Título:

Humor y Judaismo

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir

Humor y Judaismo

HUMOR Y JUDAÍSMO

Humor y judaísmo: ¿Son o no compatibles?

Es una pregunta que muchos se pueden hacer, en múltiples ocasiones, especialmente basados no sólo en las 613 mitzvot (mandamientos / preceptos o leyes para algunos) que hay que guardar, sino todos los libros y conceptos que existen a su alrededor, agrupados, por ejemplo, en la Guematria, Halajá, Cábala, Midrash, Pirké Avot y Talmud.

Esto, sólo por nombrar muy pocos y ello hace ver como que “todo es muy estricto” y no hay opción de humor y alegría

Desde otro punto de vista, acabamos de pasar una festividad (y un mes) en la cual “es obligatorio” estar alegres: se llama Purim, y el mes de Adar

Empecemos por dar una definición muy somera de qué es humor…

Desde el siglo 16 de la Era Común hay una definición en la literatura que dice lo siguiente:

humor es el “estado de ánimo habitual de una persona”,

También suele designar a las “burlas, bufonadas, y las excentricidades graciosas, y situaciones que conllevan al regocijo de los demás”

Pero, esto es más antiguo, porque todos sabemos que el teatro, desde su origen está simbolizado por 2 máscaras:

Una sonriente o burlesca y otra triste: las dos máscaras describen la condición humana…

Esto asumiendo que, después de todo, a esta vida venimos a reír y a llorar

El mismo Talmud, nos describe cómo, uno de sus sabios, Rabbá, iniciaba las disertaciones a sus alumnos, con comentarios humorísticos (miltá dibidijutá) (Shabat 30b)

Se le preguntó también al Rabino Ariye Kaplan (físico y religioso moderno que vivió entre 1934 a 1982) acerca del humor en el judaísmo y en la Torá y dijo:

El Talmud y la Torá tienen chistes, pero son muy viejos

También encontramos muchas frases relacionadas con el buen humor (alegría), tales como:

Frases relacionadas con el humor

Génesis / Bereshit 21:6 Y Sara dijo: «El Eterno me ha hecho reír; Todo el que oye se reirá de mí «.

Job / Iyob 8:1 El llenará tu boca de risa, y tus labios con gritos.

Salmos / Tehilim 126:1 Entonces nuestra boca se llenó de risa, y nuestra lengua con gritos de felicidad; Entonces dijeron entre las naciones: «El Señor ha hecho grandes cosas por ellos».

Proverbios / Mishle 10:1: Un hijo sabio hace feliz a su padre, pero el hijo necio es el dolor de su madre.

Mishle / Proverbios 15:13 Un corazón alegre hace una cara alegre, pero por el dolor del corazón el espíritu es aplastado.

Proverbios / Mishle 16:24 Las palabras graciosas son como un panal de miel, son la dulzura al alma y la salud al cuerpo.

Mishle / Proverbios  17:22 Un corazón gozoso es buena medicina, pero un espíritu aplastado seca los huesos.

Eclesiastés 3:4 Un momento para llorar, un momento para reír; un momento para la tristeza y un momento para el baile.

Definimos;

El humor es, desde el punto de vista de lo que hemos revisado, una especie de vehículo o de medicina que nos transporta hacia una vida plena y saludable.

https://youtu.be/W2CaKTDPKpE

Estar de buen humor también puede ayudarnos a que no tomemos nuestras debilidades, desde un punto de vista demasiado en serio.

Sin embargo, y teniendo en cuenta que la forma de producir risa, buen humor y/o alegría es muy variable, todos nuestros sabios son muy explícitos al decir que dependiente de la forma como se exprese, es aceptada o no.

¿Cómo podría no ser aceptada?

Cuando es ofensiva, ridiculizante, de contenido sexual o racial, si afecta la dignidad el honor o el autoestima de alguien, porque, como está escrito, Proverbios / Mishle 10:11,

La boca del justo es fuente de vida, pero la boca de los impíos oculta violencia.

¿Qué quiere decir esto?

Que lo que sale de la boca puede ser para bendición o maldición y por lo tanto, el humor podría llegar a ser una forma de Lashón HaRá, lo cual implica ser muy cauteloso:

El Talmud, por tal motivo, como encontramos en Pesajim 117a, esta cita nos explica que cuando la alegría y la risa se asocian con una Mitzvá, para fines elevados, entonces son virtuosos.

Sin embargo, cuando la risa es por su propio bien, es improductiva y tonta.

El mismo Talmud nos reafirma que, la risa sólo es buena cuando se usa para un propósito que es más alto que lo consciente, para adquirir sabiduría o para alcanzar la espiritualidad.

Nosotros podemos esforzamos por reír, sonreír, teniendo en cuenta las palabras del Rabino de Kotz quien dijo:

“La belleza de la Alegría es que ella tiene el poder de separar al hombre de todo tipo de problemas.”

Y gracias a ello, será más fácil nuestro caminar… la risa, según las enseñanzas, no debe ser utilizada ni como signo de desesperación, ni como signo de afirmación y aceptación, sino como una demostración de confianza firme de que la situación se transformará a través de la felicidad.

Fuentes…

No va a ser un camino fácil el del humor, la alegría y la felicidad: requiere de sabiduría, sensibilidad y perspectiva, tal como lo relata la siguiente anécdota:

El Midrash (Lamentaciones Rabba 5:18) relata acerca de cuatro rabinos, Gamliel, Elazar ben Azarya, Rabí Josué y Rabí Akiva, se encontraban caminando por los alrededores de Jerusalém, después de la destrucción del segundo Templo por los romanos.

Cuando llegaron al Monte del Templo y vieron a un zorro vagando por el sitio donde estaba el Santo de los Santos, tres de los Rabinos irrumpieron en llanto, mientras que Rabí Akiva se reía.

Ellos se volvieron hacia Rabí Akiva y le dijeron: «Siempre nos sorprendes, ¿por qué te ríes?»

Él, por su lado les confrontó: «¿Por qué lloran?»

Así respondieron:

«¿No lloraremos cuando vemos a un zorro vagando por un lugar, sabiendo que dice en la Escritura que ningún extraño deberá acercarse? «

Rabí Akiva respondió:

«Por esta razón me estoy riendo, ya que, así como la profecía de Urías se ha hecho realidad, también tendrá lugar la profecía de Zacarías, la que dice que las calles de Jerusalém estarán llenas de jóvenes judíos, también se cumplirá.

El carácter judío, viene atado a una cualidad sobrenatural heredada a través de nuestro antepasado Isaac – cuyo nombre Yitzjak viene de la palabra tzjok, la risa, la cual nos sostiene y nos prepara para el cambio definitivo.

Es por ello que, así nuestro día sea ordinario, o extraordinario, en el alma judía, siempre estará impreso el humor, lo que le ofrece un sentido de vida muy especial..

¡Sonríe… es gratis!

¡Biológicamente La risa es un legado de los primates en los humanos!

La sonrisa utiliza 13 músculos de la cara: es un factor de distensión y ayuda a reducir el estrés; activa la circulación y fortalece la zona abdominal y libera endorfinas para calmar el dolor;

¡Sonríe!

Una persona de buen humor se caracteriza porque ve la totalidad de la creación ante él; ve la presencia del Eterno y su bondad actuando sobre todo, y se da cuenta de que cualquier cosa y todo lo que sucede es una expresión del amor de Hashem por nosotros.

La grandeza del humor está en su impresionante habilidad para levantarlo a uno de la depresión a un lugar donde el invisible; es decir. el amor y la bondad constante del Todopoderoso, se vuelve palpable y real.

Sonríe y mantente de buen humor…Humor y judaísmo: ¡Son compatibles!

26 de marzo de 2017 – 28 de Adar de 5777

¿Qué opinas de este artículo? - Déjalo en los comentarios:

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir
Max Stroh Kaufman

Max Stroh Kaufman

Más artículos

Otros artículos

Conoce nuestra tienda

En nuestra tienda tenemos libros digitales, cursos, artículos judíos y mucho más.