Título:

Judaismo y Marihuana

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir

Judaismo y Marihuana

JUDAISMO y MARIHUANA – cuarta parte

 

 

Para considerar los aspectos por los cuales no se debía consumir ninguna sustancia sicotrópica, sicoactiva o alucinógena, contamos en el judaísmo con La Halajá:

¿Qué es y en qué consiste la Halajá?

Ella es una recopilación: es el concepto de normas que rigen la vida judía. Es la puesta en práctica de todos los preceptos que se encuentran en la Torá escrita y en las prescripciones rabínicas expuestas en el Talmud, consideradas como Torá oral, y complementado por lo que se llama “la responsa rabínica contemporánea”.

La Halajá, es la que se preocupa de las necesidades animales y de los anhelos de un judío, como ser humano, y por ello, conforma un sistema de valores por el cual el judío debe regirse y que es válido cualesquiera sean las circunstancias imperantes, y en la medida que la ciencia va avanzando, la Halajá tiene la obligación también de irse pronunciarse en los diferentes temas, para que, al ir explorando nuestras fuentes, se obtengan las respuestas que tanto necesitamos.

Porque es un hecho a considerar: de los 613 preceptos comandados por la Halajá o ley judía, 213 son de naturaleza médica, y desde los tiempos más antiguos la fe judía trato de suprimir las costumbres y las prácticas comunes a otros pueblos.

Entonces, la literatura Halájica es útil para evaluar asuntos de ética en la medicina desde una perspectiva judía, como lo es la ley occidental que data de hace muchos siglos y que ha formado los precedentes para los casos en las cortes modernas.

Entonces:

¿Por qué hay que recurrir a las drogas sicoactivas?

Debemos considerar, en primer lugar, que hay una tendencia generalizada al uso de cualquier tipo de medicamentos, el cual puede llegar a ser hasta indiscriminado:

Este, está relacionado cualquier alteración fisiológica del cuerpo que, aunque no termine en proceso patológico o enfermedad, hay que suprimirlo con medicamentos…

Que dice el mundo?

Lo anterior nos está indicando que esta necesidad ha generado un inmenso mercado y por consiguiente un importante flujo de capital que esta industria genera de muchos billones (biliardos) de dólares y, tráfico de influencias que genera la necesidad del poderío económico…

Si hablamos del aspecto de la tranquilidad espiritual que se genera con la sensación del “bienestar físico,” ello también constituye un empuje al crecimiento de la cada vez más enorme y poderosa industria farmacéutica, puesto que no es lo mismo sufrir de un “dolor de cabeza o un cólico estomacal” a la sensación de no tenerlos…

{or lo tanto, miles de millones de medicamentos son vendidos, a diario, con esta razón y ellos se adquieren, en un gran porcentaje, sin fórmula médica.

¿Qué pasa, cuando ya no es un cólico, sino una “presión generada por el entorno”?

Este tipo de presiones son las que todo ser humano tiene ver con a

1.- Su lugar de trabajo o estudio,

2.- Al dinero que gana,

3.- a las personas con las que se relaciona,

4.- las metas que debe alcanzar,

5.- la ropa que debe vestir,

6.- Y cualquier inconveniente que no permita el desplazamiento ágil de un lugar a otro, etc…

El comportamiento humano, que es un conjunto de variables, va a procurar buscar lo que comúnmente se conoce como “escapes”…

En nuestro tema…

Para nuestro tema, mencionaremos, el cigarrillo, el licor, y los medicamentos que permiten “cambiar el estado de ánimo”;

En este concepto rondan los tranquilizantes, cualquiera que sea su origen y su mecanismo farmacológico y, por consiguiente, los sicoactivos o sicotrópicos (En alguna entrega futura se tocará el tema concerniente a los esteroides anabólicos);

Para los primeros, generalmente interviene un terapeuta relacionado con la salud que “estimulará” su consumo

Y para los segundos, los factores sociales son los determinantes para poder iniciar el uso de estas sustancias…

Que pasa en nuestra sociedad?

Nuestra sociedad, caracterizada por un “afán consumista” permiten que, de preferencia los jóvenes, se involucren fácilmente en un círculo vicioso de querer adquirir cada vez más, lo que ciertos modelos imponen y si no lo logran, generan una sensación de “inseguridad y dependencia” que también debe ser llenada por algo: licor, cigarrillo y consumo de drogas.

