La Haftara de Ki Tavo

30/08/2018 0 Por Max Stroh Kaufman

La Haftará de Ki Tavo

Isaías / Yeshayahu 60:1-22

Lectura en español de Ki Tavo

¡Levántate, ilumina (oh Sión), porque ha venido tu luz, y la gloria del Eterno ha resplandecido sobre ti.

Pues he aquí que aunque la oscuridad cubra la tierra y tinieblas a las naciones, sobre ti resplandecerá el Eterno, y en ti será vista su gloria.

Y naciones se encaminarán hacia tu luz, y reyes hacia el brillo de tu esplendor.

¡Alza tus ojos y mira alrededor! Todos se reúnen y vienen a ti: tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas por reyes serán llevadas.

Entonces tú lo verás y estarás radiante; y se plasmará tu corazón y se ensanchará de júbilo, porque la abundancia de riquezas de los pueblos del oeste regresará a ti, los caudales de las naciones vendrán a ti.

Multitud de camellos llenos de presentes cubrirán tu tierra, camellos jóvenes que vienen de Midián y de Efá; todos los hijos de Saba vendrán y traerán oro e incienso, y anunciarán las alabanzas del Eterno.

Todos los rebaños de Kedar serán juntados para llevarlos a ti, los carneros de Nevayot servirán para tus necesidades; para mi agrado subirán a mi altar; y tornaré más gloriosa la casa de mi gloria.

¿Quiénes son éstos que vienen volando como la nube. y como las palomas hacia sus palomares?

Porque a Mí se reunirán los moradores de las islas con las naves de Tarshish a la cabeza, para traer de lejos a tus hijos y con ellos su plata y su oro, por amor al nombre del Eterno, tu Dios, y a causa del Santo de Israel; porque El te glorifica

Asimismo los hijos de tierra extraña edificarán tus muros, y sus reyes te asistirán; porque en mi ira te herí, mas en mi clemencia tuve compasión de ti.

Y tus puertas estarán abiertas de continuo; y no se cerrarán ni de día ni de noche, para que te sean traídas las riquezas de las naciones, y con ellas conducidos sus reyes.

Porque la nación o el reino que no te sirviere, perecerá; estas naciones serán totalmente asoladas.

Los cedros gloriosos del Líbano vendrán a ti; el ciprés, el pino y el boj juntamente, para hermosear el lugar de mi Santuario; y Yo haré glorioso el lugar de mis pies.

Asimismo vendrán a ti inclinándose los hijos de los que te oprimieron, y hasta las plantas de tus pies se encorvarán todos los que te trataron con desprecio; y te llamarán “ciudad del Eterno”, “Sión del Santo de Israel”.

En vez de estar abandonada y aborrecida, de modo que nadie pasaba por ti, haré que seas una gloria perpetua, el gozo de todas las generaciones

Y te alimentarás con la crema de las naciones, y mamarás al pecho de los reyes; y sabrás que Yo, el Eterno, soy Salvador tuyo, y que tu Redentor es el Poderoso de Jacob.

En lugar del cobre que te quitarán, traeré oro, y en vez de hierro, traeré plata, y en vez de madera, cobre, y en lugar de piedras, hierro; y haré que los cobradores de impuestos vengan a ti para preguntar por tu paz, y tus opresores a inquirir tu benevolencia.

No se oirá hablar más de violencia en tu tierra, de saqueo y de disturbios en tus términos, sino que llamarás a tus muros “salvación”, y a tus puertas “alabanza al Eterno”.

No necesitarás más la luz del sol para iluminarte de día, ni del esplendor de la luna en la noche; porque el Eterno mismo te servirá de luz perpetua, y tu Dios será tu gloria.

No se pondrá más tu sol, ni tu luna se retirará (no se acabará más tu reino y tu gobierno); porque el Eterno será tu luz eterna, y los días de tu duelo se habrán acabado ya.

Y los que quedarán de tu pueblo, todos ellos serán justos, ellos heredarán para siempre la tierra; renuevo plantado por Mí mismo, obra de mis manos es él (mi pueblo), y por él seré glorificado.

La tribu menor vendrá a ser mil veces más, y la joven vendrá a ser una nación fuerte; Yo, el Eterno, haré esto a su tiempo, o lo apresuraré (si lo merecen).

Lectura en fonética hebrea de Ki Tavo

Kumi ori ki va órej ukevód Adonai aláij zaráj

Ki híne hajóshej yejasé éretz vaarafél leumím vealayíj yizráj Adonai ukevodó aláij yeraé.

Vehaljú goím leórej umelajím lenóga zarjéj

Seí savív eináij ureí kulám nikbetzú vaú laj banáij merajók yavóu ubenotáij al tzad teamaná.

Az tirí venahárt upájad verajáv levabéj ki yehaféj aláij hamón yam jeíl goím yavóu laj.

Shifát guemalím tejaséj bijréi Midian veeifá kulám mishvá yavóu zaháv uleboná yisaú utehilót Adonai yevaséru.

Kol tzon Kedar yikavzú laj eiléi Nevayót yeshartunéj yaalú al ratzón mizbejí ubeit tifárti afaér.

Miéle kaáv teufeiná vejayoním el arubotéihem.

Ki li iyím yekavú baoniót Tarshish barishoná lehaví banáij merajók kaspám uzehavám itám leshém Adonai Eloháij velikdósh Israel ki fearáj

Ubánu benéi nejár jomotáij umaljéihem yeshartunéj ki vekitzpí hikitij ubirtzoní rijamtíj..

Ufitjú shearáij tamíd yomám valáila lo yisaguerú lehaví eláij keyl goím umaljéihem nehuguím

Ki hagói vehamamlajá asher lo yaavdúja yovédu vehagoím karov yejeravú.

Kevod haLevanon elái yavó berósh tidhár utashúr yajdáv lefaér mekóm mikdashí umekóm raglái ajabéd

Vehaljú eláij shejóaj benéi meanáij vehishtajavú al kapót raglíj kol menaatzáij vekareú laj ir Adonai Tzion kedósh Israel.

Tájat heyotéj azuvá usnuá veéin over vesamtíj ligueón olám mesós dor vador.

Veyanákt jalev goím veshód melajím tinakí veyadát ki aní Adonai moshiéj vegoaléj avir Yaakov.

Tájat hanejóshet abí zaháv vetájat habarzél aví késef vetájat haetzím nejóshet vetájat haavaním barzél vesámti fekudatéj shalóm venogsáij tzedaká.

Lo yisháma od jamás beartzéj shod vashéver bigvuláij vekarát yeshuá jomotáij ushearáij tehilá.

Lo yiheyé laj od hashémesh leór yomám ulenogá hayaréaj lo yaír laj vehayá laj Adonai leór olám veEloháij letifártej.

Lo yavó od shimshéj virejéj lo yeaséf ki Adonai yihyé laj leór olám veshalemú yeméi evléj.

Veaméj kulám tzadikím leolám yirshú áretz nétzer mataái maasé yadái lehitpaér.

Hakatón yiheyé laélef vehatzaír legói atzúm aní Adonai beitá ajishená.

30-08-2018 — 19 de Elul de 5778