El Mar de Los Juncos 2015

PorMax Stroh Kaufman

El Mar de Los Juncos 2015

El Mar de Los Juncos 2015
Nuestros sabios nos enseñan que, cuando el pueblo judío, estaba recién liberado de la esclavitud egipcia, se encontró “entre la espada y la pared”, cuando se vio con el mar de los Juncos delante de ellos y el ejército del faraón en la retaguardia; además que tuvieron miedo, ellos se dividieron en cuatro grupos, cada uno de ellos con diferentes perspectivas acerca de las situaciones que podían enfrentar, a muy corto tiempo.
Un grupo dijo. “defendámonos”.
Otro grupo dijo: “devolvámonos a la esclavitud, para ser como éramos antes.” (1)
El tercer grupo opinó: “tirémonos al mar.” (2)
El cuarto grupo planteó lo siguiente: “Recemos al Eterno para que nos salve,” (3)
Nadie, incluso Moshé, sabía que hacer.
El pueblo judío, entonces, estaba en ese momento bajo una gran amenaza:
El Faraón pensaba en aniquilar al pueblo hebreo integro mientras cavilaba: “¡En el pasado yo ordene la muerte de los bebes judíos, pero ahora los destruiremos a todos!”.
“¡Daber el Bnei Israel veisáu”! Fue la orden del Todopoderoso: “Dile a los hijos de Israel que avancen”
Avanzaron…
Se generó entonces un mecanismo de dependencia absoluta del pueblo hebreo hacia SuPadre Celestial
“Y entraron los hijos de Israel por en medio dio del mar, en seco, y las aguas eran para ellos como una muralla a su derecha y a su izquierda”.
Vayavóu benéi Israel betój hayám bayabashá vehamáim lahém jomá miyeminám umismolám.” (Shemot 14:22 y 14:29).
Más de 2000 años han transcurrido desde este doble milagro, que nos relata la parashá de Beshalaj: la apertura del Mar de los Juncos: pero, hoy en día, la sociedad que nos rodea, sigue amenazando con extinguir, por las buenas o por las malas, al pueblo de Israel, y para muchos, es más fácil rendirse ante la desesperanza, el sufrimiento, el odio; como Rashi nos enseña: “Cualquiera que se encuentra bajo estrés siente una falta de aliento, de aire, y le cuesta respirar profundamente.”
También nos dice ibn Ezra, el sufrimiento nos hace impacientes, por lo tanto, incapaces de aceptar un mensaje de esperanza
El Rabino Baiha Ben Asher (Siglo 13 de la Era Común, España) opinó que El Eterno lo regaña a Moshe diciéndole. “¿Por qué sigues clamando a Mí?” y utiliza aquí la palabra “elái” a lo cual, la tradición cabalista dice que allí, en elái se resalta la interconexión de la fe y la acción: ¡por qué? Porque las primeras dos juntas significan “a alguien” o “hacia alguien o algo” (el). La última letra es una “iud” que es la primera letra del nombre más sagrado (e inefable). Baiha explica entonces que los israelitas fueron llamados a elevarse a un nivel más alto de ser, un nivel en que la fe es hecha real por medio de la acción, para elevarse al nivel de “Iud.”
Nadie dice que no podemos, en estos momentos, tomar cualquiera de las cuatro actitudes que tuvieron los israelitas, antes de cruzar el Mar de los Juncos: sin embargo, es nuestra iniciativa la que puede desatar la liberación del Todopoderoso en el mundo y gracias a ello, tenemos las herramientas, el talento, la habilidad de sanar a este mundo roto – alimentar a los hambrientos, vestir a los desnudos, educar y emplear a los pobres con dignidad, reparar los océanos del mundo y su aire, traerle seguridad y paz a los pueblos del mundo. Esas habilidades nos fueron entregadas por el Eterno quien nos garantizó ser Luz sobre las Naciones y la esperanza del Mundo entero, para un futuro mejor: incluso para evitar ser borrados del mapa y traer la redención necesaria que el mundo requiere…
Entonces, ¡Haz algo ya!
Avanza…
Cruza el Mar de los Juncos…

(1) Esto, en contra de las enseñanzas del Rabino Najman de Breslov quien opina que “Salieron de Egipto ya armados de armas de guerra, instrumentos para luchar”, al referirse a las armas de guerra, clei zain, que son los instrumentos de guerra están muy relacionados con los instrumentos musicales, con que luego se elaboró el cántico de Miriam y las mujeres virtuosas

(2) De esta manera de pensar surge la leyenda de Najshón ben Aminadav quien vio lo que estaba sucediendo, y fue el primero que saltó al mar.

(3) Encontramos en Tosafot (Taanit 16B) la evidencia de cómo se agudiza la sensación de desesperación, ellos acababan de salir de Egipto, allí, la opinión consignada es, que se debe optar por una profunda intención del rezo, como está escrito: “el que les respondió a nuestros antepasados a la orilla del mar, Él nos responderá… quien recuerda lo olvidado”

31 de enero de 2015 – 11 de Shevat de 5775

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario