Título:

Embarazo en el Judaísmo

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir

Embarazo en el Judaísmo

Embarazo en el Judaísmo

Parte 2

Es casi que obligatorio que el futuro padre durante todo el embarazo dirija oraciones especiales: el Talmud registra que durante el primer trimestre del esposo debe orar para que su esposa no tendrá un aborto espontáneo; durante el segundo trimestre se debe orar para que el bebé no nazca muerto; y durante el tercer trimestre se debe orar para un parto seguro (60a Berajot).

De los textos del siglo 17 de la Era Común se logró recopilar una oración que fue publicada en el siglo 19 en el Bet Tefilá que dice, en forma resumida,

Padre Celestial, te doy gracias por tu amabilidad, por ayudar a mi esposa quede embarazada con nuestro hijo. Eterno, Todopoderoso, que sea tu voluntad la de mostrar bondad hacia todas las mujeres embarazadas y aliviar las molestias del embarazo. Protegerlas de modo que ninguna de ellos sufra de un aborto espontáneo.

Guarda todas las que están en pleno proceso de trabajo de parto, de modo que no sufran daño alguno y que puedan dan a luz a una nueva vida.

Incluye entre ellos mi esposa [su nombre]. Alivia su dolor, aligera su carga, vamos a completar los ___ meses del embarazo y daremos a luz con facilidad.

Que ninguna enfermedad ni defecto venga sobre mi mujer o mi bebé. Deja que nuestro pequeño se forme plenamente con todas las capacidades físicas y mentales.

El Harajamán, Dueño de  toda misericordia, trátanos con piedad, y no de acuerdo a las leyes de la justicia estricta. Pasa por alto nuestras debilidades y faltas, y actúa para con nosotros con amabilidad y gentileza.

Danos larga vida, y permítenos que mi esposa y yo envejezcamos juntos, orgullosos de nuestros hijos, para verlos hacer su voluntad.

Otro de los asuntos que diferencia el embarazo judío es la celebración de las fiestas: especialmente aquellas en las que hay que guardar un ayuno, como Yom Kipur y Tisha beAv.

Las autoridades Halájicas no se han puesto aún de acuerdo en el tema de ayunar o no durante el embarazo: sin embargo consideran que si hay razones de salud que impiden a la futura madre ayunar, es mejor que no lo haga.

También se niega el ayuno si la mujer empieza el trabajo de parto durante las fechas de ayuno ya que transforma su situación de mujer embarazada, a mujer parturienta (se expresa con la palabra yoledet) lo que la transforma, según la Halajá en jolá sheyésh ba sakaná, literalmente traducido como enferma que tiene riesgo de peligro.

Otra práctica, que de hecho se menciona en el Shulján Aruj, es que las mujeres embarazadas deben tener cuidado de no pisar las uñas recién cortadas: ha sido relacionado con abortos involuntarios y espontáneos, que el RAN explica sucede por fenómenos de repulsión a ellas.

Asistir a un funeral o visitar un cementerio está totalmente prohibido para las mujeres embarazadas, porque se considera que  en los cementerios, son el lugar de reunión de espíritus peligrosos que potencialmente puede causar daños al feto.

En el año de 1786, una mujer, Yehudit Kutshcer Cohen de Italia, recibió de su esposo, un libro de oraciones para ser utilizado «, especialmente durante el embarazo, trabajo de parto y el nacimiento, y la purificación de su impureza (mensual).

En forma resumida, ella es:

 Señor del Universo. Soberano de los Ejércitos, todas las criaturas miran hacia Ti con gran esperanza.

En su tiempo de angustia, ellos se dirigen a ti para la salvación.

Y aunque yo no soy digno de venir ante Tí con mi oración, he fortalecido mi determinación y enfoque para humildemente colocar mi solicitud ante Ti.

Así como te acordaste de Sara, direccionaste a Rebeca, y viste el dolor de Lea, y no te olvidaste de Rajel;

de igual manera que has escuchado la voz de todas las mujeres justas cuando se dirigían a Ti, Quieras Tu escuchar los sonidos de mi petición y enviar el ángel redentor para protegerme y para ayudarme durante mi embarazo.

De acuerdo con Tu gracia, sálvame de todo daño, la enfermedad, el dolor, la discapacidad y el dolor. Ten piedad de mí, así como del niño que llevo no tenga malformaciones, y concédeme un don incondicional desde Tu más fino tesoro.

Escucha la la oración que brota de lo más profundo de mi corazón, y deja que el niño que llevo dentro de mí sea justo, bueno y correcto.

Dame fuerza y condúceme, para que no vaya a sufrir un aborto. Ten piedad de mí y escucha mi oración, pues Tú escuchas las oraciones de todos los que te invocan. Bendito sea aquel que escucha las oraciones.

