Tag Archive Teshuva

PorMax Stroh Kaufman

Paga tus deudas… Poder de la Teshuva

Paga tus deudas… Poder de la Teshuva

Leyenda jasídica

Se cuenta que el Rabino Iehoshua Milner  era una persona que vivía del fruto que le producía el molino que poseía en las afueras de Jerusalém en el siglo 19. El gigante molino se movía por el firme y paciente andar de un caballo que pasaba sus días caminando continuamente en círculo.

El Rabino Iehoshua, sin embargo, nunca era visto en el molino. Era un hombre devoto y erudito, y dejaba que todo el trabajo del molino fuera dirigido por su gerente, el también Rabino Shmuel. Esto le permitía consagrar todo su tiempo al estudio de la Torá.

Cuando Shmuel, el gerente, falleció, fue contratado otro hombre para vigilar el funcionamiento del molino. Este nuevo gerente decidió mejorar el rendimiento del molino reemplazando el lento y viejo caballo por un nuevo animal, muchísimo más fuerte que los otros caballos que habían trabajado allí.

El nuevo caballo logró realizar el trabajo más rápidamente que el anterior, y se hizo conocido como “el caballo maravilloso”.

Pronto este magnífico ejemplar se hizo famoso, y vinieron postores de cerca y lejos para comprar el fabuloso animal.

El Rabino Iehoshua, sin embargo, no deseaba venderlo y se negaba a todas las ofertas. Pero no importaba cuántas veces dijera “no” y a cuántas personas desairó; las ofertas continuaban viniendo.

Finalmente, el rabino Iehoshua se cansó de las incesantes interrupciones a su estudio de Torá.

Así que puso un precio para “el caballo maravilloso” de 25 Napoleones- una suma que podía mantener a una familia durante dos años.

¡Ciertamente, nadie sería tan insensato para hacer una oferta como esa! El rabino, sin embargo, desestimó la tenacidad de sus compradores. En algún momento, un comerciante propuso la suma, y el trato se cerró.

La noche antes de la venta, el rabino Iehoshua no podía dormir. Trató y dio vueltas en su cama hasta que finalmente, en medio de la noche, se vistió y dejó la casa, diciéndole a su familia que volvería pronto.

Los empleados se asustaron al ver al dueño, llegar al molino.

Si nunca visitaba el molino durante el día, ¿qué estaba haciendo allí en medio de la noche? El rabino Iehoshua caminó directamente al caballo mientras todos lo miraban.

Se detuvo al lado y susurró unas palabras en la oreja del poderoso animal. Inmediatamente, el caballo cayó muerto en el lugar. El rabino Iehoshua no dijo nada y volvió a su casa.

Al día siguiente las noticias corrieron rápidamente. “El caballo maravilloso” había muerto la noche anterior, y sin una razón clara.

Reb Iehoshua llamó a su familia y relató la asombrosa historia.

“Anoche no podía dormir durante horas, y cuando por fin lo logré, tuve un sueño muy extraño.

En él, mi empleado anterior, Shmuel, aparecía ante mí y decía: “Debo confesarme. No fui el gerente estupendo que usted piensa.

Le robé a lo largo de los años que trabajé en el molino.

Cuando morí y estuve ante la Corte Celestial, se me informó que la única manera en que podría expiar mi terrible pecado contra el hombre y Di-s era volver a la tierra en forma del caballo del molino, para que pudiera rembolsar mi deuda.

Me dieron un cuerpo especialmente fuerte para poder trabajar excepcionalmente. Durante meses me esforcé, redimiendo lo que le robé a través de los años.

“Pero parece que hice demasiado bien mi trabajo, porque me hice famoso por mi fuerza y vitalidad. Cuando oí que usted estaba planeando venderme, me horroricé.

No podría expiar mis pecados a menos que trabajara para usted en su molino. Si usted me vendía, tendría que volver una vez más a la tierra, para reparar mis fechorías.

No podía soportar la idea de regresar nuevamente, por lo que le pido, por favor, perdóneme por lo que le hice”.

“Cuando oí su súplica, salté de la cama y corrí inmediatamente al molino.

