Arrodillarse en el judaismo

Me arrodillaré delante de Adonai

Leemos en  Ester 3: 2 Todos los cortesanos del rey en la puerta del palacio se arrodillaron y se inclinaron ante Amán, porque tal era la orden del rey acerca de él; pero Mordejai no se arrodillaba ni se inclinaría.

Y los rabinos siempre han estado de acuerdo, con dicha actitud:::

arrodíllate ante nadie excepto Dios

Desde hace unos pocos días a la fecha, en los EUA se han generado una serie de protestas y disturbios por motivos raciales basados en el asesinato de George Floyd

Quien por ser “negro” en su coloración de piel empezó a ser querido por muchos y odiado por otros muchos más…

Ha sucedido hechos como que el jefe de policía de Detroit, Todd Bettison, quien se arrodillara en el momento cuando se enfrentó a una protesta en días pasados. Bettison realizó el ritual ante la insistencia de «manifestantes enojados». 

Problema: Bettison, que es negra, estaba esencialmente arrodillada ante los manifestantes, muchos de los cuales eran blancos.

Muchos eventos semejantes se han seguido presentando. 

Pero no todos los que apoyan la lucha contra el racismo están de acuerdo con arrodillarse. 

Le sucedió a Lily Mei, la primera mujer asiática-estadounidense y la primera alcaldesa de Fremont, California, 

A ella se le pidió que se arrodillara.

«Arrodillarse es algo que no voy a hacer», contestó sin temor, a una multitud de personas que le observaba,

Explicó su decisión “Debido a mi fe”, 

Me verán arrodillada en la iglesia, pero nunca me verán arrodillada en ningún otro evento, excepto en oración.

Nunca me arrodillaré ante nadie más que ante Dios.

Esta declaración de fe también fue expresada por el soldado del estado de Georgia O’Neal Saddler supuestamente se le pidió arrodillarse durante una manifestación en Hartwell.

Agregó: Tengo mucho respeto, pero sólo me arrodillo ante una persona «.

«Y ese es Dios»

En el judaísmo reciente, encontramos al rabino Michael Green de la organización Chabad en Westborough, Massachusetts. 

Este rabino citó un verso en el Libro de Ester, que describimos al principio

Y afirmó: 

«No me arrodillaré ante ningún movimiento, idea o persona, por virtuosa o importante». 

«No me arrodillaré como un acto de deferencia o incluso como una declaración de protesta (como antes de un himno de alguna nación cuyas políticas podría criticar)».

«Poco me importa si mi negativa a arrodillarme te enfurece, puesto que no tengo miedo de provocar tu ira», 

«No me importa lo poderoso o amenazante que seas», escribió el rabino Green.

 «Me arrodillo sólo ante Dios».

Otra autoridad de nuestros días, el rabino Yosef Berger, el rabino de la Tumba del Rey David en el Monte Sión, explicó que esta forma de reverencia, aunque sólo esté sobre una rodilla, está explícitamente prohibida por la ley judía.

Arrodillarse en una sumisión es una forma de esclavitud en la que cedes tu libre albedrío a otra persona. 

Y eso está prohibido.

En respuesta a la situación, el rabino Jeremy Gimpel, cofundador de la Red de la Tierra de Israel, citó al ex primer ministro israelí Menajem Begin.

«Los judíos no se arrodillan sino ante Dios», 

declaró el rabino Gimpel. 

“Incluso cuando nos inclinamos en oración, es sólo por un momento desde que el hombre es creado a imagen de Dios. 

Obligar a un hombre a inclinarse profana la imagen sagrada de Hashem «.

Este «arrodillarse» lo encontramos, por ejemplo, en Salmos 95:6

Ven, postrémonos y hagamos una reverencia; arrodillémonos ante el Señor, nuestro Hacedor.

Bóhu nishtajavé ve Nijreá, Nibrajá lifnéi Adonái oséinu

De hecho, podemos llegar a pronunciar una bendición más de cien veces todos los días.

Pero sólo Hashem es el único merecedor de nuestra veneración (espiritual) y nuestra sumisión (espiritual). 

Por lo tanto, solamente debemos arrodillarnos ante Él como señal de adoración o veneración.

Ante NADA ni nadie más, ni santos, ni rabinos, ni imágenes, o estampitas, no ante intercesores, ni ángeles, ni estatuillas, etc.

Y como está escrito al inicio de nuestro estudio, Me arrodillaré delante de Adonai (aunque me cueste la vida).

09 de junio de 2020 – 17 de Sivan de 5780