Ayunar – en 1 a dos minutos

PorMax Stroh Kaufman

Ayunar – en 1 a dos minutos

Ayunar – en 1 a dos minutos

Ayunar es un asunto que lo consideramos “terrible y difícil” sólo por pensar que nos abstendremos por un tiempo determinado, de comer o beber y “no vamos a ser capaces”

En el judaísmo en forma muy sencilla, tenemos 2 tipos de ayunos básicos: el ayuno parcial y el ayuno total; ambos relacionados con el tiempo de duración y lo que se deja o no de recibir

6 ayunos tenemos en la Torá, sin contar los que en cada comunidad, por honor a un evento, pueda adicionar:

Ellos son:

3 Tishrei-El ayuno de Gedalia

 

 

10 Tishrei-Yom Kippur

 

10 Tevet-Asara BeTevet

 

13 Adar: Taanit Ester o el ayuno de Ester

 

17 Tammuz-Shiva Asar BeTamuz

 

9 Av-Tisha BeAv

De acuerdo con la clasificación que hemos dado, los totales son los de Yom Kipur y el del 9 de Av; ambos son totales porque comienzan desde la noche anterior, y alcanzan a durar hasta el siguiente anochecer, es decir podrían superar las 24 horas: También se consideran totales porque no se ingieren alimentos ni se bebe ningún tipo de líquido, ni siquiera agua: los otros son parciales porque comienzan desde el amanecer y van hasta el anochecer y se tolera que se tome agua

Otros tipos de ayuno pueden ser el que realizan los novios el día antes antes del matrimonio.

También están los ayunos “biblicos”

El de Daniel, de tres semanas, El de Moshe, de 40 dias, el de Elija también por 40 días, El ayuno de David por el niño enfermo, El de Ester por 3 días, el de Ezra también por tres días, y muchos otros más: si quisiéramos hacer una lista completa, pasaríamos de 50 ayunos que no son obligatorios.

 

Y ¿Como nos preparamos? (Especialmente en los ayunos totales?)

Muy fácil… como las fechas están establecidas, simplemente cambiemos de hábitos desde un mes antes si es que somos “muy complicados”…

  • Disminuyamos la cantidad de cafeína diaria (ejemplo de 4 a 1 taza al día) y las bebidas azucaradas (colas negras y similares)
  • Empecemos a utilizar carbohidratos de digestión lenta (pastas, avena, arroz, fríjoles)
  • Mantengamos el cuerpo hidratado. Siempre tomando mínimo 1 a 2 litros de agua al día
  • Comamos muchas verduras los días previos.
  • Procuremos usar ropa amplia, cómoda y holgada (según el clima, especialmente donde los climas son cálidos)
  • Aprendamos a movernos más lento (Si, hay que trabajar, los niños, el oficio de la casa, las compras y todo lo de la vida moderna exige “velocidad” pero el movernos más lento nos va a ayudar a “gastar menos energía” especialmente para el día del ayuno)
  • Empezar a guardar las normas de Kashrut (para quienes sienten la necesidad de hacerlo), ayuda con la parte espiritual del ayuno
  • Desconectémonos de la tecnología, aunque parezca difícil ( y digo muy difícil y quizás “imposible” para algunos vivir sin Facebook, Twiter, Instagram, LinkedIn, etc.)
  • En la semana previa, dejemos de “ver noticias” por el efecto estresante que genera, aunque el cuerpo no lo manifieste (en el 99% de los casos, en nada va a influir en nuestras vidas, si no nos enteramos de lo que hizo o dejó de hacer x persona, si hubo un desastre natural, si un deportista ganó o no una medalla, si vendieron o no una empresa estatal,  si aumentó o disminuyo la criminalidad o la corrupción en un lugar indeterminado del planeta, y en fin mil cosas más)
  • Empecemos por dormir un poco más de lo habitual, para que el cuerpo se sienta a gusto, relajado y no estresado
  • Empecemos a revisar cuales son las bendiciones que hay que decir antes, durante y después del ayuno, para que no “caigamos en el error” de omitir alguna o decirla en el momento inapropiado
  • En lo posible no usar lociones
  • No lavarse la boca (cepillarse los dientes) — algunas veces (¡muchas!)omitimos normalmente este acto hasta por 6 horas, después de ingerir un alimento, “por culpa de “ciertos compromisos”;  pero si tocara hacerlo, que los “buches o enjuagues” sean con la cabeza dirigida hacia abajo para evitar tomar agua.
  • Por último y quizás lo más importante,para poder ayunar,es que se “despierte en nosotros” la Kavaná o la intención de hacerlo

Ayunar no es tan difícil como parece, pero puede traer consecuencias espirituales muy importantes.

 

30 de Enero de 2018 – 14 de Shevat de 5778.

www.321judaismo.com

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

Deja un comentario