Me acerqué al caballo y le dije que lo perdonaba con todo mi corazón, y que él ya no me debía un solo centavo.

Cuando oyó mis palabras, expiró, porque había cumplido su propósito aquí en la tierra. Ahora, el pobre Shmuel encontrará la paz en el mundo venidero…”

Paga tus deudas… mientras observas el poder de la Teshuvá.

Recopilado para 321judaismo.com

Fuentes varias. Leyendas Jasídicas. Charlas en Yeshivot.

21 de Octubre de 2017 

PorMax Stroh Kaufman

Salvación y judaísmo

SALVACIÓN Y JUDAÍSMO

 

Terminó Yom Kipur, pasamos la prueba del duro ayuno, y recibimos la salvación que esperábamos: ser perdonados (del mismo modo que nosotros también perdonamos) y ser inscritos en el libro de la vida

Pero, ¿Qué es salvación?

Veamos algunas definiciones:

  • Proceso de liberación de la ignorancia y de la ilusión
  • Proceso en el cual somos preservados de la destrucción o de los errores
  • Forma por la cual salimos del peligro y/o las dificultades.
  • La salvación es la liberación del peligro o del sufrimiento.
  • El poder que se ejerce cuando somos liberados de los efectos del pecado
  • La realización que existe una supremacía infinita, la cual es capaz de destruir el pecado, la enfermedad y la muerte.

 

Para las tres religiones monoteístas, la salvación es un proceso de selección, realizado por un intermediario, físico o inmaterial, (Mashíaj, Jesucristo, Mahoma, etc.) mediante el cual muchas personas van a lograr, en algún momento, un mejor “estilo de vida”, siguiendo un manual de comportamiento (Biblia, Torá, Corán) en el que se encuentra estipulado el cómo hacerlo

Ejemplo: Tehilim / Salmos 67: Solamente al Eterno [aguarda] en silencio mi alma, pues mi esperanza es [satisfecha] de El. Sólo El es mi roca y salvación, mi fortaleza; no vacilaré. Sobre Hashem [apoyo] mi salvación y honor;

Corán 3:191 “¡Señor nuestro, no has creado todo esto sin propósito, gloria a Ti! (Exaltado eres tú por encima de todo lo que te asocian como compañeros), danos la salvación del tormento del Fuego”

Para este tipo de salvación, se requiere “arrepentimiento”, proceso que culminó, recientemente, en Yom Kipur, aunque lo tenemos estipulado para todos los días:

El Islam dice, por ejemplo: Corán 66:8 ¡Vosotros que creéis! ¡Vuelve a Dios con sincero arrepentimiento! Puede ser que tu Señor expiará de ti tus pecados, y te admita en Jardines bajo los cuales fluyen ríos (Paraíso) … “

En el judaísmo, Yejezquel / Ezequiel 33:14-16 Incluso cuando he dicho al impío que morirá, pero luego se arrepiente, y hace la justicia y la justicia; devuelve la garantía cuando se supone que, paga lo que robó, comienza a vivir según las leyes de la vida, y no hace el mal, él vivirá, y no morirá.

Todos los pecados que cometió no serán retenidos contra él, porque ha comenzado a hacer juicio y justicia; él vivirá seguro.

El catolicismo: Hechos 2:38 Y Pedro les dijo: “Arrepentíos y bautizaos cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.

En el judaísmo, la salvación es entonces individual…  aunque todos tenemos derecho…porque cada persona puede cambiar su comportamiento, ser una persona mejor desde ese punto hacia adelante  sin embargo, encontramos en Yejezquel / Ezequiel lo siguiente:

Yejezquel / Ezequiel 18: 20-23: “La persona que peca, él solo morirá. Un niño no compartirá la carga de la culpa de un padre, ni un padre compartirá la carga de la culpabilidad de un niño; la justicia de los justos sólo se le atribuirá a él, y la maldad de los impíos será contado sólo a él.

Además, si el impío se arrepiente de todos los pecados que cometió y guarda todas mis leyes y hace lo justo y lo justo, vivirá; no morirá. Ninguna de las transgresiones que cometió será recordada contra él; por la justicia que ha practicado, vivirá. ¿Es mi deseo que un impío muera? -dice el Señor. Es más bien que se aleje de sus caminos y viva.

