Tag Archive Tzadikim Nistarim

PorMax Stroh Kaufman

Hombre Tzadik, Hombre Justo

Hombre Tzadik, Hombre Justo

Tzadik, es una palabra proveniente de las raíces Tzedek, que significa justicia, y Tzedaká, que se traduce como caridad. Como palabra, es un adjetivo que se usa para denotar a una persona, la pregunta que nos podemos hacer es ¿cuál sería la palabra correcta para traducir Tzadik al español?, El significado más común con el que podemos traducir esta palabra, es  justo; , si nos dirigimos al diccionario encontramos que la palabra justo quiere significar o señalar a aquel que obra conforma a la justicia, o también, aquel que antepone los intereses de su prójimo antes que los suyos propios en todo sentido. Y si lo tomamos desde el punto de vista estrictamente religioso, un tzadik, un justo, es quien reverencia y sirve al Eterno, mediante el cabal cumplimiento de los preceptos a partir del amoroso e intenso estudio de la Torá. Otra acepción que podríamos darle a la palabra tzadik, es “recto”; es decir, alguien que es de intachable conducta que no se inclina a un lado o al otro. Esto en hebreo sería Yashar

Preguntó Job 15:14 ¿Qué es el hombre para que sea puro, o el nacido de mujer para que sea justo?

Maimóides (Rambam) dijo: “Aquel cuyos méritos sobrepasan su iniquidad, es un hombre tzadik. (Un hombre justo”

El Baal HaTania explicó que, cuando se habla de un hombre tzadik, un hombre justo,  es aquel quien posee un “nombre prestado”  o “shem hamushal” cuando desde el punto de vista de recompensas y castigos, sus méritos exceden a sus caídas, cada vez que es juzgado en la Corte Suprema Celestial o Beit Din shel Maala.

Encontramos en la parashá: “Noé caminó junto a Dios” y “Noé fue justo ante los ojos del Eterno”.

¿Por qué se caracteriza el hombre justo, el hombre tzadik?

1.- Porque vive su vida basado en los preceptos del Creador, como está escrito:  Ezequiel / Yejezquel 18:5 Y el hombre que fuere justo, e hiciere según el derecho y la justicia

Viesh ki yihié tzadik veasá mishpat utzdaká                                                                                                                           

2.- Porque no se desvía en pos de otros cultos. Sólo hay un culto al Dios verdadero, según los preceptos dados por El Eterno mismo a través de Moshé.

3.- Porque es respetuoso de la ley, conoce la ley y vive de acuerdo a ella. Antes de actuar se pregunta, si es correcto lo que va hacer,

4.-  Porque cuida cada palabra que sale de su boca: Proverbios / Mishlé 15:28 El corazón del justo piensa para responder; Mas la boca de los impíos derrama malas cosas.

Lev tzadik yegué laanot upí reshaím yavía raót.

5.- Porque se aparta de todo mal, de todo aquello que puede ocasionar daño. Proverbios / Mishlé 20:7 Camina en su integridad el justo; Sus hijos son dichosos después de él.  

Mitaléj betumó tzadik ashrei banav ajarav.

6.- Porque su conducta es generadora de bendición, de Luz vivificante de parte del Eterno, tal como está escrito: “La luz está sembrada para el justo, la alegría para los rectos de corazón.” (Tehilim / Salmos 97:11).

7.- Porque reconoce y aprecia que cada suceso (que no depende de la libre voluntad del humano) está inmerso en un Plan divino cuya meta es el Bien, tal como está escrito en los Tehilim / Salmos  145:17 “Justo es el Eterno en todos Sus caminos y bondadoso en todas Sus obras”.

8.- Porque procura favorecer el crecimiento espiritual de todos aquellos que están en su camino. No hundirá al que está pecando, ni inflará el orgullo del que está haciendo lo correcto. No sólo intentará extraer al pecador del pecado, sino que también alienta al correcto para que continúe por la senda de la corrección, como está escrito: “Enseñaré a los perversos tus caminos, y los pecadores retornarán a Ti.” (Tehilim / Salmos 51:15)

9.- Porque, a pesar de estar inmerso en el mundo, no rehúye de él, ni lo desprecia, ni lo menosprecia, ¡todo lo contrario!, contribuye a su desarrollo y progreso. Con cada gesto coopera a extraer chispas de santidad de aquello que parece totalmente apartado del Todopoderoso.

10.- Porque no oprime al hombre con intereses inapropiados: como está escrito: Ezequiel / Yejezquel 18:7 que no prestare a interés ni tomare usura; que de la maldad retrajere su mano, e hiciere juicio verdadero entre hombre y hombre,                                                                                                                                                                                                                                        Baneshej lo yitén vetarbit lo yikáj meavel yashiv yadó mishpat emet yaasé bein ish le ish   

11.- Porque no maltrata a los animales: Proverbios / Mishlé 12:10 El justo cuida de la vida de su bestia; Mas el corazón de los impíos es cruel.   

