días de dicha cuenta, tienen una connotación especial:

¿Por qué?

El día 3 del mes de Sivan, El Eterno instruyó a Moshé para que “establezca límites” para que la gente tenga cuidado con ascender la montaña o tocar su borde, como está escrito en Shemot 19:10-12.

Esto, en preparación para la Entrega de la Torá en El Monte Sinaí tres días después.

Allí empezamos los “Tres Días de Hagbalá (‘Límites’)” que condujeron, precisamente, a la Entrega de la Torá el día 6 de Sivan.

Teniendo en cuenta esta distinción, tenemos que nuestros sabios nos han dejado una instrucción, donde, en la preparación para la festividad de Shavuot, las reglas estrictas del período Omer se tornan más relajadas.

Hemos visto que la entrega de la Torá ha sido vista por muchos estudiosos como “el compromiso matrimonial” entre el pueblo de israel y El Eterno.

Ello es una de las razones que le permite a la gente casarse, como se describe en Shemot 19: 10-11 “Ve a la gente … Déjalos estar listos para el tercer día, porque en el tercer día Adonai descenderá, a la vista de todas las personas, en el Monte Sinaí”.

Pero con respecto al día 49, considerado como el último día de Omer hay una discusión rabínica acerca de ello, porque la instrucción, muy clara, dice  contarás, cincuenta días,

Encontramos en la literatura un concepto que parece haber sido aceptado de forma universal, en la cual, el día cincuenta, es el día de Shavuot.

El Rabino Shlomo Kluger, (del Siglo 18 de la Era Común) dijo que, cuando uno cuenta siete semanas, 49 días, se está reconociendo la existencia de un quincuagésimo día, y con ello se apoyó para que la práctica descrita en el Midrash Torat Kohanim, que nos instruye a “contar 49 días y santificar el quincuagésimo día”, quedara establecida.

 

Lo anterior basado en una costumbre ashkenazí, en Alemania, donde el Shamash de la ciudad reunía a todos los jóvenes, después de las oraciones, y él recitaba la Berajá en voz alta con ellos: Su manera de contar no fue adoptada por las autoridades halájicas posteriores a él.

Sin embargo, después de contar las siete semanas, él decía: hoy son 49 días, que son siete semanas. “Y al día siguiente es Erev Shavuot”. (Sefer Maharil: Minhagim)

 

Pero un aspecto importante sobre el último día de Omer, lo marca la forma como se denomina según las sefirot asignadas a la cuenta.

El nombre que recibe es Maljut shebe Maljut, traducido de múltiples formas como: Soberanía de soberanía, liderazgo de liderazgo, Receptividad en Receptividad, Nobleza en Nobleza.

Es el momento en que debemos haber ascendido en nuestro nivel espiritual al máximo, recordando que el pueblo de Israel descendió 49 niveles durante su estancia en Egipto

 

Resume la literatura que aquí se combinan las sefirot de Daat, Jojma y Bina, con el fin de traer Teshuva, y Teshuva trae sanidad..

Con las tres entendemos lo siguiente: si no hay Jojmá / Sabiduría, no hay temor de HaShem; si no hay miedo a HaShem, no hay Jojmá / Sabiduría.

Si no hay daat / conocimiento aplicado, no hay bina / entendimiento;

Si no hay bina / entendimiento, no hay daat / conocimiento aplicado “.

 

También nos recuerda que debemos estar preparados para la llegada del Mashiaj

 

Mañana es el gran día.

Mañana tenemos nuestro encuentro (simbólico) con la revelación.

Recibiremos la Torá.

 

18 de Mayo de 2018 – 05 de Sivan de 5778

PorMax Stroh Kaufman

El mes de Sivan

Mes de Sivan

Sivan es el tercero de los doce meses del calendario judío.

El mes de la entrega de la Torá a Israel, y, nos enseñan nuestros maestros que se recibió por intermedio de tres personas Moshé, Miriám y Aharón (siendo cada uno responsable de su propio papel en la entrega) a un pueblo triple, conformado por Kohanim, Leviim e Israelim.

