Jol Hamoed y sus leyes

Jol Hamoed y sus leyes

19/08/2012 2 Por Max Stroh Kaufman

Jol Hamoed: Que son estas leyes y dice el Shulján Arúj.

La Prohibición de Melajá en Jol Hamoed

Melajá, tarea definida por la Torá, que está prohibida en Shabat y Iom Tov, también está prohibida en Jol Hamoéd. Sin embargo, en ciertos casos, hay excepciones que fueron dadas permitiendo el trabajo en Jol Hamoéd.
Sobre el status de la Halajá prohibiendo Melajá en Jol Hamoed hay dos opiniones en los rishonim (autoridades predecesoras).

Algunos la consideran un isur deorayta (prohibición bíblica), otros la consideran un isur derabanán (prohibición rabínica).

No obstante, aun los que dictaminan según la primera opción están de acuerdo que esta prohibición es única en cuanto se le confirió a los Sabios la autoridad completa en determinar definitivamente qué tipos de Melajá permitir y cuáles prohibir para Jol Hamoéd.

Las formas de Melajá permitidas en Jol Hamoéd se dividen en cinco categorías:

1) Tzorej HaMoed-[trabajo] necesario para la festividad
2) Tzorej ojel nefesh [trabajo] necesario para la preparación de comida
3) Tzorjei rabim [trabajo indispensable para las] necesidades de la comunidad
4) Davar haáved trabajo que debe ser realizado para evitar] pérdida o daño
5) Poél sheéin lo ma leejól [trabajo hecho por] un obrero que le falta comida

La extensión hasta la cual una Melajá está permitida, puede depender de distintos factores, enumerados a continuación y explicados en los capítulos siguientes:

a) El nivel de maestría que requiere la Melajá
b) La magnitud de esfuerzo que requiere la Melajá
c) Si la Melajá fue planificada expresamente para efectuarla en Jol Hamoéd
d) El pago recibido por la Melajá
e) Cuán privado es el ámbito en el que se lleva a cabo la Melajá

¿Por qué está prohibida la Melajá en Jol Hamoéd?

Restricciones a la Melajá son necesarias para preservar la santidad de la festividad. Asimismo, la tirjá [esfuerzo físico o mental] generalmente relacionado con la Melajá substrae a quien la realiza de Simját Iom Tov [alegría de la festividad].

Al no trabajar, uno puede disfrutar del Iom Tov más íntegramente y ocuparse libremente de su vocación espiritual.
Una vez explicado el criterio para la prohibición de Melajá en Jol Hamoéd, se entiende por qué se hacen algunas excepciones.

En determinados casos la Melajá aumentará Simjat Iom Tov en vez de substraer de ella.

Por ejemplo, si alguien está preocupado por una pérdida financiera inmediata, se siente mejor trabajando para evitarla en vez de abstenerse completamente de hacer Melajá.

Es por eso que los Sabios permitieron una Melajá para evitar un davar ha´aved [una pérdida]. Así también, una Melajá útil para las necesidades de la festividad está permitida por el aumento deSimját Iom Tov que resultará.

Del mismo modo en que se prohíbe una Melajá por la tirjá, muchas actividades que requieren esfuerzo están prohibidas aun si no implican una Melajá propiamente dicha.

Tareas que demandan empeño, siendo que abarcan una tirjá, muchas veces se consideran un obstáculo para Simját Iom Tov.

Por ejemplo, en general, no es común mudarse de una residencia a otra. Mover muebles pesados y otros objetos exigen mucho esfuerzo físico y esmero mental. (En casos extremos, como cuando las condiciones presentes de la vivienda son intolerables o implican una pérdida de dinero, existen situaciones en que mudarse puede estar permitido. Una autoridad rabínica debe ser consultada.)

Así también, comprar y vender está prohibido en Jol Hamoéd aun si no abarca una actual Melajá por la tirjá que normalmente acompaña transacciones comerciales .

Ciertas actividades deben ser limitadas en Jol Hamoéd para evitar zilzul HaMoéd, (desvaloración de la festividad).