El yom kipur que pasó, al ser inscritos en el libro de la vida, nos dejó una oportunidad más para actuar, para que logremos la salvación que cada uno de nosotros requiere, para su beneficio particular, y así también lograr el beneficio de una comunidad que le rodea.

¡Actuemos! ¡Recibamos la salvación!

 

Gmar Jatimá tova.

Artículo redactado por Dr. Max Stroh K, para 321judaismo.com

02 de Octubre de 2017 – 12 de Tishréi de 5778

PorMax Stroh Kaufman

Arrepentimiento, a propósito de Yom Kipur

REFRANES DE ARREPENTIMIENTO PROVENIENTES DEL TALMUD

A PROPÓSITO DE YOM KIPUR

 Se han recopilado unos refranes que inspiran o recuerdan acerca del arrepentimiento, A propósito de Yom Kipur.

 

  • El propósito de la sabiduría es el arrepentimiento y las buenas obras. – T. Berajot
  • Quien hace algo y se arrepiente es al momento, perdonado. Talmud Jaguiga
  • Nunca te pongas en la senda de la tentación, porque ni aun el rey David no pudo resistirla. Talmud Sanedrín 107a
  • Grande es el arrepentimiento, porque trae Redención más cerca. Talmud, Rava Batra y Yoma
  • Grande es el arrepentimiento, porque alcanza el Trono de la Gloria, … porque trae la Redención, … porque alarga la vida de un hombre. ” Talmud, Yoma
  • El Día de la Perdón no expiará los pecados del hombre contra el hombre, hasta que el pecador haga la paz con su víctima. ” Talmud, Yoma
  • Cualquier momento del día es bueno para el arrepentimiento. Talmud Yerushalmi, Yoma
  • El arrepentimiento y las buenas acciones son el mejor abogado de un hombre. Talmud, Shabbat
  • El que dice:” Yo pecaré y me arrepentiré, pecaré y me arrepentiré , el arrepentimiento no le será concedido. Talmud, Yoma
  • Siempre hay esperanza para el hombre que es capaz de arrepentirse. Talmud, Nedarim 20a
  • Feliz el que se arrepiente mientras todavía en su vigor. Talmud, Avoda Zara
  • De la manera como lo haces, así se te hará. ” Talmud, Sota
  • Si la inclinación maligna te dice: ¡Peca que El Eterno perdonará! – ¡No lo creas! Talmud, Jaguiga
  • Si un hombre ve problemas que se avecinan, ¡que examine sus propios actos!  Talmud, Berajot
  • Una vez que un hombre se ha arrepentido, ¡deja de recordarle lo que hizo! Talmud, Bava Metzia
  • No se debe decir a un hombre que se ha arrepentido (y cambiado su modo de vida), ¡Recuerda tus anteriores transgresiones!Talmud, Bava Metzia 58b
  • No pongas sobre otro a la vergüenza y así no será puesta a la vergüenza sobre ti mismo.  Talmud, Moed Katan
  • Quién muestra piedad por la humanidad, los Cielos tendrán compasión a su vez por él. Talmud, Shabbat
  • Quien pide perdón de un amigo no debe hacerlo más de tres veces. Talmud, Yoma
  • HaShem creó el Impulso Maligno, pero también creó su antídoto, la Torá.  Talmud, Kiddushin 30b

 

Recopilado el 17 de septiembre de 2017 (26 de Elul de 5777) para 321judaismo.com por Dr. Max Stroh K.

PorMax Stroh Kaufman

Elul y el perdón: un reto

Elul y el Perdón: Un reto

Todos nos enfrentamos a retos, a diario.

Sin embargo, el mes de Elul es un tiempo de arrepentimiento y perdón, en preparación para las fiestas de Rosh Hashaná y Yom Kipur

El nombre del mes (deletreado Alef-Lamed-Vav-Lamed) se dice que es un acrónimo de “Ani l’dodi v’dodi li”, “Yo soy de mi amado y mi amado es mío”, una cita de Cantar de los cantares 6: 3.