Sivan es el mes de la primavera, equivale a los meses de Mayo – Junio en el calendario gregoriano, es el mes de la celebración de Shavuot, el mes de las primicias y, es el mes en el que se acaban las lluvias en la época del diluvio y se detiene el arca.

En la Torá se le denomina como “el tercer mes” pero adquiere el nombre de Sivan de la palabra sumeria – acadia que significa temporada.

Nos enseñan nuestros maestros que la Torá fue entregada el séptimo día del mes porque Moshe, intervino ante El Creador pidiendo un día adicional a los que el Eterno había ordenado de separación entre Marido y mujer, para que el pueblo estuviera completamente listo para  la recepción de la Torá, a lo cual accedió…

Por ello fue entregada en Shabat…

También nos enseñan que, los tres primeros días antes de la entrega se le conocen con el nombre de SHLÓSHET YAMÉI HAGBALÁ  o los tres días de limitación, de los cuales, el segundo día tiene nombre propio, que es el de YOM HAMEYIUJÁS o día de la distinción.

Durante el tercer mes, o Sivan, Israel  se convierte en el Gemelo  de Adonai…

Ello, sumado al hecho que las Tablas de la Ley eran dos e idénticas y, con el hecho que Moshé y Aharon fueron considerados como iguales (gemelos)

Es por esto que los maestros (Cabalistas y místicos) asocian este mes con el signo zodiacal de Teomím / Mellizos

La costumbre, para el día antes de Shavuot, es de mantener una “vigilia” con la lectura y el estudio de múltiples parashiot de la Torá, del Zohar y la Guemará, incluyendo el libro de Ruth: a esto se le conoce como Tikún léil shavuot o rectificación de la víspera de Shavuot.

También otra enseñanza que nos transmiten nuestros maestros es que, Shavuot, por ser la festividad que marca el final del Pesaj, se le conoce con el nombre de Atzéret Pesaj o conclusión del Pesaj.

El movimiento denominado “judaísmo mesiánico”  dice que este mes es el “mes de la boda de Jesus (el Mesías) con la Iglesia (Su pueblo): esto es tomado de la costumbre judía de celebrar bodas en el mes de la primavera, el mes en que los árboles y el campo dan sus mejores frutos, tomados en primicias.

Los místicos, por intermedio de las enseñanzas del Maharal, definen este tercer mes como el mes de la unión del pasado, presente y futuro, donde lo material, lo espiritual  y lo filosófico-matemático, todo entran en armonía perfecta.

También los cabalistas nos dicen que, el mes Sivan es el momento de obtener la claridad de la visión, el descubrimiento de propósito en la vida de uno y recibir orientación y dirección en actualizar nuestros objetivos de vida personales.

Un tiempo maravilloso para viajar; es un momento de aumento de amor e intimidad, que sólo podría ocurrir durante este mes, cuando se dio el pacto entre el pueblo judío y Adonai, a través de la entrega de la Torá como una expresión de amor, de compromiso, de dedicación y de intimidad.

Utilizando las palabras del rabino Moshé Luzatto en su libro, El Camino de Dios, en el que dice que “Ya que Dios desea otorgar el bien, un bien parcial no es suficiente”, por lo tanto, juntarse a Él nos permitirá obtener el máximo placer, en el mayor grado posible, cumpliendo con Su propósito para cada uno de nosotros: entonces, aprovechemos esta oportunidad, que nos brinda el mes de Sivan, para FLORECER AL MÁXIMO,  y recibir todas las bendiciones que HaKadosh Baruj Hu (El Santo Bendito Sea) tiene preparadas para nosotros: RECIBAMOS LA TORA,  con el júbilo, la emoción, la felicidad que esto se merece, puesto que allí está contenida SU PALABRA con TODAS LAS BENDICIONES

 

07 DE MAYO DE 2013 – 27 DE IYAR DE 5773

Recopilado  y editado por 321judaismo.com para el CRECIMIENTO ESPIRITUAL Y PERSONAL.