Yodea tzadik nefesh behemtó verajamei resahím ajzarí.

 

¿Quién puede ser un hombre tzadik, un hombre justo?
El camino está abierto para cualquiera que lo desee, pero, no todos alcanzan a sostenerse con firme entereza y perseverancia. Tal como fuera dicho: “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga lo bueno y no peque.” (Kohelet  7:20) (1).  Y bajo estas circunstancias fue que Noé fue escogido como “justo entre su generación”

Por ello, hagamos el esfuerzo de llegar a ser un hombre (mujer) / Tzadik, hoy y siempre, porque como está escrito,

1.- Mishlé / Proverbios 10:3 El Eterno no dejará padecer hambre al justo; Mas la iniquidad lanzará a los impíos.

2.- Salmos / Tehilim 75:10(11) Quebrantaré todo el poderío de los pecadores, Pero el poder del justo será exaltado. Vejol karnei reshaim agadea: tromamná karnot tzadik.

3.- Tehilim / Salmos 92:12 El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano.

Tzadik katamar yifraj keerez beLebanon yizgué.

4.- Mishlé / Proverbios 11:8 El justo es librado de la tribulación; Mas el impío entra en lugar suyo.

Tzadik mitzará nejelátz vayabó rashá tajtav.

5.- Salmos / Tehilim 5:13 Porque tú, oh Hashem, bendecirás al justo; Como con un escudo lo rodearás de tu favor.  Ki atá tebarej tzadik Adonai. Katziná ratzón tatreínu.

Terminamos este artículo del hombre tzadik, del hombre justo, con la siguiente bendición:

Que Hashem esté sobre ustedes, y que vivan una vida eterna, Y con ustedes vuestros hijos, la simiente de la verdad bendecidos de Adonai son ellos, desde ahora y para siempre.

 

 

(1)Para los lectores de las escrituras compiladas bajo los nombres de Nuevo Testamento, Buenas Nuevas, Evangelios, Brit Jadashá, Besorót Tovót, etc. no deben olvidar los siguientes preceptos: 1 Juan 1:10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a El mentiroso y su palabra no está en nosotros.  

Y Cómo puede alguien entonces, convertirse en un hombre tzadik?

Romanos  2:13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Elohim, sino los hacedores de la ley serán justificados.                                                                     

Harei lo shoméa ha torá tzadikim lifnei Elohim, éle hamkaimím et hatorá hem asher yutzdekú.

 

 

20 de octubre de 2014 – 26 de Tishrei de 5775

 

 

PorMax Stroh Kaufman

Treinta y seis

Treinta y seis (thirty six)- Lamed – vav o el valor de los Tzadikim

Treinta y seis, si, 36 hombres Santos en este mismo instante, están viviendo entre nosotros y no sabemos quiénes son: quizás sea aquella persona que vemos todos los días recogiendo la basura, o tal vez la profesora que enseña a los niños,  el conserje de la sinagoga, o el vigilante de un edificio de oficinas, la esposa de un comerciante o el Rabino de una comunidad;  lo cierto es que no conocemos sus nombres, ni donde viven, ni quiénes son, pero si no fuera por ellos (todos ellos, incluso si uno de ellos había desaparecido) el mundo llegaría a su fin, pues es por sus meritos que sostiene el mundo.

Treinta y seis hombres santos que saben lo que está bien y lo que está mal, sea entre los hombres en sí, entre los hombres y los animales y las plantas y/o entre los hombres y El Creador.

La tradición nos enseña incluso que sus identidades no se conocen entre sí y que, si uno de ellos logra de la realización de su verdadero propósito, en ese momento puede partir de este mundo hacia el Olám HaBá,  y su función es asumida de inmediato por otra persona.

Ellos son conocidos como los “36 Tzadikim ocultos” los Tzadikim Nistarim, y es uno de los conceptos más arraigados en la Cábala…

El propio Talmud explica:

En todo tiempo hay siempre treinta y seis justos sobre la faz de la tierra, cuando ellos desaparezcan, el mundo acabará. No se conocen entre ellos y cuando uno de los justos muere es inmediatamente sustituido por otro. Se los representa como extremadamente modestos, humildes e ignorados por el resto de las personas (Sanhedrín 97b, Sucá 45b)

Abbahu, un talmudista judío, quien fuera rector de la Academia de Cesárea, dijo: «En el mundo, cada generación no tiene menos de treinta y seis personas justas sobre las cuales la divina Presencia reposa, ya que está dicho: “El Eterno espera para tener piedad de vosotros; por eso, se levanta para tener misericordia de vosotros. Porque el Eterno es un Elohim de justicia, ¡bienaventurados son todos los que esperan en él!”». Libro de Yesháia / Isaías, 30:18

 

Esta palabra, se escribe en hebreo, Lamed vav

Sin embargo, podríamos también encontrar en nuestros libros sagrados se dice que cada generación podría tener, en realidad, 36 de ellos viviendo en Israel, y 36 fuera de ella; 36 permanecen ocultos y 36 son revelados.