La palabra “Elul” significa “buscar”, lo que es apropiado, porque esta es una época del año en que buscamos nuestros corazones.

Elul y el perdón implica un reto para cada uno de nosotros

Elul es un tiempo para comenzar el proceso de pedir perdón por los males hechos a otras personas.

De acuerdo con la tradición judía, HaShem no puede perdonarnos por los pecados cometidos contra otra persona hasta que hayamos obtenido el perdón de la persona que hemos agraviado.

Esto no es una tarea tan fácil como podrías pensar, si nunca lo has hecho. Este proceso de buscar perdón continúa a través de los Días de Temor (Yamim Noraim).

 

Sin embargo, muchos de nosotros sentimos que las tres palabras más difíciles de decir son: “Lo siento mucho”. Sin embargo, todos sabemos lo muy importante que son esas palabras.

De hecho, decir que uno se arrepiente, o al menos admitir su culpa, es una parte crítica del proceso de la teshuvá, el arrepentimiento. Vemos aquí un reto, el cual debemos enfrentar.

 

Igualmente importante, es la capacidad de escuchar la disculpa de otra persona y aceptarla. Aún mayor es la capacidad de renunciar a una disculpa por completo y simplemente perdonar a la persona por lastimarlo. Esto es también parte del reto.

 

La tradición judía enseña que uno sólo está obligado a pedir perdón tres veces. Después de tres rechazos, la persona ya no es responsable de su mala conducta, ya que él / ella ha demostrado verdadero arrepentimiento.

El que no acepta una disculpa sincera después de tres peticiones de perdón es ahora culpable de guardar rencor.

 

¿Qué hay de malo en tener rencor contra una persona que realmente te hace daño?

Más allá del hecho de que es una violación de una prohibición de la Torá (Levítico 19:18), llevar un rencor afecta psicológicamente al portador.

Una persona con rencor es, en general, menos feliz con el mundo y con otras personas porque no puede superar la sensación de que él / ella fue agraviado.

 

Perdón es realmente bastante fácil de otorgar. Y cuando se hace con sinceridad, es tanto un regalo para nosotros como lo es para la persona que perdonamos.

 

Dar el primer paso para perdonar a alguien o pedir perdón. Es el primer paso para la próxima temporada de las Grandes Festividades.

Esto es Elul y el perdón.

 

Recopilado el 20 de Agosto  de 2010 – 10 de Elul de 5770 para 321judaismo.com

 

Reimpreso por 321judaismo.com

PorMax Stroh Kaufman

Segunda Oportunidad

Segunda oportunidad.
¿Que significa una Segunda oportunidad?

¿Con qué fiesta se relaciona una segunda oportunidad en el judaísmo?

