Los diez mandamientos y el matrimonio – Octavo mandamiento

Los diez mandamientos y el matrimonio – Octavo mandamiento

16/07/2018 1 Por Max Stroh Kaufman

Octavo mandamiento

Es el momento de revisar el octavo de los diez mandamientos, continuando con nuestra revisión

  1. No Robarás

En el judaísmo podemos encasillar al hecho de no robarás, no sólo por quitarle dinero a alguien, sino también robarle a alguien su libertad…

O en muchos casos, su vida.

El no robarás se aplica en el judaísmo, aun a un objeto de valor mínimo.

Esto aplicaría, por ejemplo, a tomar un objeto cuyo valor es tan ínfimo que el propietario no se preocuparía si es tomado…

Tal como una astilla de madera de un atado de leña para usarla de mondadientes.

El robo de ideas, tambien es prohibido y es considerado peor que el robo de dinero.

El robo de tiempo es otro de los asuntos prohibidos

¿Cómo se da esto?

Tan sencillo como esto:

Un trabajador, que se tome un tiempo para orar, en una empresa, no siendo el tiempo para ello, ni habiendo recibido el consentimiento para ello

O hacer el trabajo que corresponde a un empleo, en el sitio donde se está ejecutando un segundo lugar de labores.

Incluso llegar tarde al trabajo, irse temprano.

Muchas de las situaciones anteriores se aplican a la relación de pareja

Por ejemplo, ver programas de televisión, o el smartphone… cuando se podrían estar discutiendo temas compatibles con la vida en pareja, de los hijos, etc

Entonces, debemos dar crédito a nuestra pareja

En especial por las cosas que el /ella realiza por y para nuestro favor o beneficio.

Dar el crédito que se merecen las acciones que realiza nuestra pareja, nos ayudará a cumplir con el precepto de no robarás,

Sin importar si casa uno de nosotros esté trabajando, elegantemente vestido, frente a una gran cantidad de personas y…

La otra, este en casa haciendo dormir sus hijos y/o cualquier otro oficio.

Ello nos lleva al no robarás… desde el punto de vista del judaísmo

Continuará… con la serie los diez mandamientos y el matrimonio