Por eso, la regla es que transacciones comerciales, aun cuando permitidas, deben ser conducidas en forma oculta para preservar la santidad de la festividad.

Ciertas tareas que aparentarían estar halájicamente permitidas deben ser evitadas porque disminuyen el valor de la festividad.

Por eso, no se debe pintar un departamento, aun de un modo no profesional, en Jol Hamoed para mejorar la apariencia durante la festividad.

En cada caso cuestionable, una autoridad rabínica debe ser consultada para determinar si ese acto es, o no, consistente con el espíritu de la festividad.
Hay algunas restricciones que se aplican en Shabat y Iom Tov, pero no en Jol Hamoéd.  Específicamente, los siguientes casos no están prohibidos en Jol Hamoéd:

PROHIBIDOS vs. NO PROHIBIDOS

a) Hotzaá – la prohibición de trasladar un objeto de una propiedad pública a una privada o viceversa. También haavará, transferir un artículo por cuatro cúbitos en un dominio público. (Hay una opinión que difiere en que hotzaá está prohibida en Jol Hamoéd).
b) Tejumin – la prohibición de caminar más allá de dos mil cúbitos de su lugar de residencia.
c) Muktzé – la prohibición de manejar objetos que no se tiene intención de usar en ese día.
d) Mimtzó jafatzéja vedabér davár – la prohibición de ciertos tipos de preparaciones que tienen que ver con trabajo u otras actividades y discutir temas de esa mundana naturaleza.

Todas las prohibiciones rabínicas que se aplican a Shabat Iom Tov tienen también vigencia en Jol Hamoéd excepto las que están específicamente excluidas.

Como resultado, no se le debe pedir a un no judío hacer para un judío ningún tipo de Melajá prohibida en Jol Hamoéd.
Aunque hay reglas y principios que indican qué sí y qué no está permitido en Jol Hamoéd, es difícil comparar un caso con otro y formular deducciones de una ley a otra.

En las palabras del Talmud: Hiljot moéd akurót hen veéin lemedim zu mi zú. Las leyes de Jol Hamoéd son independientes (lit. estériles) una de otra.

Una ley no puede ser derivada de la otra. Cada caso cuestionable debe ser analizado por si mismo y decidido por una competente autoridad rabínica.

 

NECESIDADES PARA LAS FIESTAS

Antes de comenzar este capítulo, será útil aclarar algunos conceptos básicos. Nos manejaremos con cuatro expresiones importantes:
1. maasé hediot [el trabajo de un inexperto] – una Melajá que no requiere experticia, o una Melajá hecha de modo inexperto, cuando habitualmente se realiza por un profesional;
2. maasé umán [el trabajo de un experto] – una Melajá realizada de manera calificada;
3. tzorej hamoéd – una necesidad de la fiesta (esto no requiere que se trate directamente del cumplimiento de Simjat Iom Tov [goce de la fiesta] ni de otros preceptos de las fiestas, sino, cualquier necesidad que alguna persona precise durante la fiesta será considerada como una “necesidad de la fiesta”); y
4. mejavén melajtó bemoéd – programar deliberadamente la Melajá para realizarla en los días deJol Hamoéd.

Características de las tareas para ser permitidas por la necesidad de las fiestas

Está permitido realizar tareas si se las necesita para la fiesta.

Sin embargo, la única clase de labor permitida es la incluida en maasé hediot.

De igual manera recordemos que, un maasé umán está prohibido aun si es necesario para las fiestas.

Si bien está permitido un maasé hediot cuando sirve a un objetivo de las fiestas, no se debe posponer una actividad intencionadamente para hacerla en Jol Hamoéd.

El siguiente ejemplo esclarecerá estos principios:

Se dislocó la pata de una silla, inutilizándola para su uso.

Si se necesita la silla en la fiesta (y no se puede pedir prestada otra fácilmente), se puede sujetar la pata de manera no profesional.

Dado que la silla arreglada tendrá una utilidad en la fiesta, el trabajo de forma inexperta estará permitido con este fin.