Es un momento en la vida, en la cual nos damos cuenta que algo no ha salido como “estaba planeado o presupuestado”, e intentamos corregir esta situación: uando fallamos, podemos tomar tres caminos: el primero, ignorar lo sucedido; el segundo, negar lo ocurrido y el tercero, el intentar de nuevo y remediar el pasado; esto es lo que solemos llamar como segunda oportunidad, que muchos la vamos a necesitar, en cualquier instante,porque si ésta no se aprovecha “es muy difícil que exista una tercera”.
¿Que hay al respecto de una segunda oportunidad en el judaísmo? Nuestros sabios nos dicen que, es quizás el momento para deshacer o corregir un error pasado, pero especialmente, el momento para transformar el pasado.
El Rabino Iosef Itzjak Schneersohn dijo “Nunca es demasiado tarde. Siempre hay una segunda oportunidad”.
El pueblo de Israel, de acuerdo con la Tora, siempre ha tenido una segunda oportunidad con el Creador desde el aspecto de “ser su nacion preferida, su hijo, o su esposa, en el momento de la redención final”
Hoy nos vamos a referir a una segunda oportunidad específica, llamada Pesaj Sheni, que este año se celebrará el próximo 3 de mayo, un par de dias antes de Lag BaOmer.
Cuando leemos la Torà, encontramos el siguiente texto:(Números / Bamidbar 9:5-12)
Y celebraron la pascua en el mes primero, en el día catorce del mes, a la caída. de la tarde, en el desierto de Sinai; conforme a todo lo que había ordenado el Eterno a Moshé, así lo hicieron los hijos de Israel. Mas hubo algunos hombres que estaban impuros a causa de un cadáver, de modo que no podían celebrar la pascua en aquel día, por lo cual se presentaron delante de Moshe y delante de Aharón en aquel día, y le dijeron aquellos hombres: Nosotros estamos impuros a causa de un cadáver; ¿por qué hemos de ser excluidos de modo que no presentemos la ofrenda del Eterno, en su tiempo señalado, entre los demás hijos de Israel? Y les respondió Moshé: Esperad para que yo oiga lo que ordene el Eterno acerca de vosotros.Y habló el Eterno a Moshé, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Cualquier hombre de vosotros, o de todas vuestras generaciones, que estuviere impuro a causa de un cadáver, o se hallare en algún viaje lejano, celebrará sin embargo la pascua al Eterno. En el mes segundo, el día catorce del mes, a la caída de la tarde, ellos la celebrarán; con panes ázimos y con hierbas amargas lo comerán. Nada dejarán de él hasta la mañana, ni quebrarán hueso de él; conforme a todo el estatuto del Pesaj la celebrarán. Mas el hombre que estuviere puro y no estuviere de viaje y sin embargo dejare de celebrar el Pesaj aquella alma será segregada de entre su pueblo; porque no presentó la ofrenda del Eterno en su tiempo señalado, aquel hombre llevará su pecado.
Vayaasú ethapésaj barishón bearbaá asar yom lajódesh bein haarbaim bemidbár Sinai kejól asher tzivá Adonai et Moshé ken asu benei Israel.Vayehi anashim asher hayú tmeím lenéfesh adam vel yajlú laasot haPésaj bayóm hahu vayikrevu lifnéi Moshé velifnéi Aharon bayóm hahú.Vayomrú haanashím hahemá elav anájnu tmeím lenefesh adam lama nigará leviltí hakriv et korbán Adonai bemoado betòj benéi Israel.Vayomer aléhem Moshé imdú veeshmeá má yetzavé Adonai lajém.Vayedaber Adonai el Moshé lemor. Daber el benéi Israel lemor ish ish ki yihyé tamé lanéfesh o vederej rejoká lajem o ledorotéijem veasá fesaj laAdonai. Bajodesh hashení bearbaá asar yom béin haarbaím yaasú otó al matzot umerorím yojelúhu. Lo yashíru miménu ad boker veétzem lo yishberú vo kejól jukát haPesaj yaasú otó. Vehaísh asher hu tahór ubedérej lo hayá vejadal laasot haPesaj venijreta hanéfesh hahí meameyha ki korbán Adonai lo hikrív bemoadó jetó yisá haísh hahú.
Esto que detallamos es, el llamado del Creador a celebrar el Pesaj Sheni, el cual interpretamos como “una segunda oportunidad.” Ella,como habíamos revisado previamente, y según explico el Maharal de Praga acerca del concepto de Pesaj, permitirá y se encargara de realizar una transformación espiritual en cada ser humano,que le permitirá a cada individuo, estar conectado con Su Creador.
La enseñanza de Pesaj Sheini es que para un judío nunca está todo perdido, porque, se nos permite, nuevamente, llegar a unos niveles de crecimiento espiritual insospechados.
Otra de las enseñanzas es que, tanto como para el primer pesaj como para el segundo pesaj, como lo expplica el Sefer HaJinuj es que nuestro destino está unicamente regido por las manos de Hashem. ¿Por qué? Porque todos los milagros que realizó y que continúa realizando a través de nosotros y en nuestras vidas, están hechos para mostrar nuestra dependencia hacia Él, tal como lo hicieron aquellos hombres que estaban conscientes de su distancia espiritual, y estaban ansiosos por llegar más cerca de HaShem. Esta celebración entonces fue la manera perfecta de reconocer su distancia y volver a conectarse con su fuente.
Esta segunda oportunidad, del Pesaj Sheni, es para lograr la purificación absoluta, y cuando existía el Templo, para preparar las ofrendas necesarias a llevar.
Esta celebración,es también para darles a todos la posibilidad, aunque sea tarde, una segunda oportunidad para unirse a la comunidad de Israel a través de su teshuvá, su arrepentimiento.
Además de lo anterior, hay una costumbre, al cierre del día de Pesaj Sheni, de destinar un tiempo establecido para conmemorar, el honor y reflexionar sobre sus seres queridos fallecidos. Esto se hace mediante la ceremonia / Lectura del Yizkor, el cual es un servicio conmemorativo especial, cuatro veces al año, siendo este día, el de Pesaj Shení, uno de los cuatro servicios descritos.Este servicio es también una segunda oportunidad, que nos sirve para recordar y honrar a los difuntos.
Jag Pesaj Sheni Sameaj
?domingo, ?19? de ?abril? de ?2015