Otra de las costumbres, sin embargo no tan arraigada, consiste en que la mujer porte, durante el embarazo, una “piedra roja” conocida en hebreo con el término de éven tekumá, para prevenir los abortos, y llevar el embarazo a un feliz término: la más utilizada es el Rubí.

Hay una costumbre, relativamente nueva en algunas congregaciones judías que consiste en dar, al comienzo del noveno mes de embarazo, a la mujer o a su marido, el honor de abrir el arca durante los servicios de Shabat; la explicación para ello es la siguiente: «Así como el arca se abre con facilidad, lo que permite que tomemos la Torá fácilmente de su interior, así, el vientre de la mujer se abrirá con facilidad, para que el niño nazca sin dificultad.»

Otra de las costumbres más nuevas es la de haber conformado oraciones para cuando la madre va a ser sometida a un estudio radiológico: el Colegio de Rabinos Reconstruccionistas de los EUA, elaboró por ejemplo, la oración para la toma de una MRI

Oh Fuente de la Vida, Médico divino, que bendijo a todos los que vinieron antes de nosotros, trae bendiciones de  curación,  paz  mental y la fuerza para ___________ y su familia en la medida que ella va para una resonancia magnética. Mantén a ella y la vida que lleva segura durante todo el embarazo y que esta nueva vida emerja beshaá Tová, en un momento bueno, sano y adecuado.

Santo de toda Bendición, garantiza que los médicos de  _________________ tengan sabiduría y compasión, para que ellos traten y revisar las imágenes de resonancia magnética ante la sospecha de _____________. Dales la fuerza y ??el buen consejo,  para hablar con estos nuevos padres. Fortalece sus corazones para que puedan afrontar lo que se les presente.

 Adonai yishmór tzaitéja uboéja me Atá veád olam. Adonai li vélo irá Yihiyú leratzón Imréi fi veheguión Libi lefanéja Adonai Tzuri vgoalí

Que Adonai guardar todos sus viajes, sus salidas y sus entradas desde ahora y para siempre. Que Adonai custodie el camino de la nueva vida que esta familia ha creado. (Salmo 121). El Señor está conmigo, no temeré. (Adon Olam)

Que las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón sean aceptables ante tus ojos, Adonai. (Salmo 19:15)

Pueda qué  _______ y su familia sean benditas entre todas las familias. Amén.

También del colegio de rabinos reconstruccionistas de los EUA hemos tomado un ejercicio, que se constituye en otra oración utilizada para el momento del trabajo de parto:

En la espiración decir TEHALEL

En la inspiración decir YA

Con la repetición de estas dos palabras se está diciendo Te alabaré Señor o también Aleluya.

Hay que recordar que La Torá emplea dos arquetipos para describir las formas en que El Eterno se relaciona con el pueblo judío.

Por un lado, es el padre que expresa su amor por la educación de nosotros, que nos enseña a madurar, nos disciplina «como un hombre disciplina a su hijo.»

Por otro lado, es también la madre, quien ve a sus hijos e hijas como a los niños que una vez fueron.

Por haber “un lado materno” entre la relación del Todopoderoso con Israel, es que encontramos afirmaciones como las de Isaías quien subraya que el pueblo judío nunca será abandonado: «¿Puede una mujer olvidar a su niño, absteniéndose de tener piedad y misericordia con el hijo de su vientre?»

De este modo se constituye la opinión de algunos rabinos quienes dicen que, mientras que el amor de un padre, tal como se representa en la Biblia, «consiste en ayudar al niño a liberarse de la autoridad paterna, para que se alejen de él,» el amor de una madre «se expresa en la intensificación constante de su apego emocional, en alza hacia su hijo. «

Mujer judía… ¿estás en embarazo?

Disfruta cada uno de los días de esta etapa, pues ha sido El Creador quien te ha dado la opción de tener en tu vientre una nueva vida, y sentirla crecer hasta el momento del nacimiento…

Es una bendición.

 09-07-14  — 11 Tamuz 5774

¿QUIERES APRENDER MÁS?

Tenemos variedad de temas de estudio, libros en formato PDF.
Disponibles en nuestra tienda virtual:

CONTACTO

¿Qué opinas de este artículo? - Déjalo en los comentarios:

4 comentarios

  1. buenas tardes yo también nesecito una oracion oh un código estoy en embarazo y quiero estar bien con mi bebé que todo salga bien

  2. Shalom! ¿Me podrían sugerir alguna en hebreo para las mujeres que tienen un embarazo de alto riesgo desde el inicio?

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Reddit
VK
OK
Tumblr
Digg
Skype
StumbleUpon
Mix
Telegram
XING
WhatsApp
Email
Imprimir
Max Stroh Kaufman

Max Stroh Kaufman

Más artículos

Otros artículos

Conoce nuestra tienda

En nuestra tienda tenemos libros digitales, cursos, artículos judíos y mucho más.