Por supuesto que no es la misma situación cuando alguien consume un medicamento ejemplo diacepan, para liberarse de la sensación de angustia y/o nervios, e incluso para poder conciliar el sueño, que una persona que busca en el alcohol “la forma de ahogar las penas” o incluso, el consumidor de cocaína;

Sin embargo, para las dos primeras situaciones, hay permisividad por parte de la sociedad:

Para la última, no!

Tampoco puede compararse la adicción al café o al chocolate, con la de alguna de las sustancias sicoactivas, en nuestro caso, la marihuana;

El chocolate cuenta con ingredientes como la teobromina, estimulante del sistema nervioso central que puede producir depresión o ansiedad, de la misma manera que cualquier otra sustancia  sico-estimulante.

Preguntas:

Las tres preguntas que se generan son:

¿Hay alguna diferencia en la estimulación entre uno y el otro?

Y ¿Quién puede juzgar la diferencia?

¿Acaso, porque la estimulación por el chocolate es “involuntaria” es diferente?

El problema radica en una posición netamente social donde el segundo tipo de estimulación puede deberse a “problemas de motivación y/o falta de metas”

Hay que considerar también el aspecto descrito en el siguiente enlace: http://www.rosarionet.com.ar/rnet/opinion/notas.vsp?nid=48744

Se estima que 9 de cada 10 adultos mayores de 65 años en Argentina, toman psicofármacos. Es indudable que no todos lo necesitan.

Están sobreindicados, sobreconsumidos, por lo que se crea en las personas un hábito que termina siendo nocivo”.

El presidente de la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA), Claudio Izaguirre, confirma esta tendencia, y subraya que en nuestro país también crece la adicción a los medicamentos por parte de los adultos mayores:

Algunos de ellos porque los utilizaron durante su juventud, y otros, con el fin de permanecer más tiempo cerca de sus nietos.

En el judaísmo hay  otros conceptos que debe tenerse en cuenta:

Cuales son esos conceptos?

El hombre (Adam), fue creado “a imagen y semejanza de El Eterno”

  • Por haber sido creado como una sola unidad, el judaísmo considera que destruir una vida significa destruir a la creación completa.
  • El judío está obligado por la Torá a cuidar de su cuerpo porque es el sitio donde El Eterno “morará entre nosotros”.
  • Esto lo podemos apreciar bajo el parrafo de la Torá que dice: “Solamente cuídate y cuida mucho tu vida…» (Devarim / Deuteronomio 4:9),
  • Razon por la cual, todo aquello permitido que deba hacerse para cuidarse es menester de hacer, y todo aquello pernicioso debe ser evitado o rechazado.
  • Al judío no se le permite poner su vida en peligro a menos que requiera ser resguardada o para evitar mayor daño: E
  • n este caso, y de acuerdo al tratado Shabat 129b del Talmud, el hombre no debería practicar deportes de alto riesgo (parapentismo, automovilismo, etc.), como tampoco trabajos de alto riesgo (minero, limpiavidrios de rascacielos, etc.)
  • El judío sabe que la Torá le dice y le advierte como debe comportarse y actuar:
  • Observaréis mis estatutos y mis ordenanzas, destinadas a hacer vivir al hombre (Vayikrá 18:5)
  • Así como también está escrito lo siguiente:
  • He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición: la bendición, si oyereis los mandamientos de Adonai vuestro Elohim, que yo os prescribo hoy, y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Adonai vuestro Elohim, y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy…(Devarim 11:26-28)
  • El judío, desde el momento que pidió, en la Torá, poder tener jueces y policías, tácitamente está aceptando las leyes de los lugares donde vive: es decir, que si en algún país está prohibido el consumo de estupefacientes, como tal lo debe aceptar

¿Qué opinas de este artículo? - Déjalo en los comentarios:

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir
Max Stroh Kaufman

Max Stroh Kaufman

Más artículos

Otros artículos

Conoce nuestra tienda

En nuestra tienda tenemos libros digitales, cursos, artículos judíos y mucho más.