PorMax Stroh Kaufman

Teshuvá en Tiempos Modernos

Teshuvá en tiempos modernos: ¿Es realmente importante?

Acerca de la Teshuvá, todos hemos hablado o leído en alguna ocasión, y lo mínimo que podemos decir de ella es, que implica arrepentimiento o retorno: es un camino que cada ser humano escoge para mejorar sus acciones y entrar en contacto íntimo con El Creador.

&spbn

&spbn
La Teshuvá, dicen los estudiosos, es para todos, sin distinción: para el rashá, para el beinoní, sobre quien está escrito:

“mi pecado está frente a mí siempre” e incluso para el tzadik, como está escrito: “no hay justo sobre la tierra que haga el bien y no peque” y porque cada uno de ellos es capaz de encontrar justificaciones varias para su comportamiento, pensando que, en verdad, está haciendo lo correcto.

Comparemos la Teshuvá con algo que muy seguramente nos ha sucedido a todos, en algún momento, gracias a la tecnología…

Todos tenemos algún dispositivo electrónico al cual “se le borró la memoria” (puede ser el listado telefónico, canciones, documentos, fotos, etcétera, sobre las cuales nunca creamos un respaldo físico)…

¡Qué angustia, ira, confusión, hemos llegado a sentir en ese momento!

¿Cuánto tiempo duró esta sensación? ¿Minutos? ¿Horas? ¿Días? ¿Semanas? Depende de lo que “hemos perdido”

¿Cuánto tiempo nos demoramos en recuperar lo perdido? La misma respuesta, puesto que todo depende de “lo que hemos perdido”

¿Qué tal si miramos la Teshuvá como un “borrón y cuentas nuevas” que nos permite hacer nuestro Creador?

¿Que al Todopoderoso, HaKadosh Baruj Hu “se le borre totalmente el archivo de nuestras acciones”?

Este, entonces es el momento en el cual, Él, se apiada de nosotros, y no nos castiga en lo que tiene que ver con nuestras acciones pasadas.

Y nosotros tenemos el tiempo y el momento necesario para “rellenar” el dispositivo electrónico de nuestras vidas, de nuevas memorias, nuevas canciones, nuevas fotos, nuevos números, etcétera…

Nuestro actuar, nuestro proceder y nuestra forma de pensar, va a permitir que esto suceda: esto es gracias a la Teshuvá, sea que la realicemos por temor, o por placer, porque vamos a trabajar sobre nosotros mismos para que no cometamos nuevamente, aquellas acciones que nos alejan del Todopoderoso y nos lleva, nuevamente, a la transgresión.

Y es el pensamiento de los cabalistas que, cuando cometemos una Averá (transgresión), una energía negativa aparece y cubre, no sólo al individuo sino a toda la humanidad, incluso a todo el universo.

Esta energía negativa creará a mediano y largo plazo, caos, que se manifestará como guerras, hambre, y desastres, como está descrito en el Pirkei Avot. “Una Mitzvá conduce a otra Mitzvá, una transgresión conduce a otra transgresión”.

el Rabino Najman de Bratzlav dijo: “El gran poder de la Teshuvá es el que puede transformar la transgresión de una persona a méritos.”

