Los judios Ashkenazim

30/04/2013 1 Por Max Stroh Kaufman

Los judios ashkenazim

Primera parte

Nos pregunta un lector si los judíos de origen ashkenazi son impostores o conversos.

Nuestra respuesta:

El nombre Askenaz se aplicó a los judíos a partir de la Edad Media que vivían  a lo largo del Rin en el norte de Francia y el oeste de Alemania: luego se extendió a Polonia y Lituania y ahora hay asentamientos Ashkenazí en todo el mundo: identifica principalmente a los descendientes de Judíos alemanes.

Por otra parte, sefaradí significa español en hebreo e identifica a los descendientes de los judíos que vivieron principalmente en la península ibérica hasta el siglo 15 de la Era Común y que están ligados a la cultura hispana.

Adicionalmente encontramos un grupo judío llamado Mizrají: Esta palabra es una adaptación de la palabra árabe mashr?q? que significa oriental y mizraj es Oriente en hebreo. Es por ello que, mizrají, en su sentido literal, significa oriental. La mayoría de los descendientes judíos árabes provienen de Medio Oriente. Sin embargo, este término no es demasiado utilizado, y muchas veces, los judíos prefieren que se los reconozca por su país de origen o descendencia.

 

La primera referencia que tenemos en la torá acerca de la “Nación Ashkenaz” se encuentra en Bereshit / Génesis 10:1-4 que dice:

Y éstas son las generaciones de los hijos de Noé: Sem, Jam y Jafet. Y a éstos les nacieron hijos después del Diluvio. Los hijos de Jafet: Gómer, y Magog, y Madai, y Yaván, y Tuval, y Méshej, y Tirás. los hijos de Gómer: Ashkenaz, y Rifat, y Togarmá. De éstos, se dispersaron por las islas de las naciones, en sus tierras, cada cual según su lengua, según sus familias, entre sus naciones.

Veéle toldot benéi Noaj Shem Jam vaYafet vayivaledu lahem banim ajár hamabul. Benei Yafet Gomer uMagog uMadái veYadán Tuval u Meshej ve Tirás. Beney Gomer Azhkenaz ve Rifat ve Torgamá..Meele niferedu iyey hagoim beartzotam ish lileshonó lemishpejotam begoyehem.

Una segunda mención está en 1 Crónicas 5-7: 5 Los hijos de Jafet: Gomer, Magog, Madai, Javán, Tubal, Mesec y Tiras.  Los hijos de Gomer: Askenaz, Rifat y Togarma.  Los hijos de Javán: Elisa, Tarsis, Quitim y Dodanim.

Otra aparición de la Nación Ashkenazi está en Yeremia / Jeremias 51:27 que dice:

 ¡Alzad bandera en la tierra, tocad trompeta en las naciones! ¡Preparad pueblos contra ella, juntad contra ella los reinos de Ararat, de Mini y de Askenaz!¡Nombrad contra ella un capitán, haced subir caballos como langostas erizadas!

Quienes opinan que son unos conversos o unos farsantes están apoyados en la hipótesis que provienen de los Kazares: son una tribu del Cáucaso – una región que se encuentra entre Europa del Este y Asia, entre el los mares Caspio y Negro. Los eslavos, escitas, los hunos, búlgaros, iraní, Alan y tribus turcas formaron una confederación que creó el imperio Kazar – que en su apogeo se extendió desde Kiev en el oeste hasta el Mar de Aral en el sureste.

La teoría Kazar tuvo sus defensores. Fue popularizado en 1976 por Arthur Koestler (1) con, “La decimotercera tribu” y restablecida en 2008 con la publicación de Shlomo Sand de “La invención del pueblo judío” además del trabajo del Dr. Eran Elhaik, investigador del Departamento de Salud Mental de la Universidad de Johns Hopkins publicado en una revista académica en diciembre de 2012, cuyo argumento era que, “el aumento de los judíos europeos se explica por la contribución de los judeo-jázaros.”

Las web neo-nazis y de los negacionistas del Holocausto, son los principales diseminadores del mito kazaro.

Un ejemplo de ello se demuestra en una publicación de Al Hayat Al Jadida, del 16 de junio de 2003 documentó: “Los israelíes no tienen ninguna historia en esta tierra porque ellos son kazaros, y por lo tanto no están conectados a esta tierra”

Apoyando esta hipótesis está la definición del ”Fornnordisk Lexicon” de 1995 (Diccionario Nórdico Antiguo) donde se puede leer el siguiente texto: ”Los reyes kazares eran de origen turco y residían en Itil en el delta del Volga. Con su reino, que se extendía a lo largo del mar Caspio por su costa oriental hacia Asterbad; en el sur tenían los kazares una de las vías más importantes de comercio. El comercio kazar fue ayudado en gran medida por los judíos expulsados de Constantinopla y en el siglo VIII los kazares aceptaron el judaísmo” […]”Un nuevo peligro amenazaba a los kazar cuando el reino de Gårda se formó en el año 862. Dos años más tarde, Oleg liberó a los eslavos que estaban bajo dominio kazar y entre los años 965 y 969 Svjatoslav conquistó la mayor parte de Kazaria.”

Información cronológica, geográfica e histórica revela que, luego de la destrucción del reino kazar en el año 969, hubo emigración kazar a países como Alemania, actual República Checa y Lituania. Otro de los datos que apoyan esta hipótesis es que, uno de los cementerios judíos más antiguos en Europa, está fechado como ser del siglo 12 de la Era Común, y está en Praga.

 

Es precisamente la desaparición del Imperio Kazar, lo que apoya la hipótesis que estos ciudadanos, que se convirtieron al judaísmo, y se diseminaron hacia el centro de Europa, más específicamente Polonia Lituania y Alemania hacia finales del primer milenio de la Era Común; además, se encuentra evidencia arqueológica de unas monedas de plata, halladas en esa región, que llevan frases como ” País de los Kazares” y ” Moisés es el Profeta de Dios”

Hoy en día esta región es la que se conoce con el nombre de Cáucaso, de donde siguen emigrando una gran cantidad de judíos hacia Israel, conocidos allá como “Kavkasim”, gente muy revoltosa y altamente agresiva.

Para los judíos, sin embargo, la historia de la conversión de los kazaros al judaísmo es mejor conocida gracias a los relatos de “El Kuzari: en defensa de la fe despreciada”(2), un libro medieval compuesto por el gran poeta y filósofo español Yehudá Ha-Levi (3).

 

30 de abril de 2013 – 20 de Iyar de 5773

(1)    Judío nacido en Budapest sobreviviente de la segunda guerrra mundial apoyado en la hipótesis que la Biblia hebrea menciona un pueblo conocido como Ashkenaz que vivía en Armenia.

(2)    El Kitab al Khazari, comúnmente llamado el Kuzari, es una obra del filósofo judío medieval español y poeta rabino Yehuda Halevi, completado alrededor de 1140. El libro está dividido en cinco ensayos, en forma de un diálogo imaginario entre un rabino y un pagano, donde este último recibe instrucciones relacionadas con los principios de la religión judía; fue escrito originalmente en árabe, y traducido al hebreo y otros idiomas.

(3)    Yehudá ben Shmuel Halevi nació en Toledo, España en 1075; en su juventud, se traslada a Granada, el centro principal de la vida literaria e intelectual judía de la época, donde estudia bajo la dirección de Moshé Ibn Ezra y de Isaac Alfasi; prolífico escritor, con obras de prosa árabe y de poesía en hebreo, pero también se desempeñó como médico;  los últimos días de su vida los vive en Israel, donde se cuenta que fue asesinado por un ciudadano árabe.