Nadie, en lo absoluto, sabe quién es un Tzadik oculto y, si alguno de ellos es “descubierto” en por accidente, nuestros sabios nos recomiendan que el secreto de su identidad no debe ser divulgada, ya que se estipula que uno de los 36 podría ser el Mesías siempre y cuando el mundo está listo para que se revele.

Los Tzadikim Nistarim generalmente  se encuentran entre los pobres, los oprimidos y los más mansos entre nosotros: ellos son elegidos para esta tarea debido a su rectitud, sentido incondicional de la justicia real, y la bondad de su alma. Cuando uno de estos hombres muere, El Todopoderoso escoge a otro para ocupar su lugar. Mientras estos treinta y seis hombres sirvan a la humanidad, el mundo seguirá avanzando laboriosamente, pero, en el instante que muere uno de ellos y HaShem no pudiera encontrar otro candidato digno de ocupar su lugar, el mundo será destruido…

¿Por qué treinta y seis?

El número 36 se escribe, al igual que la palabra que encontramos en el libro de Yesháia /Isaías arriba mencionado, como LO como Lamed -vav

 

Nos enseñan nuestros sabios que, la escritura completa de la letra lamed (lamed-mem-dalet) equivale a la abreviatura de la frase: “un corazón que entiende el conocimiento” (lev mevin daat); además aprendemos que el significado literal de la letra lamed es “aprender” (o “enseñar”); representa el estudio de las artes seculares; conocimiento empírico, el anhelo del alma de estudiar Torá, de estudiar acerca de la Esencia de El Creador… y simboliza a treinta categorías de tzadikim en el Mundo por Venir.

La letra Vav, en su escritura, por su lado (Vav – alef – Vav) equivale a la abreviatura de la frase “dar amor y misericordia” (Vater ehov verajem);  por su propio nombre significa “gancho” pero, también nos enseñan nuestros sabios que la vav simboliza la capacidad de establecer un orden jerárquico, arriba y abajo en la Creación. En el hebreo bíblico, la letra vav como “gancho” que es, tiene la posibilidad de adherirse al tiempo y con ello ser capaz de invertir cualquier situación aparente de un verbo, a su opuesto, de pasado a futuro o de futuro a pasado (que se viene a conocer como vav hahipuj (1)) lo que para el judío podría significar la capacidad el poder cambiar su pasado hacia un futuro mejor, a través de la teshuvá y, para el tzadik, la capacidad de traer el futuro hacia el pasado, estudiando las más íntimas enseñanzas de la Torá, en lo que se relaciona con la revelación de la venida del Mashiaj y los tiempos mesiánicos. (2)

La suma de los dos valores, de las dos letras anunciadas y sus características: lev mevin daat + Vater ehov verajem (un corazón que entiende el conocimiento + dar amor y misericordia) nos otorga, quizás las cualidades especiales de algunas personas,  a quienes no debemos discriminar por la apariencia o lo que hagan ya que, porque nuestros sabios, describen entre ellos, se encuentra quien traerá, a nuestros días, la pronta llegada del Mashíaj y las bendiciones que con Él se vienen.

 

(1)    Según el Summer Institute of Linguistic Sudan – Nairobi Kenya, en un artículo publicado por Randall Buth, dice que el Texto de Lucas 1:46-47 en su ORIGINAL EN HEBREO muestra esta forma “poética” de utilizar la alternancia de los tiempos,  que era comúnmente usada en el primer milenio antes de la Era Común, NO PUDO ser reflejado en la traducción de la SEPTUAGINTA,  y por consiguiente, en ninguna otra traducción.

(2)    Gershom Scholem, un cabalista del siglo 20 de la era común, dijo que, la vav hahipuk  se refiere a un tiempo “mesiánico”, la vav “inversiva” cambia la calidad de la acción expresada por el verbo, la transformación de la acción inacabada a cabo, y viceversa]. De este modo, cuando un judío lee la Biblia hebrea, sus ojos ven el futuro, pero la mente leyendo un pasado. Cuando el ojo ve hacia el pasado, se refleja en una futura ley. El resultado de esta aventura es que no hay pasado, no hay futuro, no hay tiempo.

Escrito, recopilado, redactado y publicado por 321judaismo.com

08 de diciembre de 2012 —– 25 de Kislev de 5773