Título:

Bendiciones judías por la salud

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir

Bendiciones judías por la salud

BENDICIONES JUDÍAS POR LA SALUD

En este trabajo vamos a recopilar la mayor cantidad de bendiciones judías por la salud que se puedan encontrar en los diferentes textos.

Cuando una bendición esté creada por un rabino o un intelectual y se le identifique su autoría, así se hará saber en esta recopilación: en caso contrario, pasará como anónima.

Y Por qué anónima?

Porque, en los tiempos actuales, casi toda la información se consigue «navegando». (Independiente lo que ya hay en libros y conocimientos personales y/o en grupo)

Es en algunos momentos en los cuales la navegación encuentra un detalle que como se diria en el lenguaje coloquial «simplemente apareció»  y a ello se le da el factor de credibilidad que merece (Nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario)

Por ello, en este trabajo recibirá el calificativo de anónima.

1.- Anónima

Bendito eres Tú Señor, Rey nuestro, Rey del Universo, que creaste al hombre con sabiduría Y creaste dentro de él muchas aberturas y cavidades.

Es obvio y sabido ante tu Trono de Gloria, si uno de ellos se rompiera, o uno de ellos se obstruyera, sería imposible sobrevivir y pararse ante Ti.

Que en mérito de mi apreciación por Tus asombrosas obras, me concedas buena salud y larga vida.

2.- Bendición del Rabino Shalom Arush

Amo del Universo, Padre Compasivo, ten compasión de todos los enfermos de Tu pueblo Israel y de todos los heridos.

Cúralos con una curación total y absoluta, con rapidez, por el mérito de todos los tzadikim verdaderos, los grandes justos, y ten compasión de mí y cúrame con una curación completa, como un regalo, en forma gratuita, por el mérito de la bendición “Asher Iatzar” que estoy por recitar ante Ti.

Por favor, Padre Compasivo, dame el mérito de recitar esta bendición con gran intención, con gran alegría.

Sálvame de todo tipo de pensamientos ajenos al recitar esta bendición y en mérito de cada una de las sílabas y cada una de las letras de esta bendición, concédeme todas las curaciones existentes, en todos mis órganos, tendones, en las venas y arterias, en los huesos, en la carne, y en cada una de las partes de mi alma.

¡Oh, Señor mío, Tú que curas toda la carne, cúrame con una curación total y completa, límpiame y quita de mi cuerpo todos los desechos y todas las enfermedades, y todas las infecciones, y todas las inflamaciones y todas las calcificaciones y todo el colesterol y todo el azúcar que tengo en exceso dentro del cuerpo y límpiame todo el cuerpo de todo el pus y de todos los gusanos que puedan existir y que sea una persona fuerte y sana y tenga una larga vida. Amén Netzaj Sela Vaed”.

3.- Anónima. 

“En la quietud de Tu presencia, Oh Eterno, siento que Tu amor sanador fluye en mí, trayendo paz a mi mente y energía a mi cuerpo. Envuelto en Tu poderoso amor sanador, Oh Eterno, experimento salud y perfección de mente, cuerpo y emociones.
Gracias, Boré Olám (Creador del Universo), por Tu amor de curación, que se encuentra en todas las células de mi ser fortaleciéndome y restaurándome en Refuá Shlemá (sanación completa) con perfección.
Querido Creador del Universo, te entrego toda inquietud en cuanto a mi salud. Confío en que Tu amor y Tu presencia dadora de vida me renueven.
Ribonó Shel Olam (Señor del Universo), estoy receptivo a Tu poder de curación. Tu luz y vida vigorizan cada célula de mi ser y siento agradecimiento.
Con corazón receptivo al amor renovador del Eterno, acepto mi curación ahora.
Estoy sano y fuerte porque estoy unido a la Presencia Sanadora y revitalizadora del Eterno.
He sido creado a la imagen y semejanza del Eterno, bendecido con vigor y perfección.
El poder del Eterno me sustenta y bendice con perfecta salud.
Accedo a la plenitud del Eterno en mí. Tengo salud y bienestar de mente, cuerpo y espíritu.
Baruj Ata Adonai, Rofé Jolim (Bendito Seas, oh Eterno, que curas a los enfermos)”

4.-  Anónima

¡Oh Eterno, no me reprendas en Tu ira, ni me castigues en Tu indignación!

Compadécete de mí, oh Eterno, porque languidezco! ¡Sáname, oh Eterno, porque mis huesos se estremecen!

También mi alma se estremece.

¿Hasta cuándo, oh Eterno?

¡Vuelve! oh Eterno, libra mi alma.

¡Sálvame por Tu misericordia!

Por cuanto en la muerte no hay recuerdo de Ti. En el sheol, ¿quién te alabará?

Estoy agotado de tanto gemir.

Todas las noches lo que hago es nadar mi cama.

Empapo mi lecho con mis lágrimas.

Mis ojos están turbios de tanto sufrir.

Envejecen por causa de todos mis adversarios.

Apártense de mí todos los engañadores, porque el Eterno ha oído la voz de mi llanto.

El Eterno ha escuchado mis súplicas.

Todos mis enemigos se avergonzarán y se asustarán.

Se volverán y serán súbitamente avergonzados.

5.- Tehilim / Salmos 23

[Salmo de David] Hashem es mi pastor; nada me faltará.

En prados de tiernos pastos me hace descansar.

Junto a aguas tranquilas me conduce.

Confortará mi alma y me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo.

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Preparas mesa delante de mí en presencia de mis adversarios.

Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Hashem moraré por días sin fin.

6.- Cúranos, oh Eterno, y seremos curados.

Sálvanos, y seremos salvados porque Tú eres nuestra alabanza.

Y tráenos perfecta curación a todas nuestras heridas por cuanto Tú, oh Rey Todopoderoso, Eres Fiel y Misericordioso Curador.

Reconocemos que eres la Fuente de Todo, Tú, Eterno, el que curas los enfermos y liberas a los oprimidos.

7.- Anónima

Todopoderoso, Maestro del Universo, mi Dios y el Dios de mis antepasados

Querido Padre Celestial…

Que sea tu voluntad que envíes rápidamente una completa recuperación del Cielo, una curación del cuerpo y una curación del espíritu a: [el nombre de la persona] el hijo / hija de [el nombre de la madre de la persona] entre todos los enfermos de los hijos de Israel.

Continuará…

26 de Noviembre de 2017 – 08 de Kislev de 5778

Trabajo de Recopilación realizado por Dr. Max Stroh Kaufman para 321judaismo.com

¿Qué opinas de este artículo? - Déjalo en los comentarios:

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir
Max Stroh Kaufman

Max Stroh Kaufman

Más artículos

Otros artículos

Conoce nuestra tienda

En nuestra tienda tenemos libros digitales, cursos, artículos judíos y mucho más.