De la Esclavitud a la Libertad

PorMax Stroh Kaufman

De la Esclavitud a la Libertad

De la esclavitud a la libertad

La Esclavitud y la libertad; dos etapas de la vida de cualquier ser humano…

Para ello, ha llegado nuevamente Pesaj, a recordarnos que “Esclavos fuimos con el Faraón en Egipto”…

También a recordarnos que TODOS vivimos en un Egipto…

Que TODOS somos esclavos de algo o de alguien y nuestros sueños son de LIBERTAD.

¿Qué entendemos por esclavitud?

La esclavitud es una situación en la cual una persona (el esclavo) es propiedad de otra…

El estatus social y el papel de un esclavo, era considerado como el de un ser inferior, sin valor o inexistente en relación a una persona libre.

Otra definición nos dice  así:

La esclavitud es una situación que se presenta entre dos o más individuos en donde existe una relación de poder entre un dominador, quien ejerce poder sobre uno o varios individuos, afectando sus propiedades, su trabajo, e incluso los pensamientos, dejando al dominado, sin ningún control incluso de su propia personalidad.

¿Que entendemos por LIBERTAD?

Según las acepciones 1, 2, 3 y 4 de este término en el diccionario de la RAE, el estado de libertad define la situación, circunstancias o condiciones de quien no es esclavo, ni sujeto, ni impelido al deseo de otros de forma coercitiva.

Encontramos, en El Quijote de La Mancha, la siguiente frase:

“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.”

Pesaj trae, mediante la lectura de la Hagadá, el recuerdo de un pueblo esclavo,el cual, gracias a la renovación (de ideas y actitudes entre muchas cosas) que trae Moshé, consigue lograr LIBERTAD, (por lo menos desde el punto de vista material).

La Torá nos habla de ESCLAVITUD, desde un punto de vista diferente a como lo relaciona la historia de la humanidad, e incluso la vivida por el pueblo de Israel.

 

Las leyes de la Torá, establecen que las necesidades del esclavo deben ser suplidas antes que las de su propietario: por ejemplo, el esclavo DEBE descansar en Shabat, el trato debe ser de igualdad de condiciones (como en el caso de Abraham y Eliezer) y en el séptimo año de su servidumbre DEBE ser liberado, porque la esclavitud no es el estado natural del hombre.

El pueblo había terminado una etapa muy difícil en su existencia, y por ello, El Todopoderoso estableció unas reglas para evitar la perpetuación del maltrato; solo existe la excepción de que esta persona quiera permanecer con su “amo” en dicho caso, su oreja será perforada”.
Recordemos entonces que, para la Torá, el hombre que adoptara conductas de perpetuación del maltrato, podía recibir la Pena de Muerte (Shemot / Éxodo 21:16 y 21:20).
Entonces, el Pesaj (Que significa “Pasar por encima”) nos lleva siempre a salir de la esclavitud…

A celebrar y reexperimentar la LIBERTAD…

¿Cómo?

Haciéndonos cada año la misma pregunta: ¿por que esta noche es diferente a todas las demás?

Porque, de modo como lo explicó el Maharal de Praga:

Hubo una transformación espiritual, una carga energética, que implantó en cada ser humano, un regalo. la creación de un individuo conectado con Su Creador que le permitiera ser una “persona libre”, una persona digna, una persona capaz de sentir y creer en un futuro mejor, sin tiranía sin maldad ni corrupción.

También Baal Shem Tov dijo que, al ser el hombre libre, esto le permite reflejar, tanto en su interior como en el exterior, el misticismo de haber sido creado a “Imagen y semejanza del Altísimo”

Es entonces como cada año, durante el “Pésaj”, no sólo se nos permite, sino que debemos “saltar” o “pasar por encima” para llegar a unos niveles de crecimiento espiritual insospechados.

Esto es especialmente más acentuado durante la primera y la segunda noche de esta festividad cuando celebramos el “Seder”: Las fuerzas espirituales que operan en la época de Pésaj, abren conexiones que nos hacen preguntarnos: “¿es realmente diferente esta noche de todas las demás noches?”.

Si es realmente diferente porque genera cambios en el camino de la espiritualidad de cada uno de nosotros llevándonos hacia la libertad.

No es lo mismo cuando nos liberamos, por ejemplo, de deudas, que el mundo y la sociedad moderna nos imponen (terminamos de pagar la hipoteca de la vivienda, liberamos el préstamo sobre el automóvil o la tarjeta de crédito), a este tipo de libertad, porque aquí logramos alcanzar lo imposible…

En este tipo de libertad, nos elevamos a unos planos espirituales que están por encima del tiempo. (Pasar por encima)

Bienvenida sea la LIBERTAD

Jag Pesaj Sameaj
viernes, 03 de abril de 2015

About the author

Max Stroh Kaufman administrator

1 comentario hasta ahora

Pesaj y la libertad personal – Pesaj y la libertad del judíoPosted on4:15 pm - Oct 26, 2017

[…] – En conclusión, esperamos que esta fiesta sea finalmente aquella fiesta de la redención y de la libertad individual y de cada uno de los miembros del Pueblo de […]

Deja un comentario