Aprovechemos entonces y utilicemos el “error tecnológico” por el que todos hemos pasado alguna vez y hagamos el ejercicio que nos permita que, el dispositivo electrónico de nuestras vidas, borre su memoria, con relativa frecuencia, y así logremos acercarnos, cada día más, a Nuestro Creador.

 

02 de Febrero de 2014 –  03 de Adar de 5774

PorMax Stroh Kaufman

Teshuva y arrepentimiento

Teshuva y arrepentimiento

Época de Rosh HaShaná y Yom Kipur, época de teshuvá y arrepentimiento: es el momento en que se nos ha enseñado que HaShem cuida de nosotros, de la mejor forma posible, si nos acercamos a Él en arrepentimiento nuevo y sincero, aunque en muchos momentos de nuestras vidas, nos hubiéramos sentido rechazados por Él.

Rambam nos enseña que cuando hablamos de arrepentimiento, tiene que ser un “gran y sincero arrepentimiento” porque mientras más grande es, más cerca nos lleva a la presencia de El Eterno.

Continua diciendo: “aunque uno haya sido un malvado durante toda su vida, pero se arrepintió al final de ella, entonces, su maldad pasaría a ser inadvertida” como consecuencia del arrepentimiento sincero.

Dice así: de hecho, el arrepentimiento nos acerca al Todopoderoso de dos formas: la primera, en este mundo, por lo que nos permite una profunda sensación de satisfacción del alma, un sentimiento más seguro de estar en la presencia de HaShem cada día, y, la segunda, porque nos asegura un lugar en el Mundo Venidero, la cual es “una forma de vida sin muerte,” donde todo es bondad.

Algunos llegan a pensar, equivocadamente, que quienes habitan en el mundo venidero “comen y beben los mejore alimentos; visten bien, con ropa bordada, habitan en una casa de marfil, usan utensilios de oro y plata”.

Tratar de conocer cual “es el bien que el alma experimenta en el mundo por venir” es tan sublime y tan difícil que “está más allá de nuestra comprensión mundana”.

De hecho, no podemos imaginarnos el placer del mundo venidero del mismo modo como los ciegos no pueden saber acerca del brillo o del matiz de los colores ni los sordos pueden sentir el zumbido.

Porque “nadie puede conocer su grandeza, la belleza y la esencia a no ser que sea el Santo, Bendito Su Nombre”.

Ahora, para el proceso de Teshuva o arrepentimiento, Maimónides dice que necesitamos de una serie de fáciles y rápidos elementos que nos pueden ayudar en este proceso.

Lo más fácil de hacer es que, verbalmente, admitamos nuestro error ante El Todopoderoso y, ante alguna persona que hayamos ofendido, si ese es el caso; en segundo lugar, simplemente tenemos que buscar el  mecanismo que nos impida seguir cometiendo este acto, que algunos podrían llamar pecado, y asimilarlo, de tal manera que no lo volvamos a cometer de nuevo, y en tercer lugar, arrepentirse de haberlo cometido.

Hay algunas cosas que Maimónides también señala, se pueden hacer y que pueden llegar a ser exigentes en algún momento: “clama a Dios constantemente y de forma suplicante; da caridad, y procura alejarte de lo que te ha provocado el error o el pecado con una actitud que repetitivamente dice: ‘Yo soy otra persona, yo no soy la persona que hizo esas cosas, y deseo cambiar todas las cosas para bien y para justicia.”

Sabremos que realmente hemos logrado nuestro objetivo, que nos hemos transformado, cuando nos enfrentamos al reto o a la posibilidad de cometer el mismo hecho, otra vez, pero no lo hacemos: no porque alguien nos estaba mirando o vigilando ni porque en ese momento nos encontrábamos físicamente incapaces de hacerlo, sino, realmente porque nos hemos arrepentido.

De eso se trata y para ello son estos días de Rosh HaShaná y Yom Kipur: para hacer teshuvá o arrepentimiento sincero y para hacer un tikun (orden o reparación) de nuestro proceder

Que seamos inscritos en un año nuevo colmado de bendiciones

21 de Agosto de 2013 –