Los diez mandamientos y el matrimonio – Cuarto mandamiento

Los diez mandamientos y el matrimonio

Cuarto Mandamiento

Recuerda y guarda el Shabat como un día Santo

Recuerda

Recordar es algo muy positivo.

Crear lindos recuerdos propios y de la familia es algo muy provechoso.

Momentos compartidos, una sonrisa, una nota, una foto, fiestas de cumpleaños, son todos recuerdos maravillosos para compartir.

Sácalos del banco de tu memoria y recuérdalos en momentos difíciles.

Dale a tus hijos recuerdos que puedan compartir.

Todos poseemos lindas experiencias de alguna clase.

Recolectadas, tal vez en nuestra infancia, que luego cuando llegamos a ser adultos nos dan fuerza, cuando debemos atravesar momentos difíciles.

Permítete y anímate a meditar sobre los hermosos recuerdos que atesoraste a lo largo de tu vida.

Mantener los recuerdos vivos son los que permiten, en una pareja, mantener la esperanza, la emoción y la felicidad.

Esto es parte  del cuaarto de los diez mandamientos.

«Observar»

Shabat es el día en el que fortalecemos nuestro lazo con El Todopoderoso, es el día en el que nos ocupamos sólo de asuntos espirituales (Trabajo Espiritual).

Hazte tiempo para dedicar a tu matrimonio, tómate un día libre, una salida nocturna, un día sin distracciones, llamados, visitas, etc.

Veámoslo en un ejemplo: un hombre de negocios, que se encontraba siempre muy ocupado, constantemente le prometía a su esposa pasar un día junto a ella, pero nunca lograba concretarlo.

Ella no tenía dudas de que su marido estaba ocupado con cosas realmente importantes.

Un día ella le avisó que uno de sus más grandes donantes había llamado y estaría en la ciudad.

Ella le dijo que le había hecho una cita con él en el lobby del hotel donde el contribuyente se estaba alojando.

Su marido no tardó en agendar rápidamente la cita.

Cuando llegó al hotel, dispuesto a dedicar dos horas sin interrupciones a su contribuyente, se encontró con una sorpresa. Su esposa lo estaba esperando en lobby.

Ella le dijo «Yo soy el mayor contribuyente que posees, y necesito compartir tiempo contigo».

Debemos darnos cuenta, quién es la persona que realmente «contribuye» con nuestras vidas día a día y darle la atención y el tiempo que se merece. En última instancia nuestra relación será la que obtendrá todas las ganancias y beneficios.

Santifícalo,

Guarda el Shabat como un día Sagrado.

¿Qué es lo que puede enriquecer, fortalecer, y hacer perdurable nuestro matrimonio?

Debemos reconocer que la pareja está compuesta por tres integrantes, el hombre, la mujer y, por supuesto, Adonai.

La palabra «Santidad» es la palabra más importante para el judaísmo en lo que se refiere a la pareja.

Debes considerar al matrimonio como la unión Santa que significa.

El matrimonio no se trata sólo de la pareja. No es sólo lo que quiere el hombre o la mujer.

El matrimonio, incluye tus deseos, y los deseos de tu cónyuge pero principalmente los deseos de Adonai.

Esto también es parte  del cuaarto de los diez mandamientos.

¿Y qué es lo que El espera de nosotros?

Si ustedes satisfacen los deseos de El Eterno, finalmente terminarán complaciéndose ustedes mismos.

El concepto de «Kedushá» (Santidad) dentro del matrimonio es un tema que tiene que ver con los derechos y obligaciones de las personas.

La persona siempre debe recordar que debajo del palio nupcial, Adonai fue invitado a participar de esta unión que es el matrimonio, y por lo tanto hizo que este casamiento se volviera legal «De acuerdo a la ley de Moshé e Israel».

Mientras respetemos y mantengamos este hecho, y lo hagamos formar parte de nuestra vida cotidiana, tendremos el mérito de que HaKadosh, Baruj Hu, bendiga nuestros hogares.

Así concluimos el cuaarto de los diez mandamientos y el matrimonio

Continuará

Comments

  1. Los diez mandamientos y el matrimonio - Quinto mandamiento

    […] Esta es la revisión del quinto de los diez mandamientos y continuamos… […]