En cambio, si se necesita el conocimiento de un carpintero para ajustar la pata de la silla rota, no se deberá hacer los arreglos en Jol Hamoéd.

En el caso de que la pata se haya caído antes de la fiesta, no se debe posponer intencionalmente aun trabajos inexpertos hasta la llegada de la fiesta. En el caso en que sí hubiesen sido postergados, no deben realizarse en la fiesta.

Siendo que un maasé umán está prohibido aun si es necesario para la fiesta, no se debe mandar a hacer una compostura de calzado (cambiar los tacos o suelas) por un zapatero (judío o no-judío) en Jol Hamoéd, incluso si se necesita esos zapatos para usarlos en las fiestas. (En Jol Hamoéd tampoco se debe retirar los zapatos entregados y arreglados antes de la fiesta y que no se los necesita durante la fiesta.

Esto está prohibido siendo que quienes lo vean pueden asumir que el trabajo se realizó en Jol Hamoéd.  Asimismo, no se debe entregar los zapatos en Jol Hamoéd para que los arreglen después de la fiesta.

Igual al caso anterior, los espectadores podrán pensar que la compostura se realizará en Jol Hamoéd).

Una misma tarea puede llegar a ser considerada maasé hediot o maasé umán, dependiendo de la habilidad de la persona que realiza esa tarea.

Un ejemplo clásico es coser.

Cuando el que cose es un neófito, se considera como un maasé hediot.

Un neófito puede coser un traje o un vestido roto necesario para la fiesta (si no hay otro traje o vestido a mano para ponerse).

Si un sastre (o modista) quisiera hacer estos arreglos, se consideraría maasé umán y estaría prohibido aun si fuese para las fiestas.

Entonces, un sastre puede coser para los requerimientos de la fiesta, si aplica un shinui [un cambio] en el modo de coser; específicamente, debe usar puntos largos (basting) y también debe hacer un punto más alto y el otro más bajo, en forma de zig-zag.

Esta modificación en la tarea convierte el trabajo experto de un especialista en trabajo de un inexperto. (El hecho de sostener la aguja de una manera no habitual, no se considera un shinui válido, ya que no se notará la diferencia en el producto terminado).

Una mujer corriente que sabe coser, se considera un umán. Por lo tanto, no debe coser para las fiestas a menos que use el shinui expuesto.
Dado que no se puede usar el shinui común al pegar un botón, muchas autoridades, autorizan un método alternativo.

Se debe coser el botón de modo flojo, o usando únicamente dos de los cuatro orificios del botón.

Según ciertas opiniones, no se debe coser botones en Jol Hamoéd, salvo en caso de necesidad imperiosa.

Hay una diferencia de postura entre las autoridades acerca de si un sastre (o persona experta) puede emplear una máquina de coser al realizar composturas para las fiestas.

Algunos permiten el uso de la máquina si se aplica el shinui correspondiente. Otros sostienen que no alcanza con la utilización del shinui en este caso.

Está prohibido tejer, tejer punto crochet, bordar y otras tareas de costura en Jol Hamoéd.  Son consideradas como tarea experta aun si se los necesita para las fiestas.

En caso que una persona haya violado la ley sin intención y realizó un maasé hediot, sin que sea una necesidad imperiosa para las fiestas, o un maasé umán aun si fuese necesario para la fiesta, es cuestionable si se puede tener provecho de esta Melajá.

Se puede apoyar en las opiniones más permisivas, y sacar provecho de este acto aun durante las fiestas.

A pesar de lo anterior, si se realizó estos actos intencionalmente, faltando a la por ley halájica, el que realizó estas melajot no deberá sacar provecho de ellas en ningún momento en el futuro.

Sin embargo, todos excepto él, sí pueden tener provecho de esta acción después de las fiestas.

 

FIN DE LA PRIMERA PARTE… Continuará.

TOMADO DEL SHULJÁN ARUJ – TOMO ÓRAJ JAÍM

01 ELUL 5772 – 19 de